Publicado el 06 de mar de 2013 11:29 pm |

  comentarios

Video: Globovisión, 06 de marzo de 2013

(Caracas, 06 de marzo – Noticias24).- Este miércoles, el periodista Vladimir Villegas se refirió a los actos fúnebres por la muerte del presidente Hugo Chávez. “Cada momento histórico es único y cada liderazgo tiene sus características propias, en el caso del presidente Chávez es un liderazgo inédito en la historia contemporánea, en la forma en que él logró una comunicación fluida con los sectores populares, cómo logró interpretarlos, cómo se convirtió en la voz de muchos, de la gente que era invisibilizada”, dijo.

Para el comunicador social estas acciones se hicieron sobre la base de una “épica, la del 4 de febrero y luego esa manera de gobernar en Asambleas, tomando decisiones en un programas como ‘Aló, Presidente’ (…) con sus luces y con sus sombras. Por respeto a sus familiares y a la propia memoria del presidente Chávez no voy a ahondar en elementos que considero negativos en su pasantía por el poder, pero ya la historia hará su juicio de valor con las luces y las sombras de este proceso”.

Definió el liderazgo de Chávez como uno promotor de cambios en el país “y por eso lo apoyamos, porque significó una esperanza de cambio para millones de venezolanos, entre ellos nosotros. Esa esperanza se tradujo en la ruptura de un viejo modelo, el surgimiento de una nueva Constitución, el impulso del proceso de discusión más amplio que se ha dado en Venezuela”.

“Es muy difícil que volvamos a tener en mucho tiempo un Presidente con esas características, creo que Chávez en muchas de sus conductas y actitudes y su forma de gobernar es sencillamente inimitable. Es un personaje único en la historia venezolana y de América Latina”, añadió.

“Es muy difícil que volvamos a tener en mucho tiempo un Presidente con esas características, creo que Chávez en muchas de sus conductas y actitudes y su forma de gobernar es sencillamente inimitable”

Villegas afirmó que el liderazgo de Chávez y su Gobierno deben juzgarse como “dos cosas distintas” debido a que “una cosa es la visión general del proyecto, de las ideas y otra cosa es la ejecución de esas políticas (…) Evidentemente las debilidades del Gobierno de Chávez están en la gestión concreta, en la atención concreta de los problemas. A pesar de todo, la gente le ha pasado por encima a esas dificultades, a eso problemas y allí están acompañando a Chávez porque él los representó”.

A su juicio, “la oposición o las fuerzas alternativas en Venezuela no lograron interpretar y decifrar lo que estaba pasando, no han logrado todavía hacerlo. Están en ese proceso pero no logran dar con el fenómeno, y mientras no lo logren tendrán que depender de lo que pase dentro del chavismo para ser una opción de poder”.

“Para que la oposición tenga una estrategia que pueda llega a ser exitosa, tiene que aprender a diferenciar lo que puede cambiarse, lo que debe cambiarse y lo que no debe cambiarse del modelo que el chavismo trajo a Venezuela. Hay cosas que son irreversibles, como el énfasis en lo social”, sumó.

“Una cosa es Chávez y otra cosa son los que vienen después de Chávez, sea Maduro, sea Diosdado, sea Capriles, el que sea, el que venga, si no dan una respuesta y una satisfacción a esas necesidades que se vana a manifestar, evidentemente la va a tener difícil. Chávez fue un líder carismático, después de él no es que no va a venir un líder que pueda captar el apoyo de la gente pero con esas características (…) No es el momento de enjuiciar al líder fallecido, pero si es el momento de estar vigilantes con lo que van a hacer los que vienen”, agregó.

Lamentó el fallecimiento del Jefe de Estado y manifestó su respeto por el dolor de los venezolanos tras este hecho.

“El chavismo dividido no tiene vida, así cómo la posición tampoco. ¿Qué va a pasar? El camino va a forzar hacia la necesidad de la concertación porque el vacío de Chávez no lo van poder llenar solos en Venezuela, el vació de Chávez va a obligar a la reorientación de lo que se viene haciendo sin necesidad de traicionar lo fundamental. Tiene que reorientarse sobre la base del diálogo, sobre la base de la inclusión, sobre la base de entender que un modelo económico diferente no lo podemos construir con una política excluyente d ellos sectores productivos (…) tiene que acabarse la exclusión”, subrayó.

Aseguró que “el simbolismo” del Primer Mandatario perdurará por muchos años en Venezuela “u¡y en su nombre van a hacerse muchos planteamientos políticos, le corresponde a los dirigentes del Psuv, a la dirección del chavismo, administrar responsablemente el legado de Chávez, administrarlo y adaptarlo a las nuevas condiciones que vienen en Venezuela. No hay sustituto para lo que representó Chávez, puede continuar su idea, su visión del mundo pero lo que no puede es pretenderse que va a llenarse ese vacío, eso es imposible”.