Publicado el 05 de mar de 2013 5:23 pm |

  comentarios

Foto: Leslie Mazoch / AP Images

(Caracas, 5 de marzo – Noticias24).- Uno de los hombres venezolanos más famosos del siglo XXI acaba de fallecer, Hugo Chávez Frías. Una larga batalla contra el cáncer le ganó esta vez, pero el recuerdo seguro perdurará, pues deja un legado sin precedentes en la historia de nuestro país.

Es considerado uno de los estadistas más famosos y polémicos de América, así como uno de los más activos e influyentes en la escena internacional.

De Sabaneta a Miraflores

Hugo Chávez Frías nació en Sabaneta, estado Barinas, el 28 de julio de 1954. Exmilitar y político, realizó los estudios primarios y secundarios en su ciudad natal, y los superiores en la Academia Militar de Venezuela donde obtuvo el grado de subteniente en 1975. También fue Licenciado en Ciencias y Artes Militares, rama Ingeniería, mención Terrestre.

Hijo de Elena Frías y Hugo de los Reyes Chávez. Es el segundo de seis hermanos, todos varones y en las Fuerzas Armadas ocupó diversos cargos de comandante. Debido a la precaria situación familiar, la abuela paterna Rosa Inés, crió a Hugo y a Adán.

Foto: Registro familiar / “Chávez Nuestro”

Ya siendo militar, el 17 de diciembre de 1982, bajo la sombra del Samán de Güere, funda el Movimiento Bolivariano Revolucionario, MBR-200. Es coautor del Proyecto de Gobierno de Transición para el 4 de febrero de 1991 y autor del Anteproyecto Nacional Simón Bolívar.

En 1992 es comandante de la operación militar “Ezequiel Zamora”, rebelión militar del 4 de febrero. Fracasó este intento e hizo un llamado a través de los medios de comunicación a los militares que formaron parte de la rebelión y dijo: “Lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital”, invitándolos a deponer las armas.

Bajo la bandera de la Revolución Bolivariana, sometió a Venezuela a profundas transformaciones sociales

Esta acción la justificó alegando el descontento de la gran parte de la población frente a las medidas macroeconómicas implementadas por el Gobierno de Carlos Andrés Pérez e inspiradas en recomendaciones del Fondo Monetario Internacional.

Chávez fue encarcelado al día siguiente. Pasó dos años en la prisión de Yare esperando juicio, siendo liberado tras la amnistía que le otorgó Rafael Caldera.

En 1999 gana las elecciones presidenciales. Bajo las banderas de la Revolución Bolivariana y el Socialismo del Siglo XXI con su mandato sometió a Venezuela a profundos cambios en todos los ámbitos sumando querencias y aversiones.

Un carismático mandatario sintonizaba con los medios de comunicación que rechazaban la desgastada imagen de los partidos tradicionales. Cuando asume el poder, la efervescencia mediática rodeó a Chávez y a sus ideas innovadoras.

Su relación con los medios

Foto: AP / Archivo

Uno de sus legados más famosos fue el “Aló Presidente”, un espacio radial y televisivo que se transmitió por primera vez el 23 de mayo de 1999 y fue el comienzo de una pelea con los medios que le respaldaron en su campaña. “En Venezuela incluso abusan, denigran, mienten, se lanzan campañas de difamación por los medios de comunicación (…) aquí estamos en la batalla por la libertad de expresión”.

Otro elemento perturbador entre Chávez y los medios informativos son las llamadas “cadenas”. Por orden del Ministerio de Comunicación e Información, todas las televisoras y emisoras de radio debían ceder su espacio a la señal emitida por el Estado para difundir la programación oficial.

Luego de la reforma constitucional y de ser ratificado como mandatario nacional en el año 2000, el poder de Hugo Chávez se solidifica y su partido conquista la mayoría absoluta en las elecciones parlamentarias, lo que le dio poder para gobernar por decretos generando críticas dentro y fuera del país.

En el año 2001 le fue concedida una Ley Habilitante que le da poderes especiales al Presidente marcando el camino de un poderío que tendría consecuencias políticas en Venezuela, pues para ese momento la oposición ya empezaba a criticar severamente varias medidas del Gobierno Nacional.

El 11 de abril: la marca que cambiaría a Chávez

Tras un paro nacional que dejó tras de sí violentos disturbios y 19 fallecidos además de unos cientos de heridos, Chávez es forzado a enfrentarse a una Venezuela descontrolada y dividida. Fedecámaras y la CTV, junto a miembros de la sociedad civil y políticos, marchaban en las calles pidiendo la renuncia del líder.

