Publicado el 26 de feb de 2013 7:28 am |

  comentarios

Video: Venevisión 26 de febrero de 2013

(Caracas, 26 de febrero. Noticias24) – La rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Cecilia García Arocha, explicó que el paro de trabajadores no sólo incluye la defensa del salario sino “dicho por ellos mismos, es un planteamiento en relación a la normativa laboral, debido a que se sienten excluídos de las reuniones”, lo que conlleva a la protesta hacia el Ejecutivo.

Esto, ante el anuncio del presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la UCV (Sinatraucv), Eduardo Sánchez, de paralizar las actividades durante las próximas 48 horas para exigir ser tomados en cuenta en la discusión del contrato colectivo.

Afirmó que como profesores están convencidos de que se tiene que trabajar unidos, aunque no están de acuerdo con el paro porque le hace un daño enorme a la institución, asimismo, consideró pertinente incluir a los estudiantes para que conozcan la realidad, sobre todo del presupuesto universitario que “sigue siendo reconducido en los últimos siete años”.

“Del 100% del presupuesto nos asignan 48%, y de esa cifra 80% es para pagar sueldos y salarios, lo que queda para funcionar en una universidad con 11 facultades, 48 escuelas y núcleos en todo el país es 20%”, detalló, al tiempo que aseguró que sobre el tema presupuestario los recursos ingresan a las arcas de la UCV y se realiza la rendición de cuentas, a través de departamentos independientes y capacitados.

“Del 100% del presupuesto te asignan el 48%, y de esa cifra el 80% es para pagar sueldos y salarios”

Sobre “la realidad” de los profesores, García Arocha dijo que un educador de medio tiempo gana Bs. 1.200, mientras que uno a tiempo completo alcanza Bs 2.000, un profesor titular puede llegar a ganar entre Bs. 8.000 a Bs. 10.000, “esto es un sueldo inaceptable”, afirmó.

En este sentido, afirmó que estarán acompañando todas las acciones que la Asociación de Profesores emprendan, porque “creemos que la universidad tiene que estar abierta, entendemos el sacrificio de los profesores, pero en el país hay que vivir”, por lo que reiteró la importancia de que los estudiantes entiendan y apoyen las luchas de la asociación.

Por otra parte, García Arocha resaltó el compromiso que tienen desde la universidad de “hablarle claro al país” y decir que las últimas medidas económicas no se tratan de un ajuste sino de una devaluación, lo cual también afecta a la casa de estudio. “Es un problema muy complejo que estamos viviendo y seguiremos ejerciendo nuestras luchas con la seriedad que caracteriza a la UCV”, apuntó.

También se refirió a los últimos hechos de violencia registrados dentro de la institución, y dijo que han actuado con responsabilidad, “pero el problema es extremadamente complejo, porque es una universidad en el centro de una ciudad inóspita, una a la que le ordenan desde el TSJ que no coloque las puertas”, las cuales no van a definir la seguridad, pero se hacen necesarias, acotó.

“Tenemos cuatro años intentando definir soluciones con los ministros de Interior y Justicia, y ahora hemos sentido una actual receptividad por parte del ministro”, indicó.