Publicado el 25 de feb de 2013 7:43 pm |

  comentarios

Video: Globovisión, 25 de febrero de 2013

(Caracas, 25 de febrero – Noticias24).- Este lunes, el economista Diego Arria realizó diversas consideraciones de acuerdo al panorama político y social que vive actualmente el país. Se refirió a las diversas protestas que se han desarrollado en el territorio nacional, entre ellas la de indígenas pemones que retuvieron a efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

A su juicio, estos indígenas reclamaban su territorio “y dijeron ‘tu les quieres regalar nuestras tierras a los chinos y a los rusos’, es la primera vez que un venezolano dice eso, es una protesta social poderosa, la de los estudiantes quienes luchan por su futuro porque lo ven comprometido (…) otras de carácter laboral son un rosario de penas que los trabajadores venezolanos vienen sufriendo”.

Para el político, el actual Gobierno “es un régimen de facto que está implosionando, que se comporta cristianamente con sus simpatizantes y criminalmente con sus adversarios”.

Se refirió a las declaraciones del vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) Diosdado Cabello quien señaló que el presidente Chávez se juramentará cuando él así “lo considere”. “Ese debe ser un nuevo artículo que le han agregado a la Constitución venezolana y el problema está en que yo creo que el régimen nos ha tomado la temperatura y se ha dado cuenta que no va a haber mayor resistencia, piensan ellos. Y en esa medida siguen empujando, eso es un síntoma de altísima peligrosidad y veo que se han escapado tantas cosas”.

“Yo no conozco ninguna sociedad que sometida a un conflicto y presión de esta naturaleza se comporte de una manera como la nuestra”

Aseguró que “pareciera” que el país “se ha aguantado, que todo está normal” pese a que “hace 70 días el país no ve al Presidente, en una economía cuasi terminal (…) yo no conozco ninguna sociedad que sometida a un conflicto y presión de esta naturaleza se comporte de una manera como la nuestra. ¿A qué se debe eso? ¿Será que el pueblo no reacciona o que sus líderes no los inspiran?”, se preguntó.

“Hay una falta de discusión de las ideas, aquí ha habido más una división de los grupos por intereses específicos que por un problema ideológico (…) la ausencia del Presidente crea una situación de un Gobierno ilegítimo, sin embargo esa situación no la discutimos, como si no fuera importante. El tema de las ideas es el que no se quiere discutir en Venezuela”, reflexionó.

Arria señaló que ante unas Fuerzas Armadas que se han declarado “chavistas, antiimperialistas y revolucionarias, no podemos esperar de ellas un comportamiento como el de las Fuerzas Armadas chilenas”, dijo en alusión al caso de las elecciones que se realizaron en la época de Pinochet en Chile.

Juzgó como “un régimen militar” la presencia de Gobernadores pertenecientes a filas castrenses, “es la institucionalidad de Chávez, no es que un grupo militar apoya al régimen (…) y mientras ellos no demuestren los contrario, para mí son chavistas”.

Habla sobre la Unidad

Sobre las más recientes medidas económicas implementadas por el Ejecutivo, el exgobernador de Caracas indicó que “viene algo peor, que va a ser el desabastecimiento (…) esa es la amenaza que está encima del país. Venezuela puede tener en los próximos meses una situación muy crítica para lo cual no hay soluciones inmediatas”. Indicó que “el único ingreso real” que tiene el país proviene de la venta de petróleo a EE UU.

Cuestionado sobre qué debe hacer la dirigencia opositora ante la posibilidad de unas elecciones presidenciales, manifestó que “si el problema se midiera por votos, entonces estamos liquidados, Chávez tiene 14 años obteniendo más votos, entonces tendríamos que callarnos todos (…) yo vengo siendo muy objetivo, hay diversidad dentro de la unidad en la medida en que el propósito sea el mismo. Los venezolanos tiene que sentir que hay una disposición de sacar al régimen, no es simplemente ‘voten por mí, sino que yo voy a sacar al régimen’. ¿Cómo? democráticamente. Mientras esa inspiración no exista, los liderazgos no se decretan”.

“Yo en lo que sí estoy es en una ambición de rescatar a mi país”

En la opinión del político, Venezuela está en emergencia y debe “reconstruirse, tenemos que entrar a una transición, una transición que deberá ser de emergencia nacional que es la única manera de poder convocar, de lo que para mí, es una gran alianza nacional”.

Agregó que los venezolanos “debemos tener un sentido de reunificación nacional que vaya por encima de los intereses de los pequeños partidos, el no haber tenido una tarjeta unitaria fue grave, ojalá ahora la tengamos”.

“La MUD es una organización de partidos políticos, no es una organización para instrumentar una acción mayor (…) el consenso para mí, deber ser qué tipo de país queremos, cuáles acciones y estrategias vamos a tomar, si el candidato es Leopoldo (Castillo) que ojalá fuera; a qué se compromete el candidato, cuál es la orientación y no al revés”, sumó.

“Si nosotros no desmontamos el sistema electoral las posibilidades de triunfo son inexistentes. Si no enfrentamos al CNE, que es el ministerio de elecciones de este Gobierno sobre el cual está fundamentada la continuidad permanentemente, nosotros estamos enfrentados a llevar al país, nuevamente, a un engaño”, expresó.

El también exembajador, se refirió a los resultados obtenidos por la coalición opositora en los pasados comicios presidenciales, “el 7-O nosotros dimos un golpe a la confianza y credibilidad de los venezolanos, cuando dijo el candidato: aquí no hubo fraude. El análisis de la MUD dice que esa reacción dejó muy mal parada a la Mesa porque parecia que no había alternativa, y sí la había. Los técnicos de la MUD tenían una estrategia para enfrentar esa noche esta situación. Fue una reacción emocional”.

El candidato que se presente a unas eventuales elecciones presidenciales, “debería ser un independiente, sacado incluso fuera del espacio político venezolano. Si las condiciones del sistema electoral no se cambian debemos revisar cómo comportarnos en ese momento”.

“Participé en las primarias porque sentí la obligación (…) no requiero estar buscando cargo”, dijo al ser cuestionado sobre si considera postularse como candidato preventivo en el consenso que busca el sector opositor. “Yo en lo que sí estoy es en una ambición de rescatar a mi país”, expresó.

Reiteró que se niega a que dirigentes como Ramón Guillermo Aveledo, Ramón José Medina, Omar Barboza, Manuel Rosales e Ismael García “definan y decidan el futuro de Venezuela. No me parece (…) Creo más en la unión que en la unidad. El desprecio a los partidos políticos tradicionales costó caro”.