Publicado el 15 de mar de 2013 8:38 am |

  comentarios

Foto: AFP

(Caracas, 15 de marzo. Dpa) - El líder opositor, Henrique Capriles, desafió hoy al presidente interino de Venezuela, Nicolás Maduro, a debatir antes de las elecciones del 14 de abril, cuando se elegirá al sucesor del fallecido ex mandatario Hugo Chávez (1999-2013), quien mañana será trasladado al Museo Militar.

“El país quiere que debatamos. Se lo pongo hoy a Nicolás en la mesa, vamos a debatir. El presidente Chávez no puede debatir, vamos a debatir Nicolás y Capriles”, dijo el líder opositor, que además salió al cruce de las insinuaciones sobre su condición sexual.

Además, Capriles dijo que el presidente interino es “el candidato de Raúl y Fidel Castro”, los líderes de la revolución cubana.

“Nicolás es una mala imitación del presidente (Chávez). Ya tiene 14 años metido en el gobierno y nunca ha tenido respuestas”

“Nicolás es una mala imitación del presidente (Chávez). Ya tiene 14 años metido en el gobierno y nunca ha tenido respuestas. El país no necesita improvisación, aquí no se trata de ser leal a un partido político”, dijo el candidato de la Mesa de Unidad Democrática (MUD).

Maduro condicionó la posibilidad de un debate a que Capriles se disculpe con la familia de Chávez por supuestamente haberla ofendido al poner en duda el relato oficial sobre la muerte del ex mandatario.

“Si alguna palabra fue mal interpretada o alguien se sintió aludido, valga nuestra palabra de excusa”, dijo Capriles, para quien Chávez quedó inhabilitado para gobernar desde meses atrás, por lo que la gestión estuvo todo el tiempo a cargo de Maduro.

El candidato de la MUD afirmó además que las elecciones son una oportunidad para que los venezolanos cambien el rumbo de 14 años de gestión de Chávez y los errores que se han agudizado en las últimas semanas con Maduro.

“Este modelo estatista no funciona”, dijo, aunque aclaró que en su eventual gobierno “los programas sociales van a seguir”

“Este modelo estatista no funciona”, dijo, aunque aclaró que en su eventual gobierno “los programas sociales van a seguir”. Mientras, uno de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Díaz, dijo que hay una “competencia desequilibrada y desleal” en la que el Estado “no juega con reglas claras”.

En una entrevista con Globovisión, Díaz presentó como prueba el que se autorizara al presidente interino para que en las elecciones vote en Caracas y no en la ciudad de Valencia, pese a que estaba registrado allí y ya no se admitían cambios.

Díaz aseguró que el seno del CNE denuncia desde hace siete años que hay irregularidades tendientes a favorecer al oficialismo. Indicó que esas condiciones se repiten ahora, aunque el CNE no puede hacer nada, ya que técnicamente el período de campaña electoral será del 2 al 11 de abril.

Foto: Reuters

Además, instó a que ningún sector haga “denuncias temerarias” en relación con la muerte de Chávez, ya que resulta “peligroso en momentos de dolor y tensión” para el país: “Hablen cuando tengan alguna evidencia científica en sus manos”.

Oficialistas dijeron que el cáncer que mató a Chávez le fue sembrado dentro de un plan para asesinarlo, mientras que la oposición afirma que Maduro manipuló información. Incluso, pusieron en duda que el deceso haya sido el 5 de marzo, tal como anunció el gobierno.

Capriles ha sido blanco de constantes ataques verbales de parte de Maduro y del oficialismo en diferentes actos. En este sentido, la organización Fuerza por la Igualdad consideró hoy “irrespetuoso” al presidente interino por sus insinuaciones sobre la orientación sexual del líder opositor.

“No es posible que nos discriminen de esa manera”, dijo Ángel German, integrante de la organización que se concentró hoy en la Plaza Brión de Chacaíto, en Caracas.

Maduro negó el miércoles haber deslizado dudas sobre la sexualidad de su adversario y rechazó que se le califique de homófobo porque, dijo, tiene respeto por la diversidad.

“Pedimos respeto a la mujer venezolana. No puede utilizar a una mujer para demostrar su homofobia y su hombría”

El presidente interino había dicho “yo sí tengo mujer”, lo que fue entendido como una alusión a la soltería de Capriles, de 40 años, que respondió: “La vida no me la ha dado (una novia). La estoy buscando”.

A su vez, Maduro también había dicho en un acto público: “Me gustan las mujeres”, tras lo cual besó a su esposa ante el pedido de sus seguidores que le cantaban: “Beso, beso, beso”.

“Pedimos respeto a la mujer venezolana. No puede utilizar a una mujer para demostrar su homofobia y su hombría”, dijo German, que invitó a los gays y homosexuales a concentrarse el domingo “para rechazar las palabras” de Maduro.

El militante exigió respeto al gobierno y dijo que Chávez “nunca jamás se metió con los gays, nunca discriminó a los homosexuales”.

La organización homosexual, que forma parte de LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgeneristas e Intersexuales), criticó las palabras de Maduro y las consideró “irrespetuosas y contrarias a la política de inclusión del fallecido” Chávez, quien mañana tendrá el último adiós, tras nueve días de velorio a cajón abierto.

“Vamos a decirle ‘comandante, misión cumplida’”, manifestó Maduro, al referirse al traslado de los restos de Chávez desde la Academia Militar hasta el Museo Histórico Militar.