Publicado el 15 de may de 2013 7:45 pm |

  comentarios

Foto:Gregory Quiñonez / Noticias24

(Caracas, 15 de mayo – AP) — Ante el salto que ha registrado en las últimas semanas la escasez de algunos alimentos, medicamentos y otros productos básicos, se encendieron las alarmas en el gobierno que se reunió hoy con empresarios privados, para solventar las trabas en la entrega de divisas y restablecer los suministros de materias primas importadas necesarias para levantar la producción.

Alterno a esta acción, el Ejecutivo anunció esta semana que realizará importaciones masivas de 760.000 toneladas de alimentos y 50 millones de rollos de papel higiénico para hacer frente a los problemas de escasez y combatir lo que han denominado la “guerra económica” que estarían ocasionando los sectores adversos al gobierno para estimular “compras nerviosas” y generar desabastecimiento.

El ministro de Finanzas, Nelson Merentes, anunció que de unas 3.000 empresas que enfrentan fallas en la entrega de divisas oficiales, el gobierno atendió por completo las solicitudes de dólares de 1.500 pequeñas y medianas compañías, pero no precisó montos.

“Estamos avanzando…hay que trabajar muchísimo”, dijo Merentes en conferencia de prensa al reconocer las fallas que se vienen dando desde hace seis meses en la entrega de divisas oficiales por parte de la estatal Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

“Estamos avanzando…hay que trabajar muchísimo”

La merma en la entrega de las divisas oficiales ha ocasionado la suspensión de suministros de materias primas, equipos y repuestos desde el exterior, lo que ha llevado a la paralización de la producción en algunas empresas generando problemas de desabastecimiento.

El ministro indicó que el gobierno está dispuesto a atender en breve tiempo las demandas de divisas oficiales luego que se revise la producción de algunas empresas y el uso que han dado a los dólares otorgados por el gobierno en los últimos años.

Al ser preguntado sobre las razones que han motivado la merma en la entrega de los divisas oficiales, Merentes explicó que la demanda de dólares para importación superó las disponibilidades de divisas del gobierno, y eso creó “un déficit”.

El ministro dijo que el gobierno está “buscando recursos adicionales para paulatinamente ir reduciendo ese déficit”, pero no ofreció detalles ni cifras.

Las reservas internacionales alcanzaron el pasado 10 de mayo 25.596 millones de dólares, pero según estimaciones de los analistas más del 70% de esas reservas están constituidas por posiciones en oro y otros instrumentos, y las reservas líquidas disponibles para las importaciones representan menos de 3.000 millones de dólares.

El presidente de la mayor cámara de industrias del país, Carlos Larrázabal, alertó el miércoles sobre la difícil situación que enfrenta el sector por la merma en la entrega de divisas oficiales, y dijo a la emisora local Unión Radio que “las líneas de crédito de Venezuela están cerradas, y si no abrimos esas líneas de crédito para poder reponer los niveles de inventarios la situación va a tender a agravarse de una manera importante”.

Larrázabal indicó que existen algunos casos graves como las pequeñas y medianas industrias del estado centro costero de Carabobo, donde se concentran las mayores industrias del país, que a consecuencia de la falta de divisas oficiales están trabajando a “un 15% de producción” por la ausencia de materia prima, equipos y repuestos importados.

“Aquí la oferta está totalmente desfasada…está totalmente entrampada en un proceso de n problemas que le establece el sector público”, afirmó el economista Pedro Palma, al reconocer que la situación se va a traducir en un “agravamiento”, y la “dependencia cada vez mayor de importaciones”.

El índice de escasez saltó en abril a 21,3%, el nivel más alto que ha alcanzado el indicador desde el 2009.

“Este es el colmo que hasta en este país tengamos que importar el papel toilette”

Asimismo, la inflación registró en abril una fuerte aceleración al alcanzar una tasa de 4,3%. En los últimos doce meses los precios han crecido 29,4%.

Venezuela ha registrado en los últimos siete años la mayor tasa de inflación de la región a pesar de tener control de precios y de cambios desde el 2003.

La existencia de estantes vacíos en los mercados y farmacias de la capital se hace cada vez más palpable mientras se observan en algunos grandes supermercados largas filas de personas comprando todo tipo de producto que logran conseguir luego de visitar varias tiendas y de varios días de búsqueda.

“Tengo dos semanas localizándolo”, dijo emocionada el ama de casa Cristina Ramos al mostrar unos paquetes de papel higiénico que tenía en sus manos mientras aguardaba en una larga final de un supermercado del oeste de la ciudad para pagar.

“Me dijeron que aquí había y estoy haciendo la cola”, comentó Ramos al reconocer que llegó al comercio luego que conocidos le avisaron que el papel higiénico terminaba de llegar.

“Este es el colmo que hasta en este país tengamos que importar el papel toilette, y me imagino que esas son las comisiones que se están ganando para que aquí en Venezuela ya ni se produzca papel toilette”, dijo molesto Manuel Fagundes al rechazar las masivas importaciones de papel higiénico que anunció en la víspera el gobierno.

“Tengo 71 años y primera vez en la vida que veo esto”, comentó Fagundes a la salida de un supermercado en el oeste de Caracas.

“Aquí la oferta está totalmente desfasada…está totalmente entrampada…”

El ministro de Comercio, Alejandro Fleming, anunció el martes que el gobierno importaría 50 millones de rollos de papel higiénico para responder a la sobredemanda que se ha generado con ese producto.

“No hay deficiencia en la producción sino una demanda excesiva que ha generado compras nerviosas en la población producto de la campaña mediática que se ha generado para perturbar al país. La revolución traerá al país el equivalente a 50 millones de rollos de papel higiénico…vamos a saturar el mercado para que nuestro pueblo se tranquilice“, indicó Fleming a la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

El ministro señaló que el consumo mensual de papel higiénico en Venezuela es de 125 millones de rollos, y que la sobredemanda que actualmente se presenta “nos lleva a pensar que se requiere unos 40 millones adicionales. Vamos a traer 50 millones para demostrarle a esos grupos que no lograrán doblegarnos”.

Para tratar de levantar la producción de alimentos, el gobierno acordó esta semana ajustar en 20% los precios del pollo, la carne de res, y la leche y sus derivados. Con esta acción el gobierno aspira a que las empresas productoras de estos alimentos mejoren sus condiciones financieras y equilibren sus finanzas para levantar la producción.

Lorenzo Mendoza, presidente ejecutivo del grupo de Empresas Polar, la mayor productora de alimentos procesados del país, dijo el miércoles a la prensa que el ministro de Finanzas se comprometió esta semana con los empresarios a ajustar los precios de los productos controlados, “pero que de alguna forma con un cronograma y con una revisión trimestral que ya comenzó en algunos rubros”.

Los controles de precio que existen desde hace más de una década sobre más de un centenar de bienes han generado severos problemas en las estructuras financieras de numerosas empresas que se han visto obligadas a limitar sus producciones para evitar ir a la quiebra.