Publicado el 13 de may de 2013 6:54 am |

  comentarios

Foto: Nota de prensa / Archivo

(Caracas, 13 de mayo. Noticias24) – La nueva directiva de Globovisión toma posesión el día de hoy en horas de la tarde. A principios del mes de mayo se había anunciado que los nuevos directores del canal serán Leopoldo Castillo y Vladimir Villegas.

“No llego a Globovisión como verdugo a cortar cabezas. Voy a hacer periodismo”, manifestó Villegas.

A continuación una entrevista realizada al periodista por El Nacional:

-¿Globovisión se entrega al Gobierno?

No se entrega, ni yo tampoco.

-¿Cómo evitar que no lo dobleguen?

Es una lucha difícil porque estamos sometidos a una situación de extremos, no sólo el Gobierno; sin embargo, en el medio está una gran mayoría que no es extremista y quiere la paz porque, en el caso contrario, estaríamos matándonos en las calles.

-¿Globovisión dejará de ser “un partido político” como usted dijo, algo que criticó Kico, conductor del programa Buenas Noches?

Mi misión en Globovisión es hacer periodismo sin que renuncie a mis posiciones que todos conocen y que siempre he defendido.

Soy consciente de que dirigiré un canal en medio de una confrontación política; serán tiempos difíciles por las expectativas de la gente.

Unos quieren que Globovisión cambie totalmente, otros que no; no podré complacer a ambos sectores.

“Unos quieren que Globovisión cambie totalmente, otros que no; no podré complacer a ambos sectores”

- El Gobierno está entre quienes quieren un viraje para la planta. Maduro dijo que usted y él eran “muy amigos” y que lo quería de vuelta en el oficialismo

Lo espero en Globovisión para entrevistarlo.

-¿No volverá al oficialismo?

Él puede esperar; yo lo quiero entrevistar en Globovisión.

-¿Usted o el staff del canal?

Como él quiera; no tengo problema. El canal está abierto a entrevistarlo; no será una entrevista complaciente o irrespetuosa, será periodística. A Maduro y al país les harían bien una entrevista en esas condiciones.

-¿Le impusieron condiciones o puso condiciones para dirigir el canal?

No. La condición es que siga siendo un canal informativo que abra todos los espacios, sean informativos o de opinión, a todos los sectores. La meta es tener recursos para hacer una televisión con tecnología de punta.

Entre hermanos

-¿Cómo manejará la dualidad de ser director de Globovisión y hermano del ministro de Comunicaciones?

La misma dualidad que tendrá Ernesto, de respetar a hermanos que piensan distinto. Eso es natural, no es un condicionante en esta situación, es una simple circunstancia.

-¿Su designación es una especie de “salvavidas” ante cualquier arremetida del Gobierno?

No lo veo así; allá aquellos que lo perciban de esa manera. No tiene por qué ser entendido así; a quien designaron fue a Vladimir no a Ernesto.

-Hay quienes creen que siendo el director hermano de un ministro el canal se salvaría de sanciones.

No necesariamente. He mantenido posiciones políticas independientemente de las posiciones de Ernesto y de su cargo como ministro. Muchas personas se hacen mucho cerebro con eso. La relación con mi hermano no variará porque tenemos un afecto mutuo, que no cambiará. Hasta ahora no he tenido contacto oficial con el ministro; espero tenerlo como cualquier director de medio.

-¿Quién llamará a quién?

Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña.

Periodismo crítico

-¿Globovisión será una reedición de Unión Radio?

No; son medios diferentes. No hay que pensar en eso.

-¿No serán incorporados periodistas oficialistas de esa radio al canal?

En Unión Radio estamos Román Lozinski y yo; no está planteado que vengan anclas al canal.

-Hay gente que percibe que Unión Radio cedió y que Globovisión hará lo mismo.

Unión Radio es plural. Tengo años trabajando allí y digo lo que quiero decir; hago el periodismo que debe hacerse: un periodismo crítico, sin preguntas complacientes a alguno de los dos sectores.

El periodismo no puede que ser incondicional, en ningún sentido. No creo en un periodismo incondicional a Maduro o incondicional a Capriles. Con toda firmeza digo: quienes critican la incondicionalidad de periodistas del Estado con el Gobierno mal pueden justificar un periodismo incondicional con la oposición. No estoy dispuesto a hacerlo. No nací para eso.

“La clave está en hacer periodismo, decir la verdad. No ocultar lo esencial de los hechos”

-¿Cómo hacer un periodismo crítico en Globovisión en esta nueva etapa del Gobierno?

La clave está en hacer periodismo, decir la verdad. No ocultar lo esencial de los hechos. Eso vale para todos. Por ejemplo, si una voz quiere cuestionar al Gobierno tendrá cabida en Globovisión, y si quieren cuestionar la Gobernación de Miranda, también. Los anclas pueden mantener sus posiciones, como hacen Castillo en Aló Ciudadano o Kico en Buenas Noches.

-¿Esos programas continuarán?

En principio, no se esperan cambios bruscos en la programación. Sí está planteado ampliar el ángulo de aproximación a la información, más y mejor información sin desmeritar el trabajo hecho, porque se hará con el mismo personal, con los mismos reporteros.

-¿No despedirán a nadie?

No llego a Globovisión como verdugo contra nadie. Voy a hacer periodismo; a trabajar como siempre. No vamos a cortar cabezas; habrá cambios que serán perceptibles en su momento y se jerarquizará la información y la diversidad.

-¿Pueden los trabajadores confiar en que mejorarán sus condiciones?

Como ex secretario general del Colegio Nacional de Periodistas Caracas mal puedo llegar a un medio y desmejorar las condiciones de trabajo. Como reportero, no activo en este momento, y como hijo de un dirigente sindical (Cruz Villegas) no puedo hacer eso.

Hay expectativas y espero atenderlas positivamente. Globovisión será un canal para el diálogo. Si el CNP, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, el Bloque de Prensa y el Gobierno quieren hablar las puertas están abiertas; no hay exclusión, soy de diálogo.

Acceso a la información

-¿Del Gobierno se han comunicado con usted?

Sí, algunos amigos me llamaron para felicitarme. Saben que es un reto difícil. He conversado por teléfono con unos; otros en la radio. También gente de la oposición, por fortuna tengo amigos en todas partes.

-¿Cómo conseguir información si niegan los accesos?

La idea de tener acceso a la fuente parte de una declaratoria de buena voluntad. No depende de uno. Sé que en el pasado Globovisión hizo grandes esfuerzos. Si ellos quieren venir, son bienvenidos. Espero que entiendan que no es acto de traición al Gobierno hablar en el canal.

Hay que acabar con la prédica de que el medio es el mensaje; lo importante es el contenido, lo que se diga. Sé que la presencia del Gobierno en Globovisión será criticada; eso es parte del debate.

Ahora, espero también que los medios del Estado abran las puertas a sectores de la oposición, que puedan ir a programas de VTV, de Vive.

A mí me corresponde el trabajo en Globovisión; de los medios del Estado se ocupan otros. Necesitamos romper con la parcialización del periodismo.

“Al Gobierno le digo: ir a Globovisión es hacer efectiva la comunicación con quienes no ven VTV o medios del Estado”

-¿Aceptaría el Gobierno ir al canal que califica de golpista? ¿Querrá darles beligerancia?

Al Gobierno le digo: ir a Globovisión es hacer efectiva la comunicación con quienes no ven VTV o medios del Estado. ¡Allá ellos si lo toman o no! ¡Estamos en la disposición de recibirlos! ¡Eso sí, no esperen complacencia.

-¿Cómo califica el periodismo hecho en Globovisión?

Un periodismo crítico en medio de una polarización compleja y de una coyuntura particular en Venezuela.

-¿Si Globovisión encuentra que el Gobierno miente, como pasó según Provea con las supuesta quemas de CID de la Misión Barrio Adentro, y el Minci es promotor de esa información, dirá la verdad?

Globovisión buscará la información y dirá lo que encuentre. Eso vale para todos. No es que desmentirá a un ministro en particular. Globovisión hará periodismo. Si alguien del Gobierno incurre en violencia hay que decirlo.

¿Y si lo hace la oposición radical hay que callar? No. Hay que decirlo. Debe cesar el empeño de querer contraponerme con `el hermano ministro’, eso no tiene sentido. No tenemos una diatriba personal, siempre existirá conflicto entre el poder y el periodismo; con el poder económico, militar, político, religioso y con los niveles de gobierno.

Si una persona declara contra el gobernador de Miranda saldrá al aire y Capriles tendrá que aceptarlo; igual, Maduro. ¡Esas son las reglas del periodismo! Los medios no son oficinas de relaciones públicas del Gobierno o de la oposición.

Tarjetas de invitación

-¿Cómo sortean la relación familia-posturas políticas?

Se lleva con prudencia. Evitamos llevar a la mesa las diferencias. ¡Sería insufrible un ambiente familiar! Si surge algo lo manejamos con humor. Si hay tensión nunca falta la jodedera. Si el ministro dijo que me quiere que jode, puedo decir jodedera. ¡Jajaaja!

-¿Y el ministro Villegas será invitado a Globovisión?

Hay tarjetas de invitación para todos; no hay exclusión. La apertura debe de ser de ellos más que de Globovisión.

“Creo en una sociedad sin hegemonía, con diversas tendencias, donde se expresen todos”

-¿Cómo hacer periodismo si el Gobierno quiere la hegemomía comunicacional?

No creo en la hegemonía comunicacional o institucional. Creo en una sociedad sin hegemonía, con diversas tendencias, donde se expresen todos. No comparto la visión de hegemonía. El peor favor que se puede hacer el Gobierno es buscar esa hegemonía.

-El Gobierno cuenta con 500 emisoras comunitarias, pero prefiere dominar medios independientes porque llegan a la gente.

Si el Gobierno no se siente seguro de la penetración de los medios del Estado no puede pretender controlar otros medios. Esa es una visión errada de concebir la política. Si el Gobierno siente que los medios comunitarios no son suficientes para informar está invitado a ver y a ir a Globovisión.

Por: Hernán Lugo-Galicia
El Nacional

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador