Publicado el 05 de abr de 2013 9:19 am |

  comentarios

Foto: AP / Archivo

(Washington, 4 de abril. EFE).- Una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) revela sobornos a funcionarios venezolanos canalizados a través de paraísos fiscales en las Islas Caimán, Suiza y Panamá.

Las revelaciones sobre Venezuela publicadas hoy en la página web del ICIJ forman parte de la investigación de 15 meses realizada por ese grupo tras acceder a unos 2,5 millones de archivos digitales, fundamentalmente de las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Cook y otros “escondites” en alta mar.

Francisco Illarramendi, venezolano al frente de una firma de inversión con sede en Connecticut (EE.UU.), y Moris Beracha, también venezolano y un financiero cercano al Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, crearon un esquema Ponzi para desviar dinero de inversores a paraísos fiscales, según la investigación.

El dinero captado por Illarramendi y Beracha iba a las Islas Caimán, Suiza o Panamá para después ser usado en sobornos a funcionarios venezolanos.

Beracha fue asesor en 2008 de Rafael Isea, quien era entonces ministro de Finanzas en el Gobierno de Chávez.

El dinero captado por Illarramendi y Beracha iba a las Islas Caimán, Suiza o Panamá para después ser usado en sobornos a funcionarios venezolanos.

El esquema se derrumbó en 2011 y “se comió parte de los fondos de pensiones” de la petrolera estatal venezolana Pdvsa, de acuerdo con los documentos analizados por el ICIJ.

La investigación del ICIJ indaga en los movimientos de unas 120.000 empresas y fideicomisos extraterritoriales y de cerca 130.000 personas, entre ellas multimillonarios de Europa del Este e Indonesia, ejecutivos de empresas rusas, médicos estadounidenses y traficantes de armas.

Los documentos analizados muestran “cómo el secreto financiero extraterritorial se ha extendido agresivamente en todo el mundo, permitiendo a los ricos y a los bien conectados evadir impuestos y alimentando la corrupción y los problemas económicos en los países ricos y pobres por igual”, según el ICIJ.

El tamaño total de los archivos es “160 veces mayor” al de la filtración por parte de WikiLeaks en 2010 de documentos del Departamento de Estado de EE.UU., según la organización.

Para analizar toda la información se ha contado con 86 periodistas de 46 países y con la colaboración de medios como los británicos “The Guardian” y la BBC, el diario francés “Le Monde” y el estadounidense “The Washington Post”.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador