Publicado el 08 de abr de 2013 1:42 pm |

  comentarios

Foto: Prensa Presidencial / Imagen de referencia

(Caracas, 08 de abril. dpa) – El presidente interino, Nicolás Maduro, advirtió que si los venezolanos no votan por él en las elecciones del 14 de abril les caería una maldición. Esto llamó la atención en los medios, sobre todo extranjeros, pero no es novedoso en la política del país caribeño, donde las referencias místicas y religiosas son algo de todos los días.

“Si alguien del pueblo vota contra Nicolás Maduro, está votando contra él mismo. Le está cayendo la maldición de ‘Macarapana’”, dijo el también candidato del oficialismo que buscará transformarse en el sucesor del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), sobre el que también se dice que cayó una maldición que lo terminó matando.

Aunque Maduro se equivocó al mencionarla, se refería a la batalla de Maracapana, de mediados del siglo XVI, cuando grupos indígenas fueron derrotados por los españoles. Más allá del error en la referencia, surge la pregunta de si influirá en el electorado.

No existe una maldición de Maracapana pero se asume que después de la batalla los pueblos indígenas empiezan a mermar. El mensaje es ‘si no están conmigo, nos pasará lo que le pasó al pueblo indígena, nos extinguiremos’”, dijo a dpa Lizbety González Giral, conductora del programa televisivo “Creencias Siglo XXI”.

“Hay superstición también. La gente es muy religiosa y cree en maldiciones. Puede influir en los estén dudosos con su voto”, sostuvo la periodista y licenciada en comunicación social.

“Si alguien del pueblo vota contra Nicolás Maduro, está votando contra él mismo. Le está cayendo la maldición de ‘Macarapana’”

El politólogo Iván Serra cree que estos mensajes pueden no tener el resultado deseado, por ejemplo, en los indecisos o católicos, “en quienes surtiría un efecto rebote”, señaló en declaraciones al diario “El Carabobeño”.

Aunque en otras latitudes estos temas producen sonrojos, los temas espirituales abundan en la campaña electoral, donde Maduro contó que Chávez se le apareció en forma de pajarito. Pero conviene apuntar que vienen de mucho antes. Entre otras historias, muchos venezolanos creen que Chávez murió por la maldición de Simón Bolívar, vinculada a fuerzas sobrenaturales y santería.

En julio de 2010 Chávez encabezó la exhumación de los restos del Libertador para investigar las razones de la muerte del mayor prócer de la historia venezolana.

Desde entonces, además de Chávez, fallecieron otra cinco personas relacionadas con la apertura de la tumba: Luis Tascón, diputado del Parlamento; William Lara, ex gobernador del estado Guárico; Lina Ron, dirigente política e incondicional de Chávez; el general retirado Alberto Müller, dirigente del partido de gobierno; y Clodosbaldo Russian, contralor general.

La periodista Marianella Salazar escribió en 2007 en el diario “El Nacional” acerca de la exhumación de Bolívar, fallecido en 1830: “Son pretextos para abrir el sarcófago del padre de la patria y justificar los trabajos encargados a los babalaos cubanos, traídos con el propósito de liquidar a sus enemigos, apoderarse de la voluntad de la gente que es impresionable y mantenerse en el poder”.

“No podría decir si es cierto o falso. Desde que Chávez asumió en 1999 se dijeron muchas cosas, como que se iba a Cuba para hacerse trabajos de santería”

Entre los cientos de historias y leyendas urbanas que circulan en Venezuela, se dice que los babalaos cubanos recomendaron a Chávez que abriera la tumba para contactarse con el alma de Bolívar. También se cuenta que su gobierno consultaba a brujos o videntes para tomar decisiones.

“No podría decir si es cierto o falso. Desde que Chávez asumió en 1999 se dijeron muchas cosas, como que se iba a Cuba para hacerse trabajos de santería. Incluso antes de morir hubieron ceremonias y en los últimos meses se activaron distintas entidades religiosas para pedir por su salud”, dijo González Giral.

La conductora de “Creencias Siglo XXI” hizo referencia a los rituales que se llevaron a cabo en Caracas previo a la muerte de Chávez.

Maduro había dicho en diciembre que una “revolución espiritual” atravesaba Venezuela pidiendo la recuperación de Chávez.

A fines de febrero, el presidente de la Sociedad Yoruba de Venezuela, el babalao cubano Gonzalo Báez, convocó una ceremonia para pedir por la sanación de Chávez. El religioso dijo entonces que el gobierno lo contactó en diciembre para buscar “el mejoramiento” del fallecido mandatario.

También a fines de febrero, unas 300 personas realizaron un ritual indígena en Caracas en el que invocaron a los dioses para pedir por el presidente que aún luchaba contra el cáncer. Entre otros, participó la guatemalteca Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, que dijo que Chávez había recibido “energía cósmica”.

Muerto el mandatario, las historias se multiplican cada día. Maduro, que se autodefinió como “Apóstol de Chávez”, también dijo que “el comandante” influyó en la elección de nuevo papa, el argentino Jorge Bergoglio. Mientras que el embajador venezolano en Italia, Isaías Rodríguez, dijo a dpa que se “comunicó mentalmente” con el difunto a pocas horas de su muerte.

Por Ignacio Pereyra

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador