Publicado el 15 de may de 2013 9:44 am |

  comentarios

Foto: Edwin Arias/Noticias24

(Caracas, 15 de mayo. Noticias24) – El politólogo Jiuvant Geovat Huérfano expresó este miércoles que “todo indica que los resultados del 14-A será tema de interés político por un buen tiempo, ya que uno de los seis aspirantes a la silla presidencial no se siente ‘satisfecho’ con los resultados obtenidos”.

“Sería tema de interés para la MUD precisar la percepción de sus ‘nuevos’ electores, sobre los 10 asesinatos y el centenar de heridos después de desconocer los resultados electorales, así como el hostigamiento a los CDI; a los médicos cubanos, los mismo que una semana antes de las elecciones se les habían prometido nacionalizarlos; la interrupción de la paz familiar por el molesto ruido de las cacerolas o, el pronunciamiento bélico de potencias militares sobre los problemas internos de Venezuela”, señaló.

Asimismo, Huérfano acotó que la oposición se “debe reflexionar sobre el efectos del mensaje que transmite cuando subestiman el trabajo realizado por sus testigos, porque insinúan que estos se aliaron con el chavismo para certificar que al momento del cierre de los centros electorales todo transcurrió en completa normalidad, y que, además, algunos se dejaron desalojar como unos tontos con la complacencia de los electores, de testigos suplentes, del Plan República, y de más de 11 personas que intervienen solo en una mesa de votación de un centro electoral”.

A continuación el artículo completo:

Todo indica que los resultados del 14-A será tema de interés político por un buen tiempo, ya que uno de los seis aspirantes a la silla presidencial no se siente “satisfecho” con los resultados obtenidos.

Ahora bien, las acciones que emprenda serán determinantes para no echar en un saco roto el avance alcanzado esos comicios.

Hasta ahora, todo indica que se está mal interpretando a sus votantes, por lo menos a aquellos que consideran (la mayoría) que la forma correcta para salir del chavismo es la vía pacífica, democrática y, por ende, a través del voto popular.

Además, deben tener presente que 600 mil electores están a la expectativa de su viraje electoral; es decir, evalúan si el cambio en su preferencia política está en consonancia con sus expectativas. Sobre todo cuando seis meses antes, habían sufragado en contra de quien votaron a favor el 14-A.

Sería tema de interés para la MUD precisar la percepción de sus “nuevos” electores, sobre los 10 asesinatos y el centenar de heridos después de desconocer los resultados electorales, así como el hostigamiento a los Centros de Diagnósticos Integrales (CDI); a los médicos cubanos, los mismo que una semana antes de las elecciones se les habían prometido nacionalizarlos; la interrupción de la paz familiar por el molesto ruido de las cacerolas o, el pronunciamiento bélico de potencias militares sobre los problemas internos de Venezuela.

También sería pertinente que evaluaran, el efecto boomerang que tendría desprestigiar la confiabilidad del CNE, porque será bien tonto quien sufrague nuevamente ante un ente electoral que no garantiza la voluntad ciudadana; sería un contra sentido hacerlo.

Y ante unas elecciones municipales en puerta será un error lamentable no aprovechar los significativos resultados obtenidos en las urnas electorales, a menos que estén impulsando y buscando una vía extraconstitucional para salir del Gobierno Bolivariano.

Deben reflexionar sobre el efectos del mensaje que transmite cuando subestiman el trabajo realizado por sus testigos, porque insinúan que estos se aliaron con el chavismo para certificar que al momento del cierre de los centros electorales todo transcurrió en completa normalidad, y que, además, algunos se dejaron desalojar como unos tontos con la complacencia de los electores, de testigos suplentes, del Plan República, y de más de 11 personas que intervienen solo en una mesa de votación de un centro electoral.

“La MUD y el saco roto”
Por: Jiuvant G. Huérfano
Correo del Orinoco