Publicado el 25 de feb de 2013 7:09 am |

  comentarios

Foto: Noticias24

(Caracas, 25 de febrero. Noticias24) – Nicmer Evans indicó este lunes en su columna de opinión, que “la oposición ha intentado inocular términos como ‘incertidumbre’ e ‘ingobernabilidad’ de manera fallida en relación con la situación de salud del presidente Chávez”.


“Los que afirman que irán a protestar al Hospital Militar o quieren que Chávez hable o salga en una alocución por TV desean forzar una situación que atentaría contra el buen desarrollo del tratamiento de Chávez. Ya nuestro gobierno lo ha dicho claramente, el asunto de la infección respiratoria persiste y se ha complicado y la enfermedad base se mantiene ahí. No hay que tener más de 4 dedos de frente para comprender que por ahora Chávez no podrá dirigirse al pueblo”, expresó.

Asimismo, el politólogo comentó que “ni hay incertidumbre, ni hay ingobernabilidad; hay esperanza y un gobierno fuerte, que con sus errores y aciertos avanza, y por otra parte existe una oposición que antes y ahora sigue girando alrededor de la muerte de Chávez, ya que esa es la única manera como creen que lograrán el objetivo político que los une, salir de Chávez como sea”.

A continuación la columna completa:

La oposición venezolana ha intentado inocular términos como “incertidumbre” e “ingobernabilidad” de manera fallida en relación con la situación de salud del presidente Chávez.

La enfermiza e inútil apelación “academicista” de opinadores dizque “objetivos”, disfrazados de analistas de opinión y comentaristas de televisión, sumada a las ya desgastadas vocerías de la dirigencia opositora y las acciones pueriles de un grupito de eternos estudiantes pretendiendo calentar la calle, es la triangulación que se cierra con el apoyo de medios de comunicación internacional.

Pero ante todo, es el pueblo venezolano el que ha tenido que resistir, no sólo con el Sistema Nacional de Medios Públicos, sino con organización, entereza y sobre todo conciencia política y revolucionaria.

Sin embargo, no ha sido fácil. Lamentablemente el odio y la “incertidumbre inoculada” ha podido penetrar algunos sectores revolucionarios que han caído en la duda inducida.

Problemátizar, cuestionar, desarrollar crítica sobre como se ha manejado el asunto de salud del presidente Chávez, podría ser lógico, pero no comprender que Chávez es ante todo un ser humano enfermo, convaleciente y complicado, que lucha por mejorar para seguir cumpliendo la función para el cual ha sido electo y está en ejercicio, es verdaderamente miserable.

La premisa de quienes intentamos practicar el socialismo siempre será la solidaridad y el respeto por la vida, y la lucha que libra el presidente Chávez es apoyada por la mayoría del pueblo venezolano que entiende que la preservación de la salud y el cuido en su tratamiento es fundamental para lograr tal fin.

Cuando la oposición solicita una fe de vida puede que tenga el derecho a solicitarla, pero ese derecho no puede estar por encima del derecho a la vida, la recuperación y continuidad del tratamiento de Hugo Chávez.

Los que afirman que irán a protestar al Hospital Militar o quieren que Chávez hable o salga en una alocución por TV desean forzar una situación que atentaría contra el buen desarrollo del tratamiento de Chávez. Ya nuestro gobierno lo ha dicho claramente, el asunto de la infección respiratoria persiste y se ha complicado y la enfermedad base se mantiene ahí. No hay que tener más de 4 dedos de frente para comprender que por ahora Chávez no podrá dirigirse al pueblo.

Sin embargo, desde una visión crítica, creo que tampoco se ayuda a transmitir el mensaje claro, cuando voceros oficiales describen en un exceso de optimismo al presidente Chávez como si casi no pasara nada. Es prudente reforzar los comunicados oficiales y ser coherente con ellos, así se disipa cualquier duda en el seno del pueblo que ama Chávez, sin generar falsas expectativas.

Estoy convencido que nuestro gobierno más pronto que tarde, si se ve obligado a activar el escenario que planteó el Presidente el 8D12 o a plantear un nuevo escenario, lo hará, con pertinencia y veracidad.

Ni hay incertidumbre, ni hay ingobernabilidad; hay esperanza y un gobierno fuerte, que con sus errores y aciertos avanza, y por otra parte existe una oposición que antes y ahora sigue girando alrededor de la muerte de Chávez, ya que esa es la única manera como creen que lograrán el objetivo político que los une, salir de Chávez como sea.

“Chávez hoy: De la ‘incertidumbre’ y la esperanza”
Por: Nicmer Evans
nicmerevans@gmail.com
evansnicmer.blogspot.com
@NicmerEvans

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador