Publicado el 05 de abr de 2013 10:30 am |

  comentarios

Video: Globovisión 5 / 4 / 2013

(Caracas, 5 de abril. Noticias24).- Félix Arroyo, coordinador nacional de asuntos electorales de la MUD, se refirió a la posibilidad de riesgos durante los comicios del 14 de abril, luego de la denuncia formulada por la MUD y el comando Simón Bolívar sobre la manipulación de una clave a manos de un funcionario del Psuv.

Arroyo aclaró que la función de esta clave se limita a indicarle a la máquina que arranque desde el disco duro o desde otra base como un pendrive o un cd, por lo que en caso de que se altere lo que está previsto, el dispositivo no prenderá correctamente y el CNE dispondrá a sustituirla por otro.

Indicó que la clave objeto de la denuncia por factores de la oposición “no es conocida ni siquiera por los operadores de las máquinas en los centros de votación, porque estas son configuradas previamente para que se prendan y funcionen” de inmediato.

Ante la inquietud de muchos ciudadanos respecto a la vulnerabilidad del sistema y el riesgo de que se conozca por quién votó, Arroyo fue enfático al afirmar que “el sistema está preparado para que no ocurran ningún tipo de irregularidades y si esto ocurre, nos vamos a dar cuenta”.

“No hay ningún riesgo de que se altere el proceso del sistema electoral en el escrutinio, ni en el secreto del voto, ni en el conteo de los votos, absolutamente en nada“, aseveró.

En ese sentido, explicó que las máquinas de votación son muy sencillas y no poseen periféricos como teclado, wifi o bluetooh, “así que para poder cambiar la clave necesitas un teclado”, y este implemento no está incluido en la maleta que va a los centros de votación porque simplemente no es necesario.

“Para que hubiera un saboteo, tendría que venir alguien con un teclado, abrir la maleta y romper los precintos y en el supuesto de que fuera así, lo único que podría hacer es indicarle a la máquina que no arranque del disco duro o simplemente que no arranque, y la máquina no arrancará, por lo que el CNE tiene la obligación de cambiarla”.

En cuanto a la posibildiad de que las máquinas, programadas para arrancar a las 5:30 am del día de los comicios, se les metieran votos días antes de manera clandestina; esto se descubriría al prenderla e imprimir el acta de escrutinio cero. En caso de que haya registrado un voto, se inhabilita la máquina.

Por último, Arroyo insistió en la confiabilidad del sistema y en la efectividad de las auditorías que han realizado todas las partes involucradas en los comicios.