Publicado el 29 de abr de 2013 4:06 pm |

  comentarios

Foto: EFE / Lenin Araujo

(Washington, 29 de abril – DPA).- España está dispuesta a hacer de puente mediador entre oposición y gobierno en Venezuela si así se lo pide en algún momento el gobierno “soberano” de Nicolás Maduro, afirmó hoy en Washington el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo.

“Estaremos absolutamente encantados de hacer algo, lo que se nos pida, lo que se nos demande, para garantizar una Venezuela en paz, prosperidad y estabilidad”, aseguró el ministro español a periodistas tras hablar en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Estaremos absolutamente encantados de hacer algo, lo que se nos pida, para garantizar una Venezuela en paz”

“España está siempre dispuesta a aproximar posiciones en cualquier región del mundo (…) y ese deber y posiblidad es mayor en los países donde tenemos unos lazos tan importantes como los latinoamericanos y Venezuela en particular”, agregó.

Eso sí, puntualizó, España sólo actuará si así se lo pide Caracas.

“Venezuela es un país soberano y es la que tiene que tomar la decisión de acudir o no a pedir esa ayuda, pero estamos interesados en el futuro de Venezuela, como Venezuela está interesada en el futuro de España”, dijo al respecto.

España y Venezuela vivieron tensiones diplomáticas tras las elecciones del 14 de abril, después de que García-Margallo instara al “diálogo” en un país con una “polarización muy fuerte”, algo que el declarado vencedor de los comicios, el oficialista Nicolás Maduro, interpretó como un desconocimiento implícito de su victoria.

Maduro amenazó al gobierno español con represalias, pero se dio por satisfecho después de un comunicado con el que Madrid reconoció los resultados oficiales de los comicios.

No lo ha hecho así sin embargo el candidato opositor, Henrique Capriles, quien anunció que presentará esta semana un recurso legal de impugnación de los resultados electorales.

García-Margallo pronunció hoy un discurso en la OEA donde afirmó que la relación de España en particular y Europa en general con América Latina debe ser distinta a la de décadas atrás porque ambas regiones han sufrido cambios muy profundos que exigen una relación más “simétrica”.

“La relación de España en particular y Europa en general con América Latina debe ser distinta, más simétrica”

La relación no se puede parecer a lo que había hace 20 años“, sostuvo el canciller español, que recordó que se han tornado muchas situaciones en estos años, con una América Latina hoy en día económicamente más estable que muchos países de Europa, incluida España.

Por ello, “lo que fue una relación asimétrica ahora tiene que ser necesariamente una relación simétrica”, afirmó. A ello se une el hecho de que América Latina ya no mira sólo a Estados Unidos o Europa, sino mucho más hacia Asia.

Y si Europa quiere seguir teniendo algo de influencia en esta región, “haría bien en tomar nota” de que debe tener una política “más activa” hacia el continente o si no “pura y simplemente nos convertiremos en un factor irrelevante”, advirtió.

El ministro de Asuntos Exteriores español se encuentra de visita en Estados Unidos para participar esta semana en Florida en varios actos por el quinto centenario de la llegada de Ponce de León a Florida.

En su escala previa en Washington, García-Margallo se entrevistó hoy también con el presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Ed Royce, antes de desplazarse hasta la OEA, donde también mantuvo un encuentro a puertas cerradas con su secretario general, José Miguel Insulza.

Este martes García-Margallo será recibido por el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, a quien entre otros contará los resultados de su reciente visita a Cercano Oriente, región en la que el jefe de la diplomacia estadounidense está explorando estos días nuevas posibilidades de una solución pacífica en la región.