Publicado el 26 de feb de 2013 11:46 am |

  comentarios

Foto: porlaconciencia

(Caracas 26 de febrero. Noticias24) Tal día como hoy, hace 12 años, falleció Arturo Uslar Pietri, considerado por muchos como uno de los más grandes intelectuales de Hispanoamérica.

Fue escritor y político venezolano, después de Rómulo Gallegos, es el autor venezolano que de más celebridad y consideración se desarrolló en el siglo pasado. Su novela Las lanzas coloradas, con la que se dio a conocer cuando contaba apenas veinticinco años, contribuyó a forjar la tan hispanoamericana tradición del “realismo mágico”. Es considerado por muchos como uno de los más grandes intelectuales de Hispanoamérica y una fuente de consulta obligatoria a la hora de emprender un estudio del siglo XX venezolano, debido tanto a la amplia obra que desarrolló en los ámbitos literario, histórico y político; así como por su participación directa en los más importantes sucesos de la Historia Contemporánea de Venezuela.

Foto: galizacig

Nacido en Caracas el 16 de mayo de 1906, fue un hombre que se metió de lleno en la política venezolana. En 1936, Uslar Pietri se volvió muy activo en el debate político con la muerte del dictador Juan Vicente Gómez. En 1939, con 33 años, se casó con Isabel Braun Kerdel, con la que tuvo dos hijos: Arturo y Federico Uslar Braun . Ese mismo año, se convirtió en Ministro de Educación. Fundó el Partido Democrático Venezolano y fue diputado del Congreso a partir de 1944. En 1945 fue nombrado Ministro de Relaciones Interiores por el presidente Isaías Medina Angarita.

Dentro de su ambiente político, mantuvo una postura crítica en cuanto a la administración de la riqueza petrolera venezolana de la cual, a su juicio, se habían dilapidado 250 mil millones de dólares. Ante ello, encabezó una larga protesta con el lema “Sembrar el petróleo”.

Pietri encabezó una larga protesta con el lema “Sembrar el petróleo

A lo largo de medio siglo se mantuvo como un articulista y periodista de trayectoria. El 4 de enero de 1998 se despidió en el diario El Nacional de Caracas, de esta actividad que fue su principal palestra. En ese final texto periodístico, titulado “Una larga jornada”, escribió: “Toda mi vida, y particularmente de una manera regular y constante desde 1948, he mantenido una colaboración de prensa continua, que ha tenido la suerte de ser acogida por muchos de los principales diarios del mundo de lengua española.

No se trata, evidentemente, de un monólogo, en el que alguien dice lo que se le ocurre sin dirigirse particularmente a nadie, sino estrictamente, de una forma muy rica, del diálogo. Esto explica el carácter tan peculiar de la literatura para periódicos y su inmenso poder de influencia en la formación de la opinión pública”.

Foto: analítica

El ilustre habría aprovechado su momento para escribir durante toda su vida sobre el desarrollo político de su país. Desde sus escritos, y en algunas oportunidades hasta en entrevistas no perdió oportunidad de hacer sentir su peso intelectual a la hora de alertar sobre el rumbo que llevaba su país, haciendo oposición al gobierno de Hugo Chávez, quien se oponía de manera pública a los manejos del actual primer mandatario de Venezuela, sobre todo a partir de que se promulgó la nueva Constitución. Al respecto, señalaba que Venezuela no requería más Constituciones, sino reconsiderar la posibilidad que este giro ofrecía de continuar repitiendo errores de orden social al infinito.

Pietri señalaba que Venezuela no requería más Constituciones

En una de las entrevistas, Pietri se hacía preguntas sobre la situación del país ¿hacia dónde vamos? ¿Cómo construimos un futuro mejor? y respondía “Yo no soy optimista, soy muy pesimista, es que uno no ve qué puede pasar con Venezuela. Desde el punto de vista del azar, pues puede pasar cualquier cosa, pero desde el punto de vista de un desarrollo más o menos lógico, no se ve, no hay propuesta para Venezuela.

No hay partidos políticos, los aparentes dirigentes que hay son una gente de muy segundo orden, estamos muy corrompidos. No nos podemos comparar con otros países cercanos, con Colombia no nos podemos comparar, ni con el Perú mismo y no digamos con Argentina, Uruguay o el Brasil, que es esa inmensidad”.

Foto: analítica

En sus discursos se notaba que el intelectual estaba preocupado por la situación de Venezuela y sin duda por el futuro de patria.

“Ahora hablamos de revolución, es muy curioso, la idea de revolución desapareció del mapa. En este momento no queda ningún poder revolucionario en el mundo, menos en Venezuela, claro, y Cuba. Lo trágico es el nivel de la gente que nos gobierna. Yo oía a Chávez el domingo, qué cantidad de disparates dijo y con qué autosuficiencia, con qué arrogancia. Este es un país muy infortunado. Era muy difícil que aquí las cosas hubieran pasado de otra manera, porque este fue siempre un país muy pobre y muy atrasado, aislado, lleno de inestabilidad, de golpes de estado, de eso que llaman revoluciones y, además, apareció esa riqueza inmensa del petróleo en manos del Estado, que provocó una distorsión total,” explicaba Arturo Uslar Pietri en una entrevista para el periódico ABC de la semana y que fue publicado el 7 de marzo de 2010.

De un infarto falleció, cuando el país se encontraba de Carnaval, Arturo Uslar Pietri , lúcido a sus 94 años, transcurrió sus últimos días en el laberinto de su inteligencia, declarando que aquí no necesitamos más constituciones y soñando, quizá, en los juegos del eterno retorno de los errores, de los caudillos y de jugadas ya realizadas.


Por: Ana Mercedes Pérez /Departamento de investigación/Noticias24

Venezuela » en esta sección

buscador