Publicado el 09 de may de 2013 1:56 pm |

  comentarios

Foto:AFP/ archivo

(Caracas, 11 de mayo -Noticias24) El pasado 9 de mayo de 2012, el Director General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), Miguel Rodríguez Torres, actualmente Ministro de Interior y Justicia, relató los detalles de lo que ocurrió hace ya 9 años sobre una captura de paramilitares colombianos, que presuntamente, intentaban asesinar al presidente Hugo Chávez.

“El 23 de abril del 2004, se llevó a cabo una reunión en una quinta, en el Country Club de Caracas, una reunión donde se habló de bombardear el programa “Aló Presidente“, con un F16, que sería robado de la base aérea de Barquisimeto, para matar al presidente”.

El 9 de junio de 2008, Iván Márquez, miembro del Secretariado de las FARC, aseguró para aquel momento que el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez “intentó y sigue intentando” atentar contra la vida del primer mandatario de Venezuela Hugo Chávez Frias.

En un extracto escrito por Márquez y citado por la Agencia Bolivariana de Prensa señala los siguiente:

El verdadero terrorista es Álvaro Uribe Vélez. Intentó y sigue intentando matar al Presidente Hugo Chávez de Venezuela. El DAS, que es la CIA en Colombia, infiltró con ese propósito en Caracas a más 100 paramilitares; y el jefe del DAS es el señor Uribe. El DAS está preparando varios grupos de sicarios para enviarlos al Ecuador a asesinar al Presidente Rafael Correa en coordinación con un general (r) ecuatoriano, de apellido Aguas; y el jefe del DAS es el señor Uribe

El politólogo Miguel Pérez Pirela presentó su libro “La invasión Paramilitar Operación Daktari”, en donde según revelan más de 10 documentos inéditos, entrevistas e intercepciones telefónicas, que prueban la estrecha vinculación de factores opositores nacionales con el paramilitarismo, el narcotráfico y gobiernos foráneos.

“El verdadero terrorista es Álvaro Uribe Vélez. Intentó y sigue intentando matar al Presidente Hugo Chávez de Venezuela”.

El libro relata lo que pasó hace 8 años cuando aprehendieron a un grupo paramilitar en la hacienda Daktari, en El Hatillo, estado Miranda, presuntamente para asesinar al presidente Hugo Chávez. En la edición hacen una recapitulación detallada de este plan y sus supuestos aliados extranjeros.

En este sentido, Pirela explicó que “todo esto se une a deformaciones internacionales mediante las cuales se crean organizaciones no gubernamentales como la que creó Álvaro Uribe Vélez para desestabilizar a Venezuela, Ecuador y Bolivia”, al tiempo que afirmó “Vélez confiesa estar trabajando para recibir fondos para la campaña de Henrique Capriles Radonski y éste acaba de regresar de colombia donde se reunió con sus financistas”.

Las relaciones entre el expresidente de Colombia Alvaro Uribe y el fallecido presidente Hugo Chávez estuvieron muchas veces marcadas en tensión y cruce de palabras. Tal fue el caso de una Cumbre en Cancún en donde asistieron los Jefes de Estado. Según relataron periodistas “en la reunión privada de jefes de Estado el presidente Uribe le reclamó a Chávez por el embargo comercial de su país a Colombia. Este reclamo no le gustó a Chávez, que se puso de víctima, acusó a Colombia de mandarlo a matar a través de paramilitares y amenazó con retirarse de la reunión”, señaló la fuente, que pidió el anonimato, por vía telefónica a la AFP.

“Supuestamente unos 300 paramilitares colombianos estaban ingresando a Venezuela para asesinarlo”

En la Cumbre, el secretario de prensa de la Presidencia colombiana, César Mauricio Velásquez, dijo en declaraciones a la agencia Efe que Chávez habría asegurado durante el altercado que “supuestamente unos 300 paramilitares colombianos estaban ingresando a Venezuela para asesinarlo, dando a entender que Uribe tenía algo que ver con ello”.Por esta razón Uribe “le pidió respeto diciendo que el jamás haría algo así”.

Pero este no ha sido el único percance entre ambos Mandatarios, el pasado 15 de agosto de 2012, el expresidente colombiano Álvaro Uribe calificó de “cobarde” al jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez, quien aseguró para el momento que “a Uribe le faltaron cojones” para emprender una intervención militar contra Venezuela.

Ante estas declaraciones el exmandatario neogranadino dijo a través de la red social Twitter: “Hoy como antes insulta a distancia, de frente se desmayaba, le temblaban las piernas y perdía el color“

Uribe Vélez cargó contra el presidente, Hugo Chávez, a quien llamó varias veces “cobarde”, pues a su juicio “cuando capturamos a Granda (Farc), en Venezuela, por miedo a estos terroristas, hizo crisis con Colombia”.

La historia se repite: esta vez entre Maduro y Uribe

El pasado 3 de mayo, Nicolás Maduro aseguró que un sector de la oposición venezolana, junto a Roger Noriega, Otto Reich y el expresidente colombiano Álvaro Uribe, están detrás de un plan para asesinarlo.

“Ellos tienen planes para derrocarme. Bueno, será el día de… a las 4 de la mañana. Y también tienen planes para desaparecerme físicamente, tampoco lo lograrán. Porque nosotros vamos protegidos por Cristo Redentor y las bendiciones de nuestro comandante Chávez. Nosotros nos cuidamos también, no (…). Esos planes los dirigen desde Miami Roger Noriega y Otto Reich, y desde Bogotá Álvaro Uribe Vélez. Uribe está detrás de un plan para asesinarme. Uribe es un asesino”.

El Mandatario señaló además tener suficientes elementos de prueba para saber que el expresidente colombiano “está conspirando” junto a “sectores de la derecha venezolana”.

Ese mismo día, Uribe respondió por medio de la red social Twitter ante las declaraciones de Maduro, “A la INMADURA acusación de la dictadura DESCABELLADA por el fraude y la violencia una única respuesta: que se repitan las elecciones”.

Luego de estas acusaciones, Uribe afirmó el pasado 5 de mayo que pedirá a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) una medida cautelar contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien lo acusó en la víspera de fraguar un plan para asesinarle.

“En las próximas horas acudiré a la Cidh para solicitar que se adopten medidas cautelares a favor del expresidente Uribe, toda vez que con los actos desplegados por el señor Maduro se pone en riesgo su vida e integridad física”, aseguró por medio de un comunicado Jaime Granados, abogado del político.

Además, el abogado anunció que solicitará al “Procurador General de Colombia que promueva petición especial para que, en caso de que el señor Maduro ingrese a territorio colombiano, pueda ser investigado por un órgano de justicia imparcial por las calumnias y amenazas irresponsablemente proferida”.

En medio de este panorama entre el Presidente de Venezuela y el político colombiano, Maduro solo señaló que “así son los mafiosos, preparan los crímenes, mandan a matar y salen a denunciar que le quieren hacer daño a ellos”.


Por: Ana Mercedes Pérez / Departamento de Investigación /Noticias24

Venezuela » en esta sección

buscador