Publicado el 15 de may de 2013 12:50 pm |

  comentarios

Video: Venevisión 15 de mayo de 2013

(Caracas, 15 de mayo. Noticias24) – El ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, recordó que el Plan de los 100 días que presentó el martes pasado tiene un objetivo fundamental que consiste en abrir 2.000 megavatios de reserva en el sistema, para poder acometer el mantenimiento y modernización de la red de distribución y transmisión para estabilizar en el mediano plazo el sistema.

Durante la entrevista meridiana de Venevisión, dijo que el sistema venezolano está en zona crítica, lo que quiere decir que las cifras de generación y consumo están en el mismo nivel, esta situación no permite que exista un colchón que lo soporte. “Un sistema estable debe tener entre 30% y 40% de reserva de toda su generación y nosotros no llegamos ni al 5% de reserva, la idea es llegar a un margen entre 10% y 20%”.

El representante ministerial precisó que además tienen planteados cuatro objetivos específicos, como el aumento de la generación en 1.000 megavatios como mínimo, la reducción de 1.000 megavatios en la demanda, al igual que los números de fallas del servicio; esto último lo lograrán a través de tres planes que ya se activaron.

“Un sistema estable debe tener entre 30% y 40% de reserva de toda su generación”

Como último objetivo, mencionó la construcción de un “nuevo modelo de gestión socialista para el sector eléctrico”, a través de la consulta a los trabajadores y la sociedad venezolana, para hacerlo en conjunto.

En cuanto a generación y consumo, Chacón reveló que Venezuela produce per cápita 85% de energía, solo superado por Chile, pero aseguró que tal porcentaje aumentará luego “de que cerremos el ciclo de obras, el Plan de los 100 días” para ser el país con mayor generación.

A pesar de estas cifras de producción, Venezuela sin ser un país industrializado también es el mayor consumidor, por encima de Brasil, Malasia, México, entre otros.

Ante este panorama, Chacón consideró pertinente la aplicación de un sistema de estabilización que requiere de una inversión del Estado destinada a mantener la red, pero también un acercamiento de la sociedad venezolana al uso eficiente de la electricidad, no solo por ahorro sino por el costo ambiental.

Insistió en la necesidad de utilizar los aires acondicionados en 23°C, “es peor tener una temperatura de 18°C adentro y luego salir a la calle con una de 40°C”, reflexionó.

Apoyado en gráficos, el ministro desmintió que Caracas sea privilegiada en la distribución del servicio eléctrico, y que las fallas que se han suscitado no es por falta de generación sino por fallas en la distribución. “El Zulia es el máximo demandante con más de 2.000 megavatios”.