Publicado el 17 de mar de 2013 7:19 am |

  comentarios

Foto: Noticias24

(Caracas, 17 de marzo – Noticias24) - En ningún momento las personas que tomábamos un avión desde Caracas hacia el Táchira para cubrir el primer día de recorrido de Capriles, esperábamos lo que nos encontramos. Eran las 7 de la mañana cuando el piloto informó que aterriazaríamos en El Vigía, porque el aeropuerto de La Fría estaba cerrado.

Desde el viernes en la noche, las redes sociales señalaban el cierre del aeropuerto como una seña “del miedo” del Gobierno. Los opositores, aquellos que siguen a Capriles, explicaban que los miembros del Gabinete Ejecutivo no querían ponerle el camino fácil. Sin embargo, fuentes de la Gobernción del Táchira aseguraron a Noticias24 que se trató de una medida de prevención por las lluvias y que el Gbernador poco tenía que ver en el viaje del candidato.

Desde que despegó el avión hasta que el equipo de Noticias24, junto a otros reporteros, llegamos al lugar, pasaron casi 3 horas. “Tiempo perdido”, decían algunos lamentando el retraso, pero el recorrido dio más de lo que se pudo esperar.

El camino hasta La Grita

“Vamos hasta la iglesia del Santo Cristo de la Grita”, dijo la persona que mencionaba el plan del día. Con esto no se iniciaba la campaña, que bien tiene un cronograma trazado, pero sí iniciaba el intento de Henrique Capriles de darle la vuelta a Venezuela.

Foto: Noticias24

Mientras la coaster se trasladaba sobre parajes impresionantes que pocos pueden dejar de admirar, el recuerdo del inicio de la campaña pasada tomó por sorpresa los pensamientos. Hace poco menos de un año, Capriles comenzaba en la punta de Venezuela, en Santa Elena de Uairén, rodeado de poca gente en comparación con el resto de sus concentraciones, pero marcando la pauta de su campaña.

En esta oportunidad hizo lo mismo. Su recorrido comenzó a los pies del Santo Cristo de la Grita, un lugar solemne espiritualmente y lleno de historia, definiendo tal vez la parte más profunda de lo que será este “reto”, como el mismo lo ha llamado: la fe.

Foto: Noticias24

A medida que avanzaba el vehículo más personas se aglomeraban esperando verlo pasar. En un momento, pasó justo al lado de la van de los periodistas, y en un gesto de solidaridad por “la dificultad”, abrió la ventana, tocó el vidirio, miró el reloj y con un gesto dijo “bueno, ¡adelante!”.

Foto: Noticias24

Las personas corrían desde sus casas a la calle, gritando, alzando gorras que ya se veían arrugadas, todas con celulares en las manos, llenando poco a poco los espacios que después de octubre se vaciaron y que hoy expresaban un renacimiento de aquello que movía masas enteras.

Foto: Noticias24

Cuando llegó al Cristo, la cantidad de personas que se encontraban en el lugar no dejaban ni respirar, mucho menos tomar una fotografía. Superaba considerablemente las concentraciones del año 2012. El momento de la bendición fue el más importante. Capriles se ecnontraba a la derecha del párroco que ofrecía las palabras y que pidió levantar la mano para recibir tal regalo.

Foto: Noticias24

Mujeres, hombres, jóvenes y ancianos querían acercarse más, pero no puedieron y rápidamente se dirigieron a la salida para seguir una caravana que los llevaría hasta la plaza desde donde daría un contundente discurso. Las calles se llenaron de gente, de gritos, de voces que, según ellos mismo dijeron, se animaron “después de escuchar al flaco”.

Foto: Noticias24

El discurso

Después de un recorrido en caravana, como pudo, Capriles se subió a una tarima habilitada para dirigirse a las cientos de personas que llenaban el lugar. La calle se llenaba y aunque no se puede decir con exactitud la cantidad, lo que se escuchaba era que “nunca había habido una concentracion así aquí”.

Con un tono mucho más elevado que en el pasado, dirigiéndose en primera persona al Presidente Encargado, Henrique Capriles elevó los puños y aplusos de todos quienes agradecían la visita y “sellaban” el camino a seguir. “Yo no soy la oposición, spy la solución”, dijo exaltado expresando contundencia en sus gestos. “Esto es entre tu y yo Nicolás”, expresó mientras los ojos de los presentes no se podían separar de un hombre que ha cambiado la forma de expresarse y de dirigir sus palabras.

Foto: Noticias24

La economía, la inflación, la escasez y la inseguridad fueron los temas claves que se tocó. Uno a uno, y de forma tajante, tocó los temas más sensibles de la sociedad actualmente, una estrategia que dista mucho de los meses anteriores a octubre, cuando su fuerte era diferenciarse del Presidente de la República proponiendo un camino.

Ahora la opción es la crítica directa, dar en el tema que a todos los venezolanos afecta y elevar el tono para llevar la energía a un nuevo nivel.
Así comenzó el sábado, con gente, gritos, un discurso directo y aplaudido, y la fe puesta en el reto que ahora tiene por delante. Después de perder el 7 de octubre, y de volver ala Gobernación de Miranda, pocos podías imaginar que la maquinaria se iba a mover de tal manera que llegara a superar a las concentraciones de la campaña contra el fallecido presidente Chávez, pero así fue. Rendido a los pies del Santo Cristo, nadie podrá saber qué pidió, pero seguramente la palabra “confío” estuvo en la oración.

Foto: Noticias24
Foto: Noticias24
Por: Ana Vanessa Herrero / Departamento de Investigación / Noticias24