Publicado el 01 de mar de 2013 6:47 am |

  comentarios

Foto: La Verdad

(Caracas, 1 de marzo. Noticias24) - La precandidata a la alcaldía de Maracaibo por el Psuv, Iris Morales de Peña es acusada de haber dado la orden de asesinar a un hombre de 34 años de edad, el pasado miércoles en la mañana. Sin embargo, ella sostiene que el responsable del homicidio es un supuesto delincuente apodado “Chicho” Palmar.

El hecho ocurrió el pasado miércoles en la mañana cuando el hombre fue asesinado por dos sujetos vestidos con franelas rojas.

La dirigente de la tolda roja mejor conocida como “La Coronela”, es señalada por los familiares de la víctima como la responsable del homicidio, ya que el occiso antes de morir había puesto una denuncia ante la Fiscalía del Ministerio Público en contra de Morales, haciéndola responsable por lo que pudiera pasarle. Los parientes aseguraron que la copia de la denuncia la tiene el Cicpc.

Por su parte, Morales alega que el responsable del homicidio es “Chicho” Palmar, un supuesto delincuente que trabaja como brazo armado de los hermanos Ketchum, dueños del complejo habitacional de La Lagunita y prófugos de la justicia por un caso de estafa.

El diario zuliano La Verdad ha publicado un reportaje sobre este caso desde el inicio. A continuación el texto completo:

La “Coronela” es contundente en sus palabras: dice que el asesino de Jesús Alberto López Rico (34) es “Chicho” Palmar, un supuesto delincuente que trabaja como brazo armado de los hermanos Ketchum, dueños del complejo habitacional La Lagunita y prófugos de la justicia venezolana por un caso de estafa.

Iris Morales de Peña, dirigente política, miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela y aspirante a la alcaldía de Maracaibo, recibe los señalamientos directos de los familiares de López de ordenar su homicidio. Al hombre lo asesinaron el miércoles en la mañana dos hombres vestidos con franelas rojas.

Durante el sepelio, que se celebró en la casa materna de López, allegados que no se identificaron aseguraron que el hombre denunció ante la Fiscalía del Ministerio Público a Morales. La hizo responsable de cualquier cosa que pudiera pasarle, aseguraron, y dijeron que la Policía científica tiene la copia de la denuncia.

En total fueron 400 familias las que lograron que liberaran las 28 hectáreas, así que Morales las donó

Para entender las acusaciones de los López hay que ir al inicio: Iris Morales es la dueña de 28 hectáreas de terreno que están donde se hoy se ubica un puesto de Polimaracaibo. La mujer sostuvo una querella contra los hermanos Roy y Jhon Ketchum. Por el caso, el Juzgado Primero en lo Civil, Mercantil y de Tránsito ordenó enajenar los bienes y prohibir su venta, renta o cualquier movimiento.

En algunos barrios de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, los dirigentes sociales se unieron para solicitar casas al Gobierno, hace dos años, en medio de la crisis habitacional que denunciaron los medios. Así que le pidieron ayuda a Iris Morales por ser conocida como una “revolucionaria”. “Ella dijo que sí, pero advirtió la situación en la que estaban, así que recomendó que las familias fueran a la fiscalía”, explicó el allegado ayer.

En total fueron 400 familias las que lograron que liberaran las 28 hectáreas, así que Morales las donó. Más de 50 consejos comunales se organizaron y esperaron la construcción de las residencia. Aquí comienza el problema: según los deudos de López, Morales le entregó un talonario a cada una de las 400 personas por un valor de mil bolívares. Era el único requisito para obtener la residencia.

Morales empezó a sacar a quien no vendiera el talonario. Rifaban motos y un montón de cosas más en el Círculo Militar, porque su esposo es el administrador”

“Pero Morales empezó a sacar a quien no vendiera el talonario. Rifaban motos y un montón de cosas más en el Círculo Militar, porque su esposo es el administrador”. Según el informante, Jesús López denunció el hecho y provocó un conflicto con Morales.

La relación terminó. Hace mes y medio, según los mismos allegados, López advirtió que su cabeza tenía precio y calificó de peligrosa a la mujer. “Por eso creemos que ella ordenó el asesinato. Ese terreno lo liberó gracias a los consejos comunales y ahora está vendiéndolo por partes con la ayuda de una inmobiliaria”.

La “Coronela”

“Yo no tego por qué mandar a matar a nadie, no es mi estilo”, dijo Morales vía telefónica. La mujer asegura que López tenía mala reputación, que lo amenazó de muerte un hombre apodado “Chicho” Palmar y también “Chicho Cilindro”, el esposo de una dirigente comunitaria del oeste.

“Le dije a los consejos comunales que se organicen porque sino, el Gobierno no da nada. Y eso fue lo que pasó”

“Ahí lo que pasó fue que el ministerio me pidió, porque mi esposo es militar, que donara unos terrenos. Yo doné al Ministerio de las Comunas 26 hectáreas para que hicieran las casas y dos hectáreas a los consejos comunales. Le dije a los consejos comunales que se organicen porque sino, el Gobierno no da nada. Y eso fue lo que pasó”, indicó Morales durante la entrevista.

Para ella, el problema comenzó cuando ayudó a los consejos comunales. “Ellos hacían rifas en el Círculo Militar, pero a López lo acusaban de agarrarse el dinero”. Una vez, según Morales, “Chicho” Palmar amenazó a López porque ella, la “Coronela”, le entregó a los consejos comunales unas herramientas que eran de los dueños de La Lagunita. “Ellos amenazaron a todo el mundo. Están asustados”.

Acusaciones a la “Coronela”

A Morales la señalan de utilizar a los consejos comunales para obtener de vuelta su terreno. La acusan de amenazar de muerte a López y de estafar a 400 personas por mil bolívares cada una. “Una vez bloquearon su cuenta en el banco porque mucha gente le depositó”.

Señalamientos de López

Fue acusado por robo agravado en 2005. Morales aseguró que lo expulsaron de la escuela del poder popular y que tuvo encuentros amorosos con una mujer casada, por eso recibió amenazas. También sostuvo conflictos con “Chicho” Palmar. Según ella, era conocido como un invasor de oficio.

Por Juan José Farías / La Verdad