Publicado el 12 de abr de 2013 8:44 pm |

  comentarios

Video: Noticias24, 12 de abril de 2013

(Caracas, 12 de abril – Noticias24).- Henrique Capriles Radonski es uno de los pocos políticos venezolanos que desde el inicio de su carrera ha llamado la atención de las mujeres por su “atractivo físico”. Pero fue desde que se lanzó como candidato a la presidencia de la república en el año 2012 que se generó una especie de fanatismo.

Aunque Capriles no logró ganar la presidencia el 7 de octubre del año pasado, para ese entonces seguía contando con el apoyo de las mujeres, sus fieles seguidoras.

El exalcalde de Baruta, quien ha asegurado que es él quien maneja las redes sociales, ya tiene 2.561.446 seguidores en Twitter y a 1.285.552 personas les gusta su página de Facebook. A través de la red social del pajarito azul, el político venezolano recibe constantemente piropos de las féminas: “Ya llegó mi novio para pedirme matrimonio hcapriles tee amooo”, es uno de los tantos mensajes.

Luego de que el líder opositor de 40 años anunciara que sería nuevamente el candidato para las elecciones presidenciales que se celebrarán este 14 de abril tras la repentina muerte de Hugo Chávez, se intensificó la admiración de las mujeres y hasta de los hombres que creen en su visión de país.

Capriles puede ser comparado con una estrella de rock por la euforia que ha logrado desatar en sus concentraciones a nivel nacional y, su reciente campaña que terminó el pasado 11 de abril refuerza lo dicho.

Miles de personas se reunían en cada estado venezolano para escuchar el discurso del abanderado de la Unidad sin importarles el sol, la sed y la larga espera. Empujones, altercados y desmayos no eran suficientes para que las personas flaquearan.

Cuando los animadores anunciaban su llegada, el público empezaba a desesperarse y a perder el control para al menos tocar al hombre que podría convertirse en el próximo presidente de Venezuela.

Al tomar la palabra, los gritos y las muestras de afecto no se hacían esperar. Algunos, a través de consignas y obsequios intentaban llamar su atención.

Los seguidores del aspirante presidencial no desviaban su vista. Las miradas estaban puesta en él con el simple propósito de tocarlo o al menos robarle una mirada.

Escrito por Isairi Velásquez Blanco/Noticias24

Cámara y edición de video: Harold Martínez/Noticias24