Publicado el 02 de abr de 2013 8:06 am |

  comentarios

Foto: Prensa Miraflores

(Caracas, 02 de abril. Noticias24) – Marciano en su columna “Piedra de Tranca”, publicada este martes en el Diario VEA, señaló que “pedir debates es algo democrático cuando quien lo solicita es un demócrata de verdad. Cuando no lo es asume una impostura, se disfraza de dialogante para impresionar“.

En ese sentido, expresó que “ese es el caso del desafío de Capriles a Maduro. Al comienzo fue muy intensa la presión, pero parece que ya se le pasó al candidato de la derecha el ímpetu inicial. ¿Por cuál motivo? Posiblemente porque se sintió desairado por el aspirante chavista que no le paró y como la arrogancia es su característica dejó en manos de subalternos continuar con la cantaleta del reto”.

A juicio del columnista hubiese sido bueno un debate entre los aspirantes presidenciales: “¿La razón? El convencimiento que tengo de que Capriles es un hombre de paja, alguien que nada tiene en el buche, sino arrogancia desplantes, pantalla. Es un candidato de anime, que no resiste una confrontación seria, porque le falta cancha. Que en el plano dialéctico, del discurso, deja mucho que desear. Lamento que el debate no se haya dado, Maduro hubiera barrido el piso con el candidato de la derecha“.

Para ver en grande y leer, pulse en la imagen o aquí:

“El debate que no hubo”
Por: Marciano
Diario VEA

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador