Publicado el 04 de may de 2013 2:52 pm |

  comentarios

Foto: Prensa Voluntad Popular

(Lima, 4 de mayo – Nota de Prensa).- El respaldo de prominentes políticos de Perú e inclusive un pronunciamiento del Canciller de esa nación, Rafael Roncagliolo, a favor de los pedimentos de la oposición venezolana son los logros alcanzados por el dirigente nacional del Comando Simón Bolívar y responsable nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, y el diputado a la AN, Eduardo Gómez Sigala, .

López y Sigala realizaron una gira de 3 días para denunciar “la situación de crisis y alta conflictividad política” que se vive actualmente en Venezuela, a raíz de las elecciones presidenciales del 14 de abril.

Este sábado destacados políticos peruanos, a través del colectivo denominado Amigos de Venezuela, emitieron un comunicado en el cual alzaron su voz de protesta en beneficio a los reclamos de la misión venezolana.

Tras el encuentro sostenido por López y Gómez Sigala con los “Amigos de Venezuela”, Lourdes Flores (PPC), Pedro Pablo Kuczynski, Luis Thais (Perú Posible), Jorge del Castillo (Apra), entre otros, respaldaron la exigencia de la oposición en Venezuela de convocar a nuevas elecciones en el país, pedido que fue formulado por el ex candidato presidencial Henrique Capriles.

“Este llamado se formula ante la negativa del Consejo Nacional Electoral de Venezuela de auditar todas las actas del proceso electoral, por las públicas amenazas de encarcelar a los líderes de la oposición, por la represión al pueblo y por el golpe antidemocrático en la Asamblea Nacional”, señala el comunicado.

Leopoldo López expresó su complacencia por la manifestación de apoyo para con Venezuela y recordó que el jueves él y Gómez Sigala presentaron ante la plenaria del Congreso de Perú los detalles sobre la crisis política que enfrentan los venezolanos, haciendo especial énfasis en la persecución a la disidencia, que degeneró en la detención del dirigente de Voluntad Popular Antonio Rivero.

“La detención de Antonio Rivero ordenada por Nicolás Maduro ha captado con preocupación la atención de nuestros amigos del Perú porque lamentablemente ha quedado en evidencia que la persecución política en Venezuela no es cuento. Así mismo, no comprenden como en el parlamento de nuestro país se le impide el derecho de palabra a los diputados y el presidente de la AN ampara la violencia oficialista en contra de los parlamentarios electos de la Unidad Democrática, refrendada públicamente por Maduro”.

Promueven exhortación de Unasur a Venezuela

Entre los logros alcanzados en Perú por los representantes de la alternativa democrática venezolana destaca el pronunciamiento del Canciller Rafael Roncagliolo, quien anunció que Perú promueve entre los países de Unasur una declaración sobre la situación en Venezuela, en la que “solicita al gobierno de Nicolás Maduro tolerancia y diálogo entre los venezolanos”.

Tal declaración ocurrió horas después de que López y Gómez Sigala expusieran ante el vicecanciller del Perú, Fernando Rojas, la crisis política que atraviesa Venezuela tras los comicios del 14 de abril.

El canciller peruano precisó que su país “invoca al diálogo en Venezuela y sugiere a Unasur evaluar el tema”. En la declaración ofrecida por Roncagliolo durante una conferencia de prensa conjunta con su par de Chile, Alfredo Moreno, sobre las relaciones entre Lima y Santiago, el alto funcionario de Perú expresó “estamos presentando a los países de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) para que evalúen la publicación de un comunicado sobre Venezuela”.

El diputado Gómez Sigala expresó su beneplácito por la posición fijada por Roncagliolo, ya que “este reiteró que la solicitud es la misma que figuró en el comunicado que emitió el grupo luego de la elección de Maduro el 14 de abril, donde se pedía también tolerancia, diálogo y respeto mutuo entre el gobierno y la oposición venezolana”.

En la reunión con la cancillería López había pedido que el Presidente Ollanta Humala, en su carácter de presidente pro tempore de la Unasur, hiciera seguimiento al caso ya que Nicolás Maduro estaba incumpliendo con los acuerdos establecidos por los presidentes de los países miembros de la Unasur.

En su comunicado, el colectivo Amigos de Venezuela saludó “la posición de la Cancillería peruana, por la iniciativa de promover que UNASUR reitere su invocación al Diálogo, la Tolerancia y el Respeto mutuo entre el gobierno y la oposición en Venezuela (…) Hoy más que nunca, es indispensable cumplir las obligaciones internacionales que impone la Carta Democrática Interamericana y que el Consejo Permanente de la OEA considere con urgencia la situación de Venezuela y las medidas que deberían adoptarse para defender al pueblo venezolano de la violencia y la intolerancia del gobierno que excede los límites de la democracia.”.

En este mismo sentido, expresaron todo su respaldo al canciller Roncagliolo, condenando enérgicamente la posición de Maduro. “Rechazamos la prepotente reacción del Sr. Nicolás Maduro, quien dando muestras de gran intolerancia ha atacado a nuestro Canciller, exigiendo disculpas del gobierno del Perú, llamando en consultas a su embajador en Lima, y ordenando la presentación de una improcedente nota de protesta, que no debería ser recibida por nuestra Cancillería (…) Es absurdo que el Sr. Nicolás Maduro considere que la invocación al diálogo y la tolerancia formulada por UNASUR en una reunión en la que mismo participó, constituyan una intromisión en los asuntos internos de Venezuela. ¿Acaso UNASUR solo es válida cuando lo apoya?”.

Leopoldo López precisó que continuarán llevando la situación de Venezuela ante todas las naciones latinoamericanas y del mundo para que se conozca la verdad sobre los resultados de las elecciones del 14 de abril, así como sobre la violencia y conflictividad que impulsa Nicolás Maduro, quien a su juicio “trata de imponer a la fuerza una legitimidad de la cual carece”.