Publicado el 09 de mar de 2013 4:25 pm |

  comentarios

Foto: Prensa Miraflores

(Caracas, 9 de marzo – dpa).- Nicolás Maduro cumple hoy su primer día al frente de la Presidencia de Venezuela con una agenda plagada de actos de Estado pero sin olvidar el legado del mandatario Hugo Chávez, fallecido el martes víctima de un cáncer.

Maduro fue juramentado el viernes como presidente encargado ante la Asamblea Nacional (Congreso unicameral), donde la minoritaria bancada opositora se negó a asistir para evitar legitimar un acto que tildaron de “fraudulento”.

Chávez había nombrado a Maduro como su sucesor en el último discurso televisivo que realizó en diciembre, cuando tuvo que partir a Cuba tras habérsele detectado la recurrencia final de su enfermedad.

Maduro, un ex líder sindical de 50 años y poblado bigote negro, arrancó su gestión juramentando a Jorge Arreaza, quien fue yerno y ministro de Hugo Chávez, como vicepresidente.

“Queremos anunciar como primer acto de Gobierno que hemos decidido designar para el cargo constitucional de vicepresidente ejecutivo al compañero Jorge Arreaza”, había adelantado el viernes Maduro ante el legislativo.

Arreaza, por su parte, juramentó su nuevo cargo en horas de la mañana agradeciendo a Maduro pero sin olvidar el legado de Chávez.

“No sólo lo juro, camarada Nicolás, presidente, lo juro como le juré al comandante (Chávez) en los últimos minutos y segundos de vida cuando le pedí que se fuera tranquilo y le juré en nombre de todo un pueblo que nosotros culminaríamos la lucha del libertador Simón Bolívar”, reflexionó.

Posteriormente, Maduro recibió a una delegación china para tratar diversos temas de la relación bilateral.

El ex dirigente sindical prometió a la delegación asiática mantener la estrecha relación bilateral que caracterizó a la era de Chávez (1999-2013).

“Nosotros le dijimos que muy pronto, también, luego que nuestro país vaya a elecciones, iremos con el triunfo en la mano para ratificar a nombre del espíritu del comandante Chávez este camino por 100 años, con China para siempre”, aseguró Maduro.

La constante del primer día de Maduro como presidente fue realizar actividades propias de un jefe de Estado pero sin dejar atrás por un momento el recuerdo de Chávez, el carismático líder que con su muerte dejó traumatizada a una buena parte de Venezuela.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador