Publicado el 04 de feb de 2013 2:28 pm |

  comentarios

Foto: Nota de Prensa/ Archivo

(Caracas, 04 de febrero – Noticias24).- A juicio del dirigente del Psuv, Luis Figuera, en Noticias24 Radio, el 4 de febrero de 1992 “fue una insurgencia que pudiera catalogarse como una derrota militar, sin embargo activó un movimiento político, que fue reinvindicado cuando el presidente Hugo Chávez ganó la presidencia de la República en 1998.

Escuche la entrevista completa a continuación:

“Prueba de eso es que después hubo otra intentona el 27 de noviembre de ese año, posteriormente Carlos Andrés Pérez es destituido y seis años después la victoria del Mandatario, refleja la profunda crisis de legitimidad, existente en aquella época. El bipartidismo había perdido la credibilidad ante los ojos de los ciudadanos”, argumentó.

Video: Twitcam

Figuera rememoró que “este golpe fue una respuesta ante el fracaso institucional, ese modelo que se ponía de espalda a los intereses de los venezolanos. El 4 febrero es el hijo legítimo del 27 de febrero de 1989, una continuidad de la lucha de nuestro pueblo.

“Cuando recuerdo ese día, yo pertenecía al moviento Bandera Roja, los civiles nos quedamos esperando algunas armas que nunca llegaron, porque la sabiduría política del comandante Chávez y otros militares determinaron que era sumamente peligroso, evitando desencadenar una guerra civil”.

“Aparte de eso el movimiento que insurgió tenía un programa económico, que posteriormente se conoció como ‘la agenda alternativa’”

El dirigente consideró que “es indiscutible que si nosotros hubiésemos tomado el control político del país en ese momento, eso genería algunas situaciones que tendríamos que enfrentar, pero ante la ilegitimidad de los partidos y élites que gobernaban desde 1958, tendríamos el respaldo de países de la región para salir adelante”.

“Aparte de eso el movimiento que insurgió tenía un programa económico, que posteriormente se conoció como ‘la agenda alternativa’, que ha aplicado Chávez durante estos años y ha sumado resultados positivos, con la aplicación de políticas pensadas en el colectivo. En el 92 el 80% de la población estaba sumida en una pobreza atroz, hoy se ha logrado reducir al 23%, alcanzado un crecimiento económico del 4% y esperando que aumente este año”.