Publicado el 13 de feb de 2013 3:35 pm |

  comentarios

Foto: AVN / archivo

(Caracas, 13 de febrero. Noticias24) - El canciller Elías Jaua dijo hoy que los verdaderos beneficiarios de los “dólares baratos” que ha otorgado la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), no era el pueblo, sino la “burguesía importadora”.

Video: VTV, 13 de febrero de 2013

“Hay toda una estrategia de la burguesía para tratar de confundir al pueblo. Miren, los beneficiarios de los dólares baratos de Cadivi no son los ciudadanos de este país, es la burguesía importadora, a la que le conviene que empresas como (la estatal Aceites) Diana quiebren, la que le conviene que no haya producción en Venezuela, la que durante 14 años ha intentado sabotear el desarrollo económico productivo de Venezuela (…) para justificar una política de importación, que logran con dólares de los venezolanos”, dijo en medio de una inspección televisada a una empresa estatal.

El Canciller añadió que los importadores, una vez consiguen los dólares a precio oficial, venden los productos con sobreprecio, como si hubiesen obtenido las divisas en el mercado negro.

“Fíjense el cinismo de la burguesía y sus voceros. Hasta hace 15 días usted iba a cualquier mayorista y decían: ‘no esto cuesta tanto, porque dólares a Bs. 4,30 aquí no hay, porque yo importo por el mercado paralelo’. Ahora, desde el viernes dicen que todo va a aumentar, porque el dólar pasó a Bs. 6,30. Miren el cinismo”, ejemplificó.

Y sobre las denuncias de un presunto “paquetazo” económico que estaría ejecutando el gobierno de Hugo Chávez señaló: “Paquetazo son ustedes, paquetazo de corrupción, como han sido descubiertos. Paquetazo de corrupción es Primero Justicia (…). No sean cínicos porque a ustedes los descubrimos, a ustedes y su candidato que anda en una motico de playa, mientras el pueblo de Miranda anda en la miseria y en la desidia”.

Más tarde en otro contacto desde un Pdval en el estado Lara, Jaua reiteró que el ajuste cambiario forma parte de un programa general del Gobierno ha venido aplicando “los dólares para la inversión económica productiva en el país y no para la burguesía parasitaria”.