Publicado el 19 de mar de 2013 7:30 pm |

  comentarios

Video: Globovisión, 08 de noviembre de 2012

(Caracas, 19 de marzo – Noticias24).- El director y editor del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero, se refirió al trabajo periodístico y las dificultades que este supone en algunas naciones de Latinoamérica.

Al hablar sobre la noticia del momento en el ámbito nacional, Otero abordó la recién anunciada creación del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), un mecanismo adjunto a Cadivi que subastará dólares para importadores.

“Al eliminar el Sitme y dejar Cadivi colapsan las importaciones” y la producción disminuye pues, a su juicio, no todo lo importado pasa por Cadivi.

Sobre el editorial que hoy publicara El Nacional donde hacía alusión a la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, dijo que allí no se insulta a la funcionaria.

“Nosotros no hicimos eso haciendo alusión a la enfermedad de la señora, sino porque se va del CNE. No insultamos a la señora, (…) seríamos incapaces de usar la enfermedad y la muerte con fines electorales, ellos (Gobierno) sí“, dijo en una entrevista con Leopoldo Castillo, en “Aló, Ciudadano”.

Precisamente, el impreso emitió un comunicado respecto al polémico editorial:

No deja de sorprendernos el estilo impuesto por el jefe de campaña del comando del gobierno, el uso indiscriminado de acusaciones, intemperancias y mentiras que dispara cada vez que tiene oportunidad, imprimiéndole a la campaña un tono indeseable y para nada educativo y mucho menos ejemplarizante.

Usa la mentira, como parece ser la estrategia oficial, para inventar maldades que sólo existen en su libreta de racionamiento ofensivo, en un estilo nunca visto, ante un editorial crítico justamente escrito en razón del ventajismo gubernamental ante lo cual el CNE hace mutis y no asume sus responsabilidades.

Usa la mentira, como parece ser la estrategia oficial, para inventar maldades que sólo existen en su libreta de racionamiento ofensivo

Ante un editorial que no hace sino reafirmar nuestro más alto respeto por los asuntos personales de cualquier miembro del Gobierno, sea el Presidente de la República o la presidente del CNE, el jefe del comando del gobierno arremete con alevosía, falsedades y patrañas contra el diario El Nacional acusándonos de cultores de la muerte. En el editorial queda claro explícitamente que “hemos sido discretos sobre su condición de salud” y de estar atentos “a su restablecimiento con respeto y respaldo pleno”.

Toda Venezuela sabe bien quiénes se han aprovechado del sensible fallecimiento del mandatario, quiénes se esconden detrás de su retrato para hacer campaña, se ocultan detrás de su figura para evadir los debates necesarios.

Así que de nuevo reiteramos que somos lo suficientemente discretos y honestos como para no hablar de asuntos personales, o familiares de ningún dirigente, sea del Gobierno u opositor. El arte de la nigromancia electoral no está dirigido precisamente por ningún periodista. Parece más bien el uso deshonesto de las enseñanzas de la psiquiatría.

En breve más información.

Venezuela » en esta sección

buscador