Publicado el 17 de may de 2013 5:21 pm |

  comentarios

Foto: AP Images / archivo

(Caracas, 17 de mayo. AVN) - La aplicación del Proyecto de Ley que Regula la Compra y Venta de Vehículos Automotores Nuevos y Usados Nacionales o Importados garantizará que exista suficiente oferta de unidades para abastecer la demanda nacional, indicó este viernes el diputado Claudio Farías.

Rechazó que las ensambladoras tengan problemas en el otorgamiento de divisas por parte del estado para llevar a cabo sus actividades

“Se ha venido generando una matriz de opinión que quiere hacer ver que la demanda va a superar la oferta, pero se va a poder atender la demanda del mercado, ya le hemos solicitado a las empresas (ensambladoras) que informen sobre el número de vehículos que van a producir, para velar por que sean distribuidos para el acceso de los venezolanos”, afirmó.

Indicó que la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional (AN) tuvo acceso a un estudio realizado por la empresa Toyota, que revela que la demanda de vehículos para 2013 se establecerá en 145 mil vehículos.

“Las ensambladoras nos informaron que van a producir 120 mil unidades este año, pero si sumamos las 10 mil que importará el Gobierno Nacional provenientes de Argentina, más la producción estimada de Chery y Veneirán (11 mil), entonces tenemos 141 mil que permitirán cubrir casi la totalidad de esa estimación”, expresó a los medios de comunicación social.

El diputado destacó que a pesar de que el año pasado las ensambladoras produjeron 104 mil vehículos, que fueron distribuidos a los concesionarios,”muchos de estos establecimientos decidieron aplicar un modus operandi mediante el cual los compraban y los revendían”.

“El concesionario que menos vehículos recibió, por lo menos recibió 300, y los adquirió para establecer un punto de venta de vehículos usados, en el que los vendía al doble de su precio, por eso tenemos que estar vigilantes del mercado especulativo de los concesionarios”, sostuvo.

Asimismo, rechazó que las ensambladoras tengan problemas en el otorgamiento de divisas por parte del estado para llevar a cabo sus actividades.

“¿Qué nos digan si no se le pagaron todas las divisas de 2012?”, cuestionó el parlamentario.