Publicado el 16 de abr de 2013 9:36 pm |

  comentarios

Foto: Captura CNN

(Caracas, 16 de diciembre – Noticias24).- La noche de este martes, Fernando del Rincón entrevista para CNN en español a Henrique Capriles Radonski. El líder de la oposición venezolana habló de sus más recientes denuncias relacionadas a los resultados electorales del pasado domingo.

Video: CNN 16 de abril 2013
Video: CNN 16 de abril 2013
Video: CNN 16 de abril 2013
Video: CNN 16 de abril 2013
Video: CNN 16 de abril 2013

Capriles aseguró que su intención no es llamar a la violencia ni a la confrontación entre hermanos. “El mundo ha podido ver todas mis declaraciones. No hay una sola palabra mía que signifique un llamado a la violencia o a la confrontación entre hermanos”, dijo al tiempo que destacó su actitud ha sido “combativa frente a la mentira”.

“Yo lo único que he pedido al país, me refiero a esas instituciones secuestradas (…) que hagamos una auditoría, un conteo voto a voto (…) ¿Pedir el conteo es llamar a la violencia? ¿Contar los votos es llamar a la violencia?”, añadió.

Insistió en la idea de llevar a cabo un reconteo de los votos que los venezolanos ejercieron en los comicios de este 14 de abril. Afirmó que el cacaerolazo que se escuchó esta noche se sintió también en zonas populares de Caracas y aseguró que esta medida no corresponde a una acción violenta.

“¿Pedir el conteo es llamar a la violencia? ¿Contar los votos es llamar a la violencia?”, se preguntó

Manifestó que debe caer “todo el peso de la ley” sobre las personas que quieran hacer de este reclamo “un exceso”. Expresó que en el país existe una realidad, independientemente del resultado anunciado por el ente comicial “el país está a la mitad, no hay una mayoría, aquí hay una crisis política que no se resuelve con amenazas”.

Sobre las declaraciones de José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, dijo que éstas se hicieron “apegadas” a la carta democrática.

Capriles señaló que los hechos de violencia, a los cuáles él no ha llamado -aseguró-, tienen la intención de que en el país no se hable del reconteo de votos. “El derecho a exigir un conteo de voto en un país donde hay democracia no puede ser un delito”.

Para Capriles es el Gobierno el responsable “de resolver esta crisis”. Se preguntó: “¿si ellos están tan seguros que ganaron por qué no abren las cajas?. El Gobierno ha dicho que estaba dispuesto, después cambió de parecer. En los últimos minutos de esa conversación yo le plantee a Maduro enviar a manos jefes de campaña al CNE y que conjuntamente con el árbitro se hiciera un compromisos de auditoría. Me dijo que lo consultaría y luego me llamaría, pero eso no se produjo”.

“Si quieren vamos a revisar irregularidad por irregularidad, que en el caso de constatarse significa la nulidad de esa mesa. Sobre la base de las irregularidades de acuerdo a lo que establece la ley pudiéramos de hablar de un nuevo proceso electoral en el país, pero también pudieras hablar de repetir el proceso en todas las mesas donde hubo irregularidades”, sentenció.

Reiteró que organismos de inteligencia le informaron que el Gobierno infiltraría a personas en la movilización que estaba convocada para mañana con la intención de generar hechos de violencia, “porque esconden una debilidad”.

Capriles indicó que Maduro “no tiene liderazgo” y “trata de venderse como el heredero de una silla que no es de él” al tiempo que destacó que manifestó que aceptaría “lo que el conteo arroje. Si el Sr. Maduro ganó, lo acepto”.

“Maduro dijo que no me reconocía, pero es que él no tiene que reconocerme como Gobernador sino como Presidente”

El gobernador del estado Miranda manifestó que “hay mucho descontento” en la forma en que el Gobierno ha manejado la situación que actualmente experimenta el país. “Esas amenazas son para nosotros simplemente son palabras que demuestran una gran debilidad, el que tiene confianza en sí mismo no cae en eso (…) estar del lado de la paz y del lado de la razón no es debilidad, ni es miedo. El que le tiene miedo a la verdad es el gobierno y para tratar de ocultar la verdad recurre a la violencia”, dijo para referirse a la negativa de Maduro a la marcha que iba a realizarse mañana hasta la sede del Poder Electoral en la capital.

Rechazó las agresiones que sufrió el diputado Williams Dávila, “reitero que lo que nosotros le hemos planteado al país es totalmente alejado de eso”.

Aseguró que ha recibido informaciones de que “partidarios del Gobierno quieren ir a tomar la residencia oficial del Gobierno de Miranda. Allá voy a estar. Si algo pasa con mi integridad física, si algo me pasa a mí, que sepa el mundo quién es el responsable”.

“Maduro dijo que no me reconocía, pero es que él no tiene que reconocerme como Gobernador sino como Presidente (…) Pretender desconocer a un gobernador electo eso es un golpe de Estado. Yo soy Gobernador, no existe ningún limbo ni ha existido. La condición de electo nunca se pierde”, aseveró.

Añadió que “independientemente” de sus diferencias con Hugo Chávez nunca puso en duda su liderazgo, algo “muy diferente a lo que vemos ahora”. Recordó que el fallecido líder socialista “jamás” prohibió una manifestación, “él era un líder, tuvimos diferencias pera era un líder”.

Para el mandatario regional, la conducta de Maduro “no merece el respeto de los venezolanos, no es si Capriles respeta o no”, dijo al tiempo que calificó como “un desconocimiento de la realidad política” decir que en Venezuela existe una mayoría, “es tratar de ignorar una situación política”.

Para finalizar, manifestó que agotarán todas las instancias para que se produzca el conteo de votos, “este es un Gobierno que está herido de legitimidad, su conducta lejos de resolver la situación lo que hace es agravarla, por lo que los próximos días serán decisivos en torno a las decisiones que tomen las instituciones”.

Venezuela » en esta sección

buscador