Publicado el 29 de abr de 2013 1:10 pm |

  comentarios

Foto: Zuelia Parra / Noticias24 Carabobo / Archivo / Imagen de referencia

(Caracas, 29 de abril. AFP) – El Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano inicia este lunes la auditoría de las elecciones presidenciales con una reunión técnica con los partidos políticos, en la que no se espera la presencia de la oposición, luego de que su líder Henrique Capriles rechazara el proceso de revisión por no ser exhaustivo.

La auditoría, cuyos términos fueron anunciados por el CNE el sábado, más de una semana después de que el ente comicial se comprometiera a realizarla a petición de Capriles, no incluirá el punto que la oposición consideraba clave para demostrar supuestas irregularidades: la revisión de los cuadernos electorales, que contienen el padrón electoral.

Capriles ha reiterado en los últimos días que no acompañará una auditoría “chimba”

Tras los comicios del 14 de abril, en los que resultó ganador el oficialista Nicolás Maduro por 1,49 puntos porcentuales, Capriles supeditó su reconocimiento a los resultados de la auditoría.

Sin embargo, el líder opositor ha reiterado en los últimos días que no acompañará una auditoría “chimba” (mal hecha) y ha explicado que cualquier revisión del proceso electoral sin acceso a los cuadernos de votación sería “una farsa”.

En vista de la decisión del CNE, que el sábado dijo que las exigencias de Capriles para la auditoría son “imposibles” de aprobar puesto que “no están previstas en el ordenamiento jurídico”, la oposición impugnará en los próximos días los comicios ante la justicia, como el mismo líder anunció el pasado jueves ante la tardanza del CNE en anunciar las condiciones de la auditoría.

Por su parte, ni Maduro ni su gabinete se han pronunciado en los últimos días sobre el proceso del CNE.

El cronograma de la auditoría comenzará a correr este lunes con una reunión técnica del órgano electoral y de los partidos políticos que decidan participar, en la que se definirá la muestra aleatoria a auditar del 46% de las mesas que no fueron sometidas a revisión el mismo día de la votación.

La auditoría verifica que el número de votantes que firmaron el cuaderno de votación

Según el reglamento electoral, 54% de las mesas ya fueron sometidas a auditoría el mismo día de los comicios, en un proceso que incluía abrir las cajas, contar los comprobantes de voto (papeletas) y comparar el resultado del conteo con el acta de escrutinio transmitida de forma electrónica al CNE.

Asimismo, la auditoría verifica que el número de votantes que firmaron el cuaderno de votación coincida con el número de votos emitidos, pero no una revisión cualitativa de esos cuadernos, en la que se puedan verificar las firmas y huellas de cada elector.

Capriles ha denunciado que hay “muertos (que) aparecen votando” en los comicios y otras irregularidades que sólo pueden ser verificadas si se revisan uno a uno los cuadernos, que tienen “la prueba de que el voto se corresponde con quien lo ejerció”.

La prensa local cita este lunes fuentes del comando opositor que aseguran que son conscientes de “que las actas (electrónicas de escrutinio) dicen lo que dicen los comprobantes (papeletas)” y que por tanto la auditoría “limitada” del CNE saldrá limpia, al no incluir la revisión de los cuadernos.

Capriles ha denunciado que hay “muertos (que) aparecen votando”

Los rectores del CNE también han adelantado que la auditoría “por ningún motivo afecta los resultados electorales emitidos” el 14 de abril.

El recuento de votos, que se espera culmine a comienzos de junio, empezará propiamente el 6 de mayo y se realizará en tres ciclos de diez días cada uno, una vez se definan las muestras a revisar y se pongan a punto otros aspectos técnicos.

Crisis abierta

Para el Observatorio Electoral Venezolano (OEV), al tomar el CNE la decisión de “llevar a cabo el trabajo de auditoría demandado -pero excluyendo la revisión de los cuadernos de votación-, deja abierta la crisis post-electoral”.

La decisión del ente comicial “no es suficiente para aclarar las dudas razonables presentadas por el candidato Capriles, respecto al resultado de los comicios”, estima esta organización que supervisó el desarrollo del escrutinio.

La violencia que se vivió en el país durante las protestas opositoras posteriores a los comicios dejó nueve muertos, de los que el gobierno culpa a Capriles.

Precisamente este lunes será presentado en tribunales el ex general y dirigente opositor Antonio Rivero, detenido el sábado por presuntamente haber organizado una protesta de estudiantes tras las elecciones, en un acto que la oposición considera “de persecución a quien piensa distinto”.

La impugnación

Según la ley electoral, Capriles tiene plazo hasta el 6 de mayo para impugnar los resultados electorales ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anticipó el viernes que hará efectiva la demanda esta misma semana.

Según el líder opositor y gobernador del estado Miranda, la idea de impugnar el proceso es que los comicios se repitan, así sea de forma parcial en las mesas donde se prueben irregularidades.

El diario opositor Tal Cual destacó por su parte que de la impugnación ante el TSJ no debe esperarse “ningún resultado concreto” ante la “impunidad jurídica” venezolana.

En paralelo, Capriles y otros líderes de la MUD han hablado de acudir a organismos internacionales a denunciar lo que el líder opositor ha catalogado de “robo” en las elecciones.

Por: Lissy De Abreu

La oposición venezolana no asiste a la primera reunión técnica de auditoría

La oposición venezolana ratificó hoy su postura de no aceptar la auditoría electoral aprobada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) al no asistir a la primera reunión técnica del proceso de revisión de votos por no cumplir con las exigencias que habían solicitado.

“En el día de hoy a la primera sesión a la cual nos convocaron nuestros técnicos no asistieron”, indicó en rueda de prensa Ramón José Medina, secretario general adjunto de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), plataforma que aglutina a la mayoría de la oposición venezolana.

“Estamos confirmando precisamente por qué no asistimos a una auditoría que no cubre no solamente con los requisitos fundamentales sino con lo que habíamos convenido en base a lo que habíamos solicitado”, agregó.

El CNE convocó para hoy la primera reunión técnica de un proceso de auditoría que estará dividido en varias etapas para que a lo largo de un mes y en diferentes fases se audite el 46 % de los votos que no fueron sujetos a revisión el día de las elecciones.

Según indicó la presidenta del ente electoral, Tibisay Lucena, no incluirá las exigencias del excandidato opositor Henrique Capriles, a quien recomendó el sábado acudir al Supremo para impugnar las votaciones.

Capriles solicitó que se auditen los votos, los recibos de votación, las actas y los cuadernos de votación, incluyendo la revisión de las huellas de los votantes para comprobar que no hubo duplicaciones, algo que finalmente no se hará.

Lucena dijo el sábado que el equipo de Capriles solicitó “revisiones impracticables” que están fuera de lo que comprende la “verificación ciudadana” y de lo que había sido aprobado por la sesión de los miembros del Poder Electoral.

Medina rechazó hoy que la auditoría solicitada por la oposición sea algo imposible de realizar y reiteró su disconformidad con la auditoría emprendida por el CNE.

Si se auditaran los votos, los recibos de votación, las actas y los cuadernos de votación; “es decir, si se hiciera una verdadera auditoría“, insistió Medina, “se demostraría” que Capriles fue el ganador.

“Estamos convencidos que se ganaron las elecciones” y que el triunfo de Capriles “se nos ha escamoteado de manera miserable”, insistió el secretario general adjunto de la alianza que aglutina a la mayoría de los partidos de la oposición venezolana.

Con información de EFE

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador