Publicado el 21 de abr de 2013 9:10 am |

  comentarios

Foto: AM Noticias360

(Caracas, 21 de abril, Noticias24).- Este domingo, el diario El Nacional publicó una entrevista realizada a la reconocida actriz venezolana, Gledys Ibarra en la que habla de su percepción de la actualidad del país, sus proyectos a futuro y su trayectoria artistica.

En tal sentido, la actriz asegura que “soy libre de pensar como me da la gana. El Gobierno cree que por el sólo hecho de ser humilde hay que estar con la ‘revolución’ (…) la Constitución no es una plastilina, pero ellos la amoldan a su conveniencia”.

A continuación la entrevista completa:

–¿Se pasea por estas calles igual que antes? –No son las mismas calles.

Yo tampoco soy la misma.

–¿Imaginó que aquella realidad se transformaría, 20 años después, en un peor acontecer? –No, y menos aún que en este tiempo no se pudiera denunciar ese peor acontecer a través de una telenovela… Ni hablar de una denuncia real.

–Incluso, ¿imaginó que, como lo anotó Capriles, aquellos que sólo se dedicaban a quemar cauchos y autobuses terminarían ocupando altos cargos en un gobierno? –Tu pregunta puede convertirse en un juego familiar y hasta en un juego entre los grupos de poder. Se pueden intercambiar nombres, según varíen los negocios que efectúan al momento.

–¿Nuevos personajes para una nueva versión de Por es- tas calles? –No me pongas a mí a decirlo. Que sea otro ejercicio para los que están leyendo la entrevista. Te aseguro que toda Venezuela tiene varios nombres en distintos renglones. (Y aquí usted tiene unos minutos para sus propuestas).

–Las redes sociales difunden una foto en la que usted sale de una humeante guarimba y lleva la Bandera Nacional de siete estrellas. ¿Se alteró esta imagen? –Es inalterable porque es una fotografía tomada en una grabación de Cosita Rica . Allí personificaba a Patria Mía. Me hubiera gustado que un hecho como el que refleja nunca hubiera sucedido.

–¿Quitaría o agregaría otra estrella a la bandera? –Hay cosas más productivas que poner o quitar estrellas

–Constitucionalmente, ¿qué no es ficticio en Venezuela? –Si hablas del día a día del venezolano, la pregunta sería con cuánto tiempo más de ficción podrán detener las verdades. La Constitución no es una plastilina, pero ellos la amoldan a su conveniencia.

–¿Con AD se vivía mejor? –¡Con paz se vivía mejor!

Soy el testimonio de que una negra de barrio puede salir adelante con su propia misión

–¿El hombre de la etiqueta, hoy? –Dios.

–¿Y el Eudomar Santos? –Nadie. Justamente, estamos cansados de tanto concepto.

–¿Busca hoy a su Eudomar real? –(Carcajadas) ¿Yo? Ya tengo mi pareja.

–¿Qué le quedó de Patria Mía? –Fue inolvidable haber regalado cada fibra de mí a un personaje hermoso, lleno de sensibilidad y de espíritu de lucha. Una gran madre y una mujer que se parecía a Venezuela, según la madre y la mente que la parió.

–Luego de estar tres años desempleada en el país, ¿aceptaría trabajar en VTV o en TVES? –No creo que sea persona o actriz grata para esos canales. Soy el testimonio de que una negra de barrio puede salir adelante con su propia misión.

–¿Volvería a Venevisión? –¿Por qué no?

–¿Cuánto pietaje de independencia le quedará a Globovisión? ­¡Ni idea!

–¿La han llamado apátrida por hacer teatro en el imperio? –Eres apátrida sólo si no piensas como ellos. He visto a muchos en el imperio gastando el billete corrupto a manos llenas y defendiendo la “revolución”. ¡Y que digan que es mentira!

–Otro cambio en el libreto: algunos que la admiraban ahora la atacan por su posición política… –Si quienes admiraban mi trabajo hoy deciden que deben atacarme por eso, les pediría que por cada opositor que quieran atacar se busquen un “revolucionario” que se haya enriquecido inmoralmente con los planes para los pobres, o que haya dejado podrir toneladas de alimentos que eran para el pueblo, o que ofreció y no cumplió, y etcétera, etcétera. ¡Y, después de ese ejercicio, si quieren que me ataquen!

–¿Otra arrechera? –La manipulación de los débiles.

–¿Una pasión? –Actuar.

–¿Una intensidad? –Ser mujer.

–¿Un pecadillo confesable? ­Mi adicción al chocolate.

–¿Un sueño? –Envejecer rodeada de mi familia, de mis hijos y mis nietos.

–¿Ha recibido amenazas? –Nunca… El hecho de no recibirlas no quiere decir que no existan, ya que mucha gente a mi alrededor sí ha sido amenazada.

Mucha gente a mi alrededor sí ha sido amenazada.

–¿Quién la protege? –Dios… En estos momentos, en Venezuela, no tenemos a más nadie.

–¿Quién podrá defenderse de militares que agreden ilimitadamente? –Esto no es un tema nuevo.

La foto de Patria Mía es exactamente la reproducción de un hecho real: un guardia nacional barriendo el piso con una señora.

–Si “a los venezolanos les fue sembrado un pensamiento contrario a lo que es su idiosincrasia”, ¿qué habrá cosechado la mitad, menos un poquito, del país? ­En mi caso, soy libre de pensar como me da la gana. El Gobierno cree que por el sólo hecho de ser humilde hay que estar con la “revolución”.

–¿Prevé un final de radio, cine, teatro, televisión o de otros afines? –No tendría nada de ficción.

Con mucho de la ficción se tapan grandes realidades.

–¿Qué pasaría en Venezuela si, contrariando la amenaza de Maduro, los medios independientes no se cuadran ideológicamente con el Estadogobierno? –De alguna manera ya muchos lo están haciendo. Si se comienza a usar guantes de seda para esquivar alguna amenaza, de alguna manera te estás cuadrando.

Con información de El Nacional

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador