Publicado el 16 de abr de 2013 10:16 am |

  comentarios

Foto: G. Zavarce / Archivo

(Caracas, 16 de abril. Noticias24) – El politólogo Luis Salamanca analizó en Noticias24 Radio el escenario político actual, luego de la celebración de las elecciones presidenciales en la que resultó electo Nicolás Maduro.

Escuche la entrevista completa a continuación:

“El resultado del 14 de abril ha sido excelente para la oposición y este sector, en medio de la desigualdad política, debe valorarlo en su justa medida. La gente debe darse cuenta que su poder creció, mientras que el oficialismo va en un debilitamiento progresivo que inició desde la desaparición física de Chávez”, subrayó.

“Maduro comenzó con una marca de fábrica llena de incoherencias”

Salamanca agregó que, ante esta situación, la oposición debe “hacer una campaña permanente para elevar la autoestima de sus seguidores, para que en ocasiones futuras no sientan que sus votos tengan presuntamente otros destinos”.

Aseguró que Henrique Capriles “salió convertido de candidato a líder por su demostración de fuerza, coraje, en un político de muchos quilates. Por lo tanto, ya este grupo sabe que puede lograr resultados positivos y el escenario es más interesante para ellos”.

En contraste, expresó que “Nicolás Maduro no es un líder porque comete muchos errores, con lo que va disminuyendo su autoridad interna y abre paso a un proceso de cuestionamiento entre ellos mismos. La única forma de hacer viable su gobierno es tendiendo puentes, pero no es posible porque ellos quieren monopolizar el poder””.

El politólogo reiteró que el chavismo “entra en una fase impredecible, pues Maduro comenzó con una marca de fábrica llena de incoherencias en la que va para adelante y atrás”. Por lo tanto, subrayó que aún “no está diluido pero comienza la volatilización del voto, es decir, sus seguidores se evaporarán de estas filas a las contrarias”.

En cuanto a las manifestaciones convocadas por Capriles, explicó que se entiende el lenguaje de la presión que ejercen estos tipos de actos, “pero veo que el Estado está atrincherado hacia la otra mitad que no votó por Maduro. Así que los opositores deben graduar sus pasos para lograr buenos resultados”.