Publicado el 15 de may de 2013 8:45 pm |

  comentarios

Foto: AFP / Juan Barreto

(Caracas, 16 de mayo – AFP).- El líder opositor venezolano, Henrique Capriles Radonski, aseguró este miércoles en una entrevista exclusiva a la AFP que “en las próximas horas” el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) debe responder si admite o no su recurso de impugnación de las elecciones del pasado 14 de abril.

Video: AFP, 16 de mayo de 2013

“En las próximas horas debemos tener respuesta sobre la admisión del recurso”, declaró Capriles, quien insistió en que si el máximo tribunal desestima el recurso llevará el caso “ante instancias internacionales”.

El gobernador del estado de Miranda (norte), que no reconoce el estrecho margen de victoria -de 1,49 puntos porcentuales- que el Consejo Nacional Electoral (CNE) le atribuyó a su rival en los comicios, el chavista Nicolás Maduro, afirmó además de que “ya debería haberse dado una respuesta sobre la admisión” de los dos recursos que interpuso, “uno sobre el proceso completo y otro que va al detalle, a más de 5.000 mesas” electorales en las que según él hubo incidencias.

Según Capriles, en caso de que sea admitido el proceso “debería durar tres o cuatro meses, si se respetan los lapsos que establece la ley”.

En caso de que no sea admitido, se dirigirá “a todas las instancias internacionales donde se pueda llevar” el caso, entre ellas el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, de cuya Corte el gobierno venezolano decidió retirarse en septiembre pasado, pero cuya salida se hará efectiva en el plazo de un año.

“Ahora la papa caliente está del lado del gobierno que es quien tiene una crisis de ilegitimidad”, agregó en una sala de su comando de campaña en Caracas el líder opositor, que impugnó las elecciones después de que el CNE decidiera hacer una auditoría que él considera “una farsa”.

“Si se hace la auditoría (debidamente), se cae la elección, por eso no la hace”, explica Capriles, de 40 años, abogado de formación y con una dilatada experiencia política.

En total, el líder opositor que en las presidenciales del 7 de octubre había perdido contra el fallecido Hugo Chávez por más de 1,6 millones de votos, cuestiona ahora “unos dos millones de votos”.

“El país, en una situación muy difícil”

Durante la entrevista, Capriles arremete varias veces no solo contra la “ilegitimidad” sino contra “la gigantesca incapacidad” de Maduro, un exchofer de autobús y exsindicalista que creció políticamente a la sombra de Chávez, a la hora de gestionar los problemas que sufren los venezolanos.

“Es una de las situaciones más difíciles de nuestra historia, con la inseguridad, la inflación, el salario que no alcanza los peores niveles de escasez. Esa es mi lucha, es una lucha porque los problemas tengan solución”, asegura convencido Capriles, vestido con una gorra tricolor venezolana y una chaqueta oficial de la policía de su estado.

“Imagínate que el país con las reservas de petróleo más importantes del planeta no tengamos ni papel higiénico”, declara, en referencia al anuncio que hizo este martes el gobierno de que importará 50 millones de rollos de papel higiénico para combatir la escasez de este producto, en una economía altamente dependiente del petróleo y de las importaciones.

“Si esto no tiene solución por parte del gobierno (…), va a aumentar la conflictividad. Sencillamente la gente no aguanta más una situación de este tipo”, advirtió.

“Y no le estoy echando aire para que prenda el problema, todo lo contrario. Solo estoy siendo firme en la denuncia para que el gobierno tome medidas. Si no corrigen el rumbo, van directos a claudicar. ¿Quien los va a hacer claudicar? El pueblo venezolano. Hacia allá van”, agregó.

“Cada día tengo menos ventanas para informar”

Capriles se refiere también al cambio de directiva de Globovisión, un canal crítico con el gobierno y el único que suele retransmitir los actos de la oposición.

El canal fue vendido por sus principales propietarios, la familia Zuloaga, en abierto enfrentamiento con el oficialismo, a un grupo de empresarios venezolanos aduciendo razones económicas y el conflicto con las autoridades.

“Nadie sabe qué va a pasar con su línea editorial”, agrega Capriles, quien asegura no tener celular ni dirección mail para evitar amenazas.

“Cada día tengo menos ventanas por las cuales informar a los venezolanos”, añade, al referirse a las cadenas de retransmisión obligatoria con las que el gobierno ha interrumpido sus actos televisivos en las últimas semanas.

Foto: AFP / Juan Barreto
Foto: AFP / Juan Barreto
Foto: AFP / Juan Barreto