La tarde el 11 de abril los disturbios se agudizan y los muertos caen en las calles. Era el inicio del golpe de estado que duraría hasta el 13 de abril

La tarde el 11 de abril los disturbios se agudizan y los muertos caen en las calles. Chávez sale en una Cadena Nacional para pedir calma y varias televisoras rompen en ese momento la pantalla para mostrar “la realidad” de lo que sucedía. Era el inicio del golpe de estado que duraría hasta el 13 de abril, después de que Chávez fuese sacado de su cargo y llevado a la Orchila, para volver triunfante con la imagen de Cristo entre las manos pidiendo una profunda reflexión al país.

A partir de este momento las políticas del Presidente se volvieron cada vez más agresivas y los espacios para la oposición se reducían mostrando una necesaria reforma en el fondo de cada partido.

Pero la sombra del golpe y el posterior paro petrolero de diciembre no duraría mucho. En las elecciones presidenciales del año 2006 es reelecto como mandatario nacional, obteniendo el 62,89%, mientras que su principal contendor, Manuel Rosales, alcanzó el 36,85% de los votos escrutados.

El hombre de las políticas sociales: Hugo Chávez

Foto: Prensa Presidencial / archivo

Chávez fue conocido en el mundo entero no solo por su verbo agudo y muchas veces encendido, sino por ser un hombre que implementó a toda costa las políticas sociales en nuestro país.

Rompió de manera definitiva con la llamada Cuarta República y aplicó la mano del estado como ayuda directa al más necesitado. Redujo los niveles de pobreza y fue reconocido en el mundo entero por tales iniciativas, aunque las formas le acarrearon críticas profundas que se mantuvieron hasta el último momento.

Chávez implantó una política de programas sociales desde 2003 llamados “Misiones”. En materia de educación la “Misión Robinson”, “Misión Ribas” y “Misión Sucre”; el programa médico – asistencial “Misión Barrio Adentro 1 y 2”; la capacitación integral “Misión Vuelvan Caras” y alimentaria “Mercal”. Cada uno de estos proyectos tuvo continuidad a lo largo de su mandato y fueron el centro de las elecciones de 2012.

Las “Grandes Misiones” fueron la segunda o tercera parte de cada uno de los programas que con éxito lograban que Chávez fuese reelecto en cada proceso electoral al que se lanzaba. Concentraba la idea en su persona, pero delegaba cada uno de ellos a uno de sus hombres y mujeres de confianza.

La última y más polémica misión fue “A Toda Vida Venezuela”, una que pretendía luchar contra la inseguridad creciente que azotaba al país, siendo el punto de crítica de diversos sectores.

La noticia que paralizó al país: Chávez tenía cáncer

En junio del 2011, el mandatario informó, para el asombro de todos los venezolanos, que tenía cáncer y que se trasladaría de inmediato a La Habana, Cuba, para ser intervenido de urgencia. Fue operado en cuatro oportunidades.

En la segunda operación se le extrajo un tumor cancerígeno del tamaño de “una pelota de béisbol”. Luego, se sometió a varias sesiones de quimioterapia, mayormente en Cuba. En octubre de 2011, se declaró sano del cáncer, por primera vez.

Foto: AP / Archivo

En febrero del 2012, Chávez anunció una recaída en la misma zona del primer tumor extirpado. Tras la operación le siguieron, al menos, cinco ciclos de radioterapias en Cuba.

En julio, anunció por segunda vez que estaba “muy bien” e inició su campaña electoral. El 7 de octubre ganó por amplia mayoría la reelección para un nuevo mandato de seis años.

En plena campaña para las elecciones regionales, y celebrándose 20 años del intento de golpe fallido del 27 de noviembre, Chávez a través de un comunicado, pidió a la Asamblea Nacional un permiso para ausentarse y recibir una nueva terapia en Cuba.

La mayor sorpresa vendría el sábado 8 de diciembre en horas de la noche cuando en una Cadena Nacional, anunciaría que sería cometido a una nueva intervención. La operación debía ser “para ayer”, como dijo, y como nunca antes, asomó la posibilidad de no regresar al poder. Para eso, dejó en la figura de Nicolás Maduro el liderazgo que durante 14 años construyó de mano de la gente, sus mejores aliados, quienes lo lloraron en los momentos difíciles y aplaudieron sus continuos regresos al país.

Su última intervención duró 6 horas y consterno al mundo entero. Deprimió a sus más allegados y el país lo lloró en cada una de las Plazas Bolívar de las diferentes regiones. Hoy, Venezuela se paraliza ante la muerte de un hombre que es el antes y después de la política; el militar que fue el líder de una nueva visión de América Latina; el hombre que fue amado y criticado; el hombre que se define con solo dos palabras: Hugo Chávez.