Publicado el 16 de mar de 2013 4:47 pm |

  comentarios

Foto: Composición Noticias24

(Caracas, 16 de marzo – dpa) – El presidente interino, Nicolás Maduro, y el líder opositor, Henrique Capriles, lanzaron hoy diversas alertas de cara a “una campaña sucia” para las elecciones presidenciales en Venezuela el 14 de abril, en la que serán los principales candidatos para suceder al fallecido mandatario Hugo Chávez (1999-2013).

Capriles dijo que si algo le sucediera será responsabilidad de Maduro, quien a su vez advirtió que “se viene una campaña sucia” y que “la oligarquía” tiene el plan de “destruir” al gobierno para que no pueda continuar “la revolución” que inició Chávez.

“De cualquier cosa que nos ocurra hago responsable a Nicolás Maduro Moros, así lo denuncio al país y al mundo”, dijo el candidato de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD).

Maduro advirtió en los últimos días sobre supuestos planes de la “ultraderecha” para atentar contra Capriles

Capriles señaló en Twitter que fue cerrado el aeropuerto de La Fría, en el estado de Táchira, fronterizo con Colombia: “Para evitar que lleguemos”, aseguró.

El opositor explicó que su gira nacional empezaría con una visita a la iglesia del Santo Cristo de la Grita en Táchira, desde diciembre es gobernado por el oficialista José Vielma Mora, un ex compañero de armas de Chávez.

Maduro advirtió en los últimos días sobre supuestos planes de la “ultraderecha” para atentar contra Capriles. A su vez, el líder de la oposición dijo que no inscribió personalmente su candidatura el lunes en el Consejo Nacional Electoral (CNE) debido a que tenía información de una supuesta emboscada en su contra.

La campaña electoral comenzará de manera oficial el 2 de abril. De todos modos, ambos candidatos realizan sus primeros movimientos desde hace varios días con actos y conferencias de prensa.

En este sentido, la oposición acudió al CNE para denunciar una cadena nacional emitida en la noche del viernes en la que se repitió una transmisión del 8 de diciembre, cuando Chávez llamó a votar por Maduro, quien hoy pidió “respetar al árbitro electoral que ha fijado reglas de juego”.

El jefe de campaña opositor, Henri Falcón, exhortó al gobierno a “jugar limpio, con las herramientas de la democracia”.

Maduro encabezó un encuentro de las misiones sociales en honor a la memoria de Chávez en el Teatro Catia, en el oeste de Caracas. A los pocos minutos de comenzado el acto, la gente que colmó la sala empezó a cantar: “Cadena, cadena, cadena”. Pocos segundos después, pasó a ser transmitido en cadena nacional.

“Alerto a nuestro pueblo: la oligarquía, en su obsesión por destruir la revolución bolivariana que nuestro comandante Chávez construyó, ahora tiene un objetivo: destruirnos a nosotros para que no podamos cumplir el juramento de ser leales y fieles, y continuar esta revolución para seguir protegiendo a nuestro pueblo”, dijo.

A su vez, Maduro prometió mantener las misiones sociales a las que consideró que deben ser “perfeccionadas, pulidas y profundizadas”. Se trata de una de las principales banderas chavistas, cuyo objetivo es enfrentar la desigualdad social en áreas como alimentación, vivienda, salud, educación y energía.

“Que no se equivoque el enemigo de la patria, acá estamos para proteger al pueblo”

Durante su discurso, en el que por momento hizo bromas y dio órdenes, Maduro dijo que “los profetas como Hugo Chávez vienen a la tierra a cambiarlo todo”.

También arremetió contra la oposición al señalar que “esa minoría vive de una campaña de destrucción” pero “no han podido ni podrán jamás con nosotros”.

“Que no se equivoque el enemigo de la patria, acá estamos para proteger al pueblo”, señaló Maduro, que habló de la oposición como “la derecha apátrida y corrupta, ¿cómo se puede llamar a alguien que trabaja para intereses extranjeros en contra de su pueblo?”.

“Tienen una campaña diaria contra el pueblo de Cuba. Si algún día fueran gobierno, convertirían sus declaraciones en acciones contra el pueblo cubano, echarían a los médicos y a los entrenadores cubanos. Rechazamos la campaña de odio y de rencor contra el pueblo cubano”, dijo Maduro.

Que se cuide esa oligarquía de este equipo de guerreros“, dijo el presidente interino, que añadió: “Empezaron con dólares financiados de las élites imperialistas un ataque contra el equipo de Chávez”.

Mientras, en el Museo Histórico Militar se formó una extensa fila desde bien temprano para saludar los restos del fallecido presidente, quien finalmente no será embalsamado.

“¡Chávez vive! ¡La lucha sigue!”, “¡Con Chávez y Maduro el pueblo está seguro!”, gritaban los seguidores chavistas, que llegaron al también denominado Cuartel de la Montaña, donde permanece el féretro del fallecido mandatario desde ayer, luego de haber sido velado nueve días a cajón abierto en capilla ardiente en la Academia Militar.

Aquí, en el oeste de Caracas, Chávez comandó el fallido golpe de Estado del 4 de febrero de 1992 contra el entonces presidente constitucional Carlos Andrés Pérez (1974-1979 y 1989-1993).

El acceso al Museo es gratis y se realizó en grupos de 20 personas que aguardaron en la fila por unas tres horas. En el interior no está permitido tomar fotografías ni grabar. “Es un lugar de peregrinación para los revolucionarios”, dijo el ministro para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas.

Por: Ignacio Pereyra

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador