Publicado el 06 de abr de 2013 7:59 am |

  comentarios

Foto: Daniel Lara/Prensa Comando Simón Bolívar

(Caracas, 6 abril. DPA) – El candidato opositor venezolano Henrique Capriles Radonski planea una multitudinaria concentración de sus partidarios mañana con la que cerrará su actividad proselitista en Caracas para las elecciones del domingo 14 de abril.

Capriles espera que se repita en la capital las masivas concentraciones que está congregando en sus mítines, en lo que es descrito por los analistas como la continuidad de la campaña que hizo para las elecciones de octubre pasado, que perdió ante el presidente Hugo Chávez.

Ahora enfrenta al presidente interino Nicolás Maduro y algunos sondeos pronostican una reñida disputa electoral.

La movilización de mañana será en la céntrica avenida Bolívar, un corredor de tres kilómetros, repleto de afiches de Maduro y de Chávez.

La campaña termina el próximo jueves 11, por lo que los candidatos están quemando sus últimos cartuchos en una actividad proselitista “relámpago”, de apenas diez días, tras la muerte de Chávez.

El director nacional del comando de campaña opositor, Carlos Ocariz, calificó de “épica” la lucha de Capriles por ganar las elecciones ante un rival que “usa todo el poder” del Estado.

Ocariz denunció que activistas del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) están dañando las pancartas de Capriles en Caracas.

“Esta es una historia que se repite en todo el país. Tienen miedo que el pueblo les pase factura por lo que han hecho con el país”, indicó.

La campaña termina el próximo jueves 11, por lo que los candidatos están quemando sus últimos cartuchos

Agregó que mañana habrá varias marchas que terminarán en la avenida Bolívar, en una actividad que tiene el título de “Caracas heroica”.

“Este domingo tendremos una concentración que hará historia, una Caracas ‘heroica’ como hemos denominado esta actividad que le hará honor a nuestro Libertador Simón Bolívar. Daremos una demostración de que está lucha épica que estamos dando es responsabilidad de todos”, indicó.

Por su lado, el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, insistió en cuestionar la destrucción de la propaganda electoral de Capriles.

“Hagan lo que hagan no impedirán que el pueblo se manifieste y elija a Henrique Capriles como el nuevo presidente de todos los venezolanos. Aunque enrollen en las patas de la mesa una anaconda, la gente va ir a votar. Aunque escondan un alacrán y una tarántula en las máquinas de votación, la gente saldrá a votar”, aseveró.

Capriles ha dirigido su campaña a proponer un camino de progreso para los venezolanos, criticar la división del país entre opositores y partidarios del gobierno y fustigar a los que llama “enchufados que quieren mantenerse en el poder”.

El lema de los “enchufados” lo repite en cada una de sus concentraciones y sus partidarios lo replican en pancartas que ondean en las movilizaciones.

Por su lado, el comando de Maduro no ha anunciado la fecha de su cierre de campaña en Caracas, aunque fuentes dijeron que podría ser el jueves, último día de actividad proselitista.

Maduro ha puesto el acento en su campaña en que es “hijo legítimo” de Chávez y en cada una de sus presentaciones proyecta el último mensaje del fallecido mandatario en el que pide votar por Maduro.

El presidente interino también plantea aplicar el programa de gobierno redactado por Chávez para las elecciones de octubre, que ganó con el 55 por ciento de los votos, y afirma que hará un gobierno en la calle.

Dijo que él mismo conducirá un autobús para llegar su gobierno a todos los pueblos venezolanos. Su campaña ha recordado su vieja profesión de chofer de autobús del Metro de Caracas y lo propone como el “conductor que necesita el país”.

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador