Publicado el 08 de abr de 2013 9:11 pm |

  comentarios

Foto: Composición Noticias24

(Caracas, 8 de abril – EFE).- A poco más de 72 horas para que concluya la campaña en Venezuela, el candidato oficialista, Nicolás Maduro, volvió hoy a pedir a sus rivales un compromiso de reconocimiento del resultado de las urnas, mientras el opositor Henrique Capriles invitó a sus partidarios a que voten sin miedo y a desoír rumores.

Embarcados en maratonianos recorridos, Maduro visitó Monagas y Sucre, en el oriente del país, y la turística isla de Margarita (norte), mientras Capriles se desplazó a Guárico (centro) y Anzoátegui, también en el este, en una jornada en la que el poder electoral salió al paso de denuncias sobre el control de las urnas.

Venezuela ha entrado en cuenta regresiva para las presidenciales del domingo, el primer proceso en los últimos 14 años sin la presencia de Hugo Chávez, fallecido el 5 de marzo por un cáncer y poco después de iniciar, el 10 de enero, su mandato 2013-2019.

Maduro, al recordar que encabeza las encuestas con entre 10 y 20 puntos de ventaja, pidió a sus seguidores que la diferencia con sus contrincantes sea lo “más grande posible”.

“Mientras más grande la diferencia, más paz habrá en el país”

“Mientras más grande la diferencia, más paz habrá en el país, mientras más grande la diferencia, más estabilidad política, más prosperidad económica, más tranquilidad”, apuntó el también presidente encargado, que ha denunciado supuestos planes para asesinarlo financiados por la derecha salvadoreña.

“La decisión es de ustedes, en su conciencia, en su amor, en su lealtad, vamos a ser leales, es la hora de las bendiciones, la lealtad a la patria y a Chávez le traerá bendiciones al pueblo, traerá la prosperidad, traerá el futuro grande de la patria”, añadió Maduro, quien se presenta como “hijo” del fallecido gobernante.

Durante su intervención en Sucre se declaró “listo” para firmar un “documento de paz, que le garantice la paz y la tranquilidad a Venezuela y se reconozcan los resultados”.

Si la burguesía gana las elecciones, yo lo reconozco”, apuntó hoy y tildó de “caprichito” y “burguesito” al líder opositor.

Capriles replicó, por su parte, con un llamado a los opositores, en especial a los funcionarios, a que “derroten el miedo” y voten por él, y pidió que “nadie haga caso a los rumores” al advertir que la lucha en las próximas horas “va a ser más difícil”.

“No tengan miedo. A lo que le tenemos que tener miedo es a un Gobierno que persigue, que amedrenta, que utiliza”

“No tengan miedo. A lo que le tenemos que tener miedo es a un Gobierno que persigue, que amedrenta, que utiliza”, puntualizó Capriles.

Defendió que representa una opción para “modernizar” al país y calificó el proyecto de Maduro como “político”.

“El proyecto que yo le estoy ofreciendo a los venezolanos es un proyecto para modernizar a nuestro país (…) los otros solo ofrecen un proyecto político, no ofrecen un proyecto de patria”, sentenció.

Llamó a sus seguidores a asumir el rol de “movilizadores” para incentivar a los votantes, pero advirtió sobre la necesidad de mantenerse en las mesas tras el cierre del proceso.

“No me abandonen los centros de votación, los enchufados (como llama a los miembros del Gabinete Ejecutivo) les gusta hacer trampa, ellos les gusta mandar hacer trampa y nosotros tenemos que estar ahí (…) ojo para que no se agarren ni un votico”, afirmó.

Poco después, en Anzoátegui, Capriles alertó que sacarán un video de la oposición, hecho que atribuyó que “andan desesperados”.

“Lo que pasa (es) que ese candidato (Maduro) no levantó, va en picada, y como además se tragó un pajarito lo único que hace es hablar pistoladas (tonterías), amenazar”, señaló Capriles sobre la revelación que hizo el candidato oficialista de que Chávez se le presentó en forma de “pajarito chiquitico”.

“El único (rumor) real que tenemos que hacerle caso (es) que si votamos el 14 de abril y nos movilizamos hay nuevo presidente”, agregó el opositor y pidió que “nadie haga caso a los rumores y nadie se deje llevar por campañas mediáticas”.

Por su parte, el Consejo Nacional Electoral (CNE) desestimó hoy una denuncia presentada la semana pasada por la oposición, según la cual un técnico del partido oficialista poseía una clave con la que podía sabotear el funcionamiento de máquinas de votación en las elecciones del 14 de abril.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, aclaró en una rueda de prensa que el sistema electoral “está blindado” y negó la existencia de irregularidades.

La Misión de Acompañamiento Electoral de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) previó hoy que el país vivirá un proceso “pacífico”, “claro” y “contundente” y que los venezolanos repetirán en las elecciones del domingo “el civismo” demostrado en los comicios de hace seis meses, cuando Chávez fue reelegido

Foto: Boris Vergara / EFE
Foto: Boris Vergara / EFE
Foto: Comando Hugo Chávez
Foto: Comando Hugo Chávez