Publicado el 07 de feb de 2013 9:13 am |

  comentarios

Foto: Patricia Rodríguez Q. / Noticias24

(Caracas, 7 de febrero, Noticias24).- El diputado a la Asamblea Nacional, William Ojeda, fijó posición a través de Noticias24 Radio con respecto al caso de supuesta corrupción en el partido Primero Justicia, debatido en el parlamento en días recientes.

Escuche la entrevista completa a continuación:

En este contexto, el Parlamentario expresó: “Estoy sorprendido por cómo estos burguesitos en medio de su desespero hacen declaraciones irresponsables. Lo digo contundentemente, al señor Mardo lo voy a demandar, el va a tener que probar cuándo carajo me puse yo en contacto con él, cosa que es mentira. Al embustero es más fácil agarrarlo que al cojo”.

“Los dirigentes de Primero Justicia ni me hablan ni les hablo desde hace rato”

Tildó a Mardo de “loco, irresponsable y ligero de palabras”, al tiempo que enfatizó: “Los dirigentes de Primero Justicia ni me hablan ni les hablo desde hace rato, desde hace más de un año (…). ¿Me va a señalar a mí, al más pendejo que no tengo ninguna relación con él?. Ellos hablan de compra y venta de conciencias, pero será porque cada ladrón juzga por su condición”.

Asimismo el parlamentario destacó, en declaraciones realizadas en el programa “La hora de Mario y Leonor”, que su relación con la tolda amarilla siempre fue “tirante y problemática”, pues aseguró que “siempre fui muy crítico de las andanzas de esa tolda, ellos están constantemente en campaña de guerra sucia, es su discurso y su actuación (…). Primero Justicia tiene salas enteras dedicadas a guerra sucia en contra de William Ojeda y de quienes signifiquen un obstáculo (…). Diosdado Cabello ha informado al país que el video de Caldera provino de las propias filas de la oposición. De tal manera que ahí observamos claramente un manejo inescrupuloso”, aseguró.

“Se ha dicho que uno de estos grupos que le da plata a Mardo es contratista del municipio Sucre, esto es una suposición, pero se ha escuchado mucho”, dijo.

Video: Twitcam

Asimismo, señaló que “ellos (la oposición) siempre hace el intento de martirizarse, quieren hacerse los buenos, yo los conozco bien. Pero Pedro Carreño ayer dejó bien claro lo delicado de este festival de cheques que anda por ahí”.

Creo que nos equivocamos en la Asamblea Constituyente cuando suprimimos el financiamiento estatal de los partidos. En principio tiene nobleza la propuesta, pero eso genera que los partidos dependan de capitales de quien se los quiera dar, hay algunos sanos y hay otros que provienen de prácticas ilícitas”, estimó, tras destacar que “todo aporte económico que se reciba debe ser debidamente registrado“.

“La revolución no es perfecta”

El parlamentario también hizo referencia a la situación actual del sector oficialista, estableciendo: “Yo he sido muy crítico de muchas fallas de la revolución, como el tema de la eficiencia, la lucha contra la corrupción, la pluralidad del Poder Popular. Pero esa actitud de crítica, no me puede llevar a vendarme los ojos ante lo que veo en estos grupos de la oposición”.

Aseguró que la “revolución no es perfecta”, recordando que el primer mandatario ha reconocido la necesidad de mejorar la dirigencia oficial.

Señaló también que se encuentra en “un proceso de reencuentro”. “Hay muchas cosas que mejorar, pero el gran marco conceptual de darle prioridad a la agenda social es un valor fundamental de este proceso que yo reivindico y que me hace alejarme de este manejo de dinero y de cheques que yo no comparto”, dijo.

“La oposición no tolera la divergencia”

En relación a la declaración del diputado Hernán Núñez, quien se desvinculó de la MUD durante la sesión de la AN el pasado martes, manifestó que era digna de destacar “la gallardía de Hernán Núñez”.

El dirigente aseguró que dentro de las filas opositoras “no toleran la divergencia, no saben rebatir ideas”.

Asimismo, criticó algunas expresiones que se han originado en contra del exdirigente de Voluntad Popular, señalando que “comienzan a ofenderlo, a llamarle vendido y todo lo que quieran. Lo que eso evidencia es la intolerancia de la oposición, sobre todo de las élites”.