Publicado el 01 de mar de 2013 7:55 pm |

  comentarios

Foto: EFE / Miguel Gutiérrez

(Caracas, 1 de marzo – EFE).- El Gobierno venezolano reclamó hoy el cese “del ataque y los rumores” sobre el presidente, Hugo Chávez, al denunciar una “operación sicológica” para generar intranquilidad, mientras la oposición exigió que se diga la verdad en torno a la salud del mandatario.

Encabezado por el vicepresidente, Nicolás Maduro, el gabinete ministerial venezolano salió al paso de las versiones de que Chávez, que no ha sido visto ni oído desde el 10 de diciembre, un día antes de su operación en Cuba, se encuentra al borde de la muerte.

“¡Cese el ataque contra el comandante, cesen los rumores, basta de estar utilizando una situación que es delicada para todos para tratar de crear desestabilización!”, reclamó Maduro en un acto transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión al quejarse de una “campaña insana, inhumana, detestable de rumores y mentiras”.

“El comandante Chávez le está echando pichón (bregando) y está en el Hospital Militar de lo más tranquilo con sus médicos”

Maduro, en quien Chávez delegó varias de sus funciones, advirtió que esas versiones son difundidas profusamente “por distintas vías y medios de comunicación”, entre los que mencionó explícitamente al diario ABC de España y a la emisora Caracol de Colombia, que, según dijo, han adoptado una “actitud manipuladora y fascistoide”.

Se están prestando a una “campaña contra Venezuela, contra la estabilidad de nuestro país, mintiendo sobre el presidente Chávez“, añadió.

Chávez, de 58 años, volvió al país en la madrugada del 18 febrero y de inmediato fue recluido en el Hospital Militar de Caracas tras permanecer casi dos meses en La Habana luego de la operación a la que se sometió el 11 de diciembre, la cuarta en 18 meses, a raíz de la segunda reincidencia del cáncer que padece.

Según los informes oficiales, el jefe de Estado, en el poder desde 1999 y que en octubre fue reelegido para seis años más, padece una insuficiencia respiratoria de la que aún no ha mejorado que se le generó como consecuencia de una infección pulmonar durante el postoperatorio y que lo obliga a respirar por una cánula traqueal.

Pocos días antes de su regreso a Venezuela se difundieron unas fotografías de la convalecencia de Chávez en Cuba, junto a dos de sus hijas.

También se pronunció hoy el ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, yerno del presidente venezolano, quien reiteró en otro acto oficial que Chávez está “batallando” por su salud.

“El comandante Chávez le está echando pichón (bregando) y está en el Hospital Militar de lo más tranquilo con sus médicos, con su familia”, añadió Arreaza.

“Maduro ha engañado reiteradamente a los seguidores del Presidente”

Coincidió con el ministro de Información, Ernesto Villegas, en alertar sobre una “guerra psicológica” para “confundir al pueblo venezolano”.

Villegas había alertado en otra actividad oficial sobre una “operación psicológica desplegada para generar intranquilidad en el pueblo venezolano” y llamó a los interesados en crear zozobra a “que dejen quieto al que está quieto”.

“El pueblo venezolano ha pasado todos estos días, todas estas semanas, todos estos meses con una altura y un civismo y una madurez extraordinaria; el pueblo tiene derecho a continuar construyendo patria en medio de un clima de tranquilidad”, acotó el funcionario, al detallar que Chávez “está en su proceso de recuperación”.

El líder opositor Henrique Capriles acusó, por su parte, a Maduro de mentir sobre la enfermedad del gobernante y advirtió que en los próximos días “el país conocerá la verdad”.

“Maduro ha engañado reiteradamente a los seguidores del Pdte y a los vzlanos sobre la real situación del Pdte”, publicó Capriles, actual gobernador del estado Miranda (centro), en su cuenta en la red social Twitter.

Señaló que “es mentira” que Maduro estuvo cinco horas reunido con el gobernante, en alusión a un encuentro que, según el vicepresidente, sostuvo con Chávez y varios miembros del gabinete hace una semana.

“Vamos a ver como le explican al país en los prox.días de todas las mentiras que han dicho sobre la situación del Presidente”, agregó sin abundar en detalles el excandidato presidencial, y agregó que el vicepresidente, de quien Chávez ha destacado su pasado como sindicalista y conductor de autobús, “nunca ha sido trabajador”.