Publicado el 18 de may de 2013 7:16 am |

  comentarios

Foto:


(Caracas, 18 de mayo. Noticias24)
- Esta semana Nicolás Maduro anunció que los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela deberán pagar por las casas construidas por estado con la finalidad de que den sostenibilidad financiera a la misión.

Pedro Pablo Alcántara, dirigente nacional de un Nuevo Tiempo sostiene que “cuando el Presidente le dice al pueblo que deben pagar por sus casas o apartamentos lo que hace es romper con la ilusión de armonía que construyó Chávez”.

Durante una entrevista ofrecida al diario El Impulso el líder político manifestó que En catorce años, según las propias cifras oficiales, la construcción de viviendas no sólo se correspondió con las necesidades, sino que para colmo de la ineficacia del propio gobierno, monopolizó la producción de cemento, cabillas, partes sanitarias y, además, expropió las compañías picapedreras y extractoras de arena.

A continuación las declaraciones completas que ofreció Alcántara:

-¿Hay un cambio en el discurso en el jefe del gobierno de la revolución?

-Las declaraciones de Nicolás Maduro, en el sentido de que los beneficiarios de las casas y apartamentos tienen que pagarlas, evidentemente es la demostración de que ha concluido un período demagógico, porque ya no hay recursos económicos para financiar la llamada Gran Misión Vivienda Venezuela.

El país en estos momentos tiene un faltante de divisas por compromisos adquiridos al margen del presupuesto y convenidos con empresas extranjeras, no solamente en el ramo de la construcción, sino en otras actividades, como por ejemplo la construcción del ferrocarril Puerto Cabello-Valle de La Pascua-Ciudad Bolívar, el cual no es más que un esqueleto de concreto y hierro, totalmente inconcluso.

La realidad indica que el Gobierno va a tener que paralizar momentáneamente la Gran Misión Vivienda Venezuela y con ella tendrá que enfrentar otra situación: la demanda que se hizo con fines electorales de viviendas que no pagaría nadie, sino teóricamente el Estado y que ahora se ha percatado Nicolás Maduro que es un proyecto insostenible.

El país en estos momentos tiene un faltante de divisas por compromisos adquiridos

Este país en manos de esta gente no tiene capacidad de recuperación, dijo Alcántara. Incluso, ahí tienen a los representantes del régimen comunista chino en nuestro país que están penalizando las invasiones, tanto de terrenos como de viviendas en construcción, y están desarrollando un programa de protección de la inversión privada, desmontado, como en efecto fue, el modelo de naturaleza socialista, de inspiración soviética y maoista, que terminó en un gigantesco colapso de las finanzas públicas en China.

La recuperación de China es como resultado de su alianza con el capitalismo y esto, aunque le duela a los seguidores del gobierno de los catorce años de Hugo Chávez, es la única manera como podrá generarse un estado de prosperidad, mediante empleo bien remunerado y disponible para los ciudadanos, lo cual les permitiría tener capacidad de compra para poder atender una demanda tan importante como es la vivienda familiar.

Con información de El Impulso