Publicado el 20 de abr de 2013 7:34 am |

  comentarios

Foto: José Antonio Rivas Leone

(Caracas, 20 de abril. Noticias24) – En las pasadas elecciones del 14 de abril, donde resultó electo el candidato por el chavismo, Nicolás Maduro, la oposición denunció que tenia información sobre una serie de irregularidades que se presentaron en dicho proceso.

El diario El Nacional realizó un análisis sobre los reclamos que recibió el Comando Simón Bolívar, la mayoría de las denuncias provienen de los estados más poblados: Zulia, Aragua, Carabobo, Aragua y Distrito Capital.

A continuación el trabajo especial completo:

El 14 de abril Nicolás Maduro consiguió entre 95% y 99% de los sufragios en 243 mesas. Los testigos fueron obligados a abandonar 737 centros de votación que abarcaban 2.033.695 electores.

El Comando Simón Bolívar recibió en total 29.500 reclamos electorales durante las elecciones del 14 de abril. La mayoría de ellos provino de los estados más poblados del país: de Distrito Capital, del estado Zulia (Maracaibo, Mara y San Francisco), Aragua (Girardot), y Carabobo (Valencia).

El documento del Comando Simón Bolívar que contiene esas denuncias revela que el principal problema para los ciudadanos fue la violación del secreto del voto o coacción a la hora de ejercerlo, violencia en las inmediaciones de los centros de votación, obstrucción a los mecanismos de auditoría ciudadana, retraso o paralización del proceso electoral, y proselitismo en las cercanías de los centros. El comando denunció que el CNE no mostró, ante esas situaciones, “una capacidad de tutela rápida y eficaz”.

Si se contabilizan las denuncias en esas principales áreas, se determina que abarcaron 3.389 centros de votación, lo que afectó –directa o indirectamente– a un universo de 8.134.554 votantes que ejerce su derecho en esos centros. El proceso, asegura el Comando Simón Bolívar, no se realizó en un “ambiente cívico, despolitizado y pacífico, lo cual hace que la votación emitida durante el día de las elecciones se viera afectada o influenciada por todas las incidencias, debido a la violación de la normativa y la ausencia de garantías electorales”. Eso motivó que se insistiera en solicitar un recuento de votos, ante un resultado electoral tan estrecho.

se determina que abarcaron 3.389 centros de votación

En detalle. El Comando Simón Bolívar recordó que la coacción a la hora de votar viola el artículo 63 de la Constitución, que establece que el voto es un derecho que se ejercerá “mediante votaciones libres, universales, directas y secretas”.

El artículo 123 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales señala, además, el carácter “personalísimo” del sufragio y el 128 de la misma ley aclara que los miembros de mesa no permitirán que los electores estén acompañados durante el proceso de votación.

Esa coacción se reflejó en el acompañamiento a electores que no lo necesitaban. Esa fue la principal denuncia que recibió el comando y que, en algunos casos, se respaldó con videos y fotos. Se recibieron denuncias de voto asistido desde 1.000 centros de votación, lo cuál afectó a centros con 2.712.637 votantes.

“Supervisar el voto de otra persona constituye una grave violación del carácter secreto del sufragio”, señala el documento de la organización.

El Comando Simón Bolívar recordó que la coacción a la hora de votar viola el artículo 63 de la Constitución

El artículo 140 de la Ley de Procesos Electorales reza: “El acto de escrutinio es público y las o los miembros de mesa electoral permitirán la presencia en el local de los electores o las electoras y testigos electorales, sin más limitaciones que las derivadas de la capacidad física del local y de la seguridad del acto electoral”.

Muchos testigos, de acuerdo con las denuncias del Comando Simón Bolívar, fueron obligados a abandonar el centro de votación en el momento de la auditoría o en varios “momentos clave”.

En total, se retiraron testigos en 737 centros, lo que afectó a sus 2.033.695 votantes.
El comando también registró violencia en 860 centros de votación, lo que afectó a centros con 2.721.637 votantes. Eso contradice la normativa electoral que señala que el proceso de votación se debe desarrollar sin alteración del orden público y que es responsabilidad del Plan República que el proceso transcurra en paz.

Otra de las denuncias más reiteradas fue la de realización de propaganda electoral en los alrededores de los centros de votación. En total, se recibieron llamadas y correos electrónicos con esta acusación en 1.111 centros, lo cual afectó a centros que en conjunto suman 3.232.159 electores.

En el documento que recoge las denuncias, el Comando Simón Bolívar asegura que los principales causantes de las violaciones al proceso electoral fueron personas externas al centro de votación (funcionarios y militantes del PSUV).

La instancia recordó que durante la campaña se presentaron 222 denuncias del CNE, principalmente sobre violaciones a la normativa electoral referente a la propaganda.

El Dato

Las más de 3.000 incidencias que el Comando Simón Bolívar recopiló del proceso electoral se recibieron a través de distintos puntos de denuncia ciudadana. Mediante el Centro de Atención Popular recibió más de 10.000 llamadas telefónicas y procesó 4.563 denuncias. En el correo denuncias@comandosimonbolivar.com se registraron 19.500 correos con reclamos.

con información de El Nacional

Escrito por: Alex Vásquez S.