Publicado el 28 de abr de 2013 5:46 pm |

  comentarios

Foto: Archivo

(Caracas, 28 de abril. EFE)- La oposición venezolana se manifestó hoy en contra de una supuesta persecución a la que dice está siendo sometida por parte de organismos del Estado, lo que atribuye a la solicitud que ha hecho el excandidato presidencial Henrique Capriles de que se auditen las votaciones del pasado 14 de abril.

“Lo que nosotros hemos pedido es que nos enseñen los cuadernos (de votación) en la auditoría y por eso (…) quieren meter presos a los dirigentes, y ¿qué vamos a hacer? Lo que ha dicho Henrique, vamos a impugnar las elecciones”, dijo el diputado opositor Ismael García durante una rueda de prensa en Caracas.

Comentó que el primer perseguido ha sido el general retirado Antonio Rivero

El parlamentario, que ofreció las declaraciones acompañado de miembros de la alianza de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD), comentó que el primer perseguido ha sido el general retirado Antonio Rivero, detenido ayer por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

La captura de Rivero fue ordenada por el Ministerio Público, según un comunicado difundido ayer por este organismo, por estar supuestamente involucrado en los sucesos violentos del pasado día 15 en el marco de la protesta por los resultados electorales, que dejaron 9 muertos y más de 70 heridos.

García aseguró que hay una lista “de más de 23 dirigentes que el Gobierno tiene para perseguir en las próximas horas”, y anunció que “en las próximas horas” la oposición consignará todas estas denuncias ante “los organismos jurisdiccionales“.

Indicó que ya el viernes pasado acudió a la Fiscalía para acusar formalmente al presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), el oficialista Diosdado Cabello, por las agresiones de las que fue objeto el diputado opositor William Dávila, herido la semana pasada durante una sesión parlamentaria.

Capriles aún no ha reconocido el triunfo del chavista Nicolás Maduro

Ayer, el coordinador nacional del partido opositor Voluntad Popular, Leopoldo López, dijo que la detención de Rivero es una acción del Gobierno para desviar la atención de la solicitud de auditoría de las elecciones que hizo Capriles al Consejo Nacional Electoral (CNE).

Capriles aún no ha reconocido el triunfo del chavista Nicolás Maduro que según el último informe del CNE le ganó por escasos 1,8 puntos porcentuales.

El opositor anunció el jueves pasado que impugnará las elecciones después de señalar que no avalará una auditoría que no incluya la revisión de los cuadernos de votación, exigencia que fue rechazada ayer por el CNE.