Publicado el 01 de mar de 2013 6:42 am |

  comentarios

(Caracas, 01 de marzo. Noticias24) – Según información reseñada en el diario La Verdad, habitantes del sector Amparo en Maracaibo, estado Zulia, presentan síntomas de Colitis y Escabiosis por el consumo de agua en mal estado. Denuncian que los camiones cisterna no quieren suministrar agua potable en casas con pipas y tanques, solo viviendas con subterráneo.

En los ambulatorios cercanos a la localidad, se eleva la cantidad de personas con los referidos síntomas. Niños y ancianos son los más afectados por la compra desesperada del preciado líquido, quienes padecen enfermedades por ingerir agua en mal estado.

Gladys Alarcón, residente del sector, afirma que se bañan, se cepillan los dientes y hacen café con el agua del aire acondicionado porque no tienen como pagar un camión cisterna. “Mil 500 bolívares es imposible de pagar. No quieren llenar pipas, sólo tanques subterráneos que se llenan con un camión. Desde hace siete meses estamos sin agua”.

El costo de las pipas está en 25 bolívares, los tanques en 150 y los botellones de agua en 15. “Por si fuera poco, con mal olor, verdosa y larvas adquieren los botellones de agua”.

Habitantes recurren a la compra de este servicio debido a la crisis generada por las fallas de distribución hídrica

Tengo una nieta de dos meses y estamos desesperamos. Compramos agua en botellón, la hervimos, pero es lo mismo llega sucia y mal oliente”, aseguró Gladys Perdomo, vecina del sector.

Al menos 300 familias se ven afectadas con enfermedades por suministro de agua sin debido mantenimiento. Aseguran que toda el agua llega turbia.

Los manifestantes alegan que la situación es irregular, ya que solo ellos están sin servicio y en los alrededores del sector es inconstante, pero llega.

El vital liquido desde hace siete meses dejó de llegar afectando a los sectores aledaños a la avenida principal de Amparo como El porvenir, Santa Marta, calles las Palmeras, entre otros. Carlos Armijo, otro vecino afectado, asegura que la suma de las deudas en los recibos que envía la hidrológica a las viviendas del sector se aproxima a los dos mil bolívares.

Pedro Molina, presidente del consejo comunal, aseveró que de seguir la situación tomarán las calles con ollas, poncheras, pancartas y quema de cauchos hasta obtener respuesta.

“Los camiones cisternas hacen colas y filas indias abusando de los precios. Por qué no dicen la verdad, estamos cansados de la situación, cumplan con su palabra”

Hizo un llamado a Freddy Rodríguez, director de Hidrolago, a investigar las irregularidades. Dijo que asistieron a gestiones comunitarias, hicieron cartas, recolectaron firmas y no obtuvieron respuesta.

Con información del diario La Verdad.