Publicado el 20 de feb de 2013 5:10 pm |

  comentarios

Foto: Ariana Cubillos / AP Photo / Archivo

(Caracas, 20 de febrero – Noticias24).- El canal de noticias Globovisión emitió un comunicado en rechazo a la “exclusión” que hiciera el Gobierno Nacional el día de hoy con la puesta en marcha de la señal de Televisión Digital Abierta, plataforma en la que no fue incluida la frecuencia de dicho medio privado.

Más temprano, el Vicepresidente Nicolás Maduro y el Ministro para la Ciencia, Tecnología e Innovación, Jorge Arreaza, encabezaron en cadena nacional de radio y televisión lo que fuera el lanzamiento oficial de este proyecto que abarcará 13 ciudades por el momento.

“Lo importante es que vamos a tener televisión de calidad gratuita, 11 canales en un principio. Venevisión, Meridiano y Televen serán medios privados que estarán presentes”, dijo Arreaza.

A continuación el comunicado de Globovisión:

El Gobierno de Venezuela anunció hoy, en cadena nacional de radio y televisión, la puesta en marcha de la señal de Televisión Digital Abierta (TDA), gracias a la cual los venezolanos podrían recibir con mejor calidad y con otras ventajas, la señal difundida por todas las estaciones de TV en señal abierta (y muchas más). No obstante, fueron incluidas solamente las señales de algunas televisoras nacionales, incluyendo las del llamado Sistema Nacional de Medios Públicos (controladas por el gobierno), y las de algunos medios privados (Televen, Venevisión, Meridiano y la Tele). Fue excluida arbitrariamente la señal de Globovisión.

Globovisión no fue convocada a participar en el acto de hoy, ni fue convocada jamás a las reuniones entre la Comisión Nacional de Telecomunicaciones y los medios de comunicación, a pesar de que lo solicitamos reiteradamente, y de que Globovisión es una operadora debidamente autorizada por el Estado para transmitir en señal abierta. Como consecuencia de ello, Globovisión no podrá verse en la señal de la Televisión Digital Abierta, al ser intencionadamente discriminada por el Gobierno de Venezuela, y se verá forzada a continuar transmitiendo (mientras el gobierno lo permita) en modo analógico, en evidente desventaja con el resto de los medios.

La implementación de la Televisión Digital Abierta implica que próximamente, en un plazo que decidirá discrecionalmente el Gobierno de Venezuela, se decretará la extinción definitiva de la emisión en señal analógica, por medio de la cual han transmitido hasta ahora Globovisión y las demás estaciones de TV en señal abierta. Esto significa que Globovisión se verá obligada a interrumpir su transmisión en señal abierta tan pronto como el gobierno decrete la extinción de la emisión analógica y Globovisión no esté en capacidad de transmitir en señal digital, por haber sido discriminada y excluida del proceso oficial.

Al no poder transmitir en señal abierta por causa de una limitación técnica impuesta por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (el ente regulador que según la Constitución y la ley debe actuar de manera imparcial), el Gobierno podrá decretar la extinción anticipada de su concesión y, consecuencialmente, podrá también el Gobierno excluir a Globovisión de las empresas de televisión satelital y por cable, al no contar Globovisión con una concesión de señal abierta.
Esta política oficial evidencia que el propósito último del Gobierno de Venezuela consiste en discriminar (aún más) a Globovisión, menoscabar gravemente las condiciones técnicas de su operación (en desventaja con el resto de los medios), preparar los “argumentos” que justifiquen la revocatoria prematura y anticipada de su concesión, y cancelar definitivamente la transmisión de la señal de Globovisión (incluso en los operadores de televisión satelital y por cable).

Esta nueva acción del Gobierno de Venezuela en contra de Globovisión es parte de su política sistemática de hostigamiento en contra del Canal y sus periodistas, por causa de su línea editorial independiente, y busca incitar a su autocensura y provocar su cierre definitivo. A pesar de ello, Globovisión seguirá informando de manera ética, veraz y responsable sobre los asuntos que son de interés público, y seguirá siendo la principal ventana de información, auténticamente libre, independiente y al servicio de toda la sociedad, sin discriminación alguna.

Caracas, 20 de febrero del 2013

“Es un peligro que el Gobierno le ponga fecha al apagón definitivo de la TV analógica”

Video: Globovisión / 20 de febrero 2013

Ricardo Antela, asesor jurídico de Globovisión, destacó que “hasta el día de hoy, todos los canales estábamos transmitiendo en señal analógica, a partir de hoy los canales escogidos por el Gobierno pueden trasmitir por señal digital y nosotros no podemos. Por lo tanto, transitoriamente y mientras el Gobierno lo permita Globovisión trasmitirá en señal analógica”.

Para Antela supone “un peligro” que el Gobierno le ponga fecha al “apagón definitivo” de la televisión analógica. Aseguró que cuando el Estado decida “discrecionalmente” el fin de la TV analógica, Globovisión no podrá seguir transmitiendo.

A su juicio, esta situación podría “ser aún más grave” si se considera que el canal no podrá operar en televisión abierta, “Globovisión tampoco podría entonces trasmitir por cable o televisión satelital porque en Venezuela después del caso Rctv, el Gobierno estableció unas normas según las cuales se debe contar con una habilitación y un registro si no se es operador de señal abierta”.

El jurista afirmó que esto constituiría el primer paso “para lograr el apagón definitivo de Globovisión incluso antes del vencimiento de la concesión“.

“Los venezolanos que tengan el decodificador digital pueden ver la señal abierta, donde no está Globovisión”, que seguirá en modo analógico, pero cuando éste finalice bien podría ser “el fin” de Globovisión, dijo Antela.

Subrayó que la ventaja universal de la televisión digital es que ha permitido incorporar más de 100 operadores, donde antes cabían 10 ó 12, al aceptar así que los canales en funcionamiento se incorporen y la posibilidad de que se sumen muchos más a la plataforma. “El Gobierno lo que ha hecho es incorporar exclusivamente a los canales que están bajo el control del Gobierno y a cuatro elegidos libremente por ellos”.

El asesor jurídico indicó que se estudiarán las acciones legales que podrían emprender luego de este anuncio, “pero lógicamente con la expectativa consolidada de que ningún Tribunal de Venezuela le va a dar protección a Globovisión frente a este nuevo abuso del Gobierno en contra de la libertad de expresión y del canal”.

La línea crítica frente al Gobierno le ha costado, según los directivos de Globovisión, la apertura de investigaciones y multas, la última por 2,1 millones de dólares que debió pagar a mediados de 2012 para evitar un embargo de bienes por 5,6 millones de dólares ordenado por el Tribunal Supremo de Justicia.

La máxima instancia judicial acusó entonces al canal de apología del delito en la cobertura de un motín en la cárcel de El Rodeo.

Con información de EFE.

Venezuela » en esta sección

buscador