Publicado el 15 de abr de 2013 9:49 pm |

  comentarios

Video: VTV, 15 de abril de 2013

(Caracas, 15 de abril. EFE) - Chavistas acompañaron hoy al presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, a su acto de proclamación ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) asegurando que la oposición “no volverá” a gobernar y que saldrán a defender el triunfo en la calle, de ser necesario.

La promesa de Maduro de cumplir con el legado de Chávez y proteger a los humildes fue recibida por sus seguidores fuera del recinto electoral con aplausos y vivas, y lo mismo sucedió con las críticas que hizo la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, a la solicitud de la oposición de contar los votos.

El principal rival de Maduro durante las elecciones, el líder opositor Henrique Capriles, solicitó el recuento de los votos, uno a uno, para verificar los resultados del domingo y ha asegurado que se torció la voluntad del pueblo.

Maduro triunfó ayer en las elecciones Presidenciales 50,75 % de los sufragios, mientras su principal rival Henrique Capriles,obtuvo el 48,97%

“El CNE es una de las instituciones más transparentes que hemos tenido, por eso hay incomodidad cuando Capriles menciona de manera grosera, violando la Constitución, desconociendo los resultados de manera grotesca, que llama a un conteo de votos”, dijo a Efe Douglas Rodríguez, miembro del movimiento social Frente de Clase Socialista.

Para Rodríguez no hay “ningún problema” en que se cuenten “todas las papeletas” electorales pero aclaró que igualmente hoy Maduro recibe la Presidencia “porque siete millones y medio de venezolanos así lo decidieron”.

Maduro triunfó ayer en las elecciones Presidenciales con 7.563.747 votos (50,75 % de los sufragios) mientras su principal rival Henrique Capriles, obtuvo 7.298.491 (48,97 %), según el CNE.

“Hoy nosotros tenemos siete millones y medio de votos y este señor (Capriles) pretende ahora que por 300.000 votos, él cree que va a traer fraude”, comentó a Efe el chavista José Rangel, de 36 años y testigo de mesa en los comicios como representante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela.

“El pueblo no se va a dejar quitar esto y nosotros aquí estamos dispuestos, rodilla en tierra con el comandante (Chávez) y vamos a seguir la lucha de calle”, aseguró y criticó que grupos opositores estén haciendo “guarimbas” o barricadas que cortan las calles en protesta por la negativa del CNE de querer contar los votos.

Las calles y avenidas que rodean la sede del poder electoral fueron cerradas y en su lugar fueron dispuestos decenas de funcionarios de seguridad, tarimas donde se presentaron grupos musicales antes de que comenzara el acto y también cornetas desde donde se escucharon más tarde los discursos de Maduro y Lucena.

Para Germania Molina, ama de casa que fue al acto de proclamación de Maduro ataviada con la emblemática camisa roja que tiene estampados los ojos de Chávez, “Capriles lo que quiere es violencia”, pero la oposición “nunca más volverá”.

Fue la misma afirmación que hizo Vanessa Hinojosa, que está segura de que “Nicolás no dice mentiras”.

Sin embargo, Hinojosa dijo que el ahora presidente debe ser como Chávez, que aceptaba todas las solicitudes del pueblo y que ella, precisamente, tenía una carta para Maduro en la que le solicita “una vivienda digna” porque es madre de un niño sordomudo.