Publicado el 31 de may de 2013 9:25 am |

  comentarios

Foto: Juan Guerrero/ La Verdad

(Caracas, 31 de mayo. Noticias24) - Los sucesos que se registraron el pasado miércoles en la Cárcel de Sabaneta, despiertan una vez más la preocupación de los vecinos de la zona que se ven afectados por las constantes detonaciones y balaceras. Aseguran que los niños y ancianos están entre los más perjudicados.

La violenta revuelta que se dio lugar en el reclusorio ubicado en Maracaibo fue producto de una riña entre los reos del área Penal y Rehabilitación (Máxima), “para nadie está oculto que el régimen interno de la cárcel se ha ido perdiendo”, sostuvo el secretario de Seguridad y Orden Público del estado Zulia, Jairo Ramírez.

El diario La Verdad realizó un análisis, sobre la situación que viven los habitantes en Sabaneta. A continuación el trabajo especial completo:

Secretaría de Seguridad confirmó los motivos de la balacera que se registró el miércoles en la cárcel. Las balas perdidas que salen del reclusorio han destrozado comercios, herido ancianos y niños y provocado la suspensión de clases en las escuelas cercanas.

Se corroboraron las hipótesis. Jairo Ramírez, secretario de Seguridad y Orden Público, confirmó que el revuelo que se suscito el miércoles a las 8.00 de la mañana dentro de la Cárcel de Sabaneta fue producto de una riña entre los reos del área Penal y Rehabilitación -Máxima-. Para nadie está oculto que “el régimen interno de la cárcel se ha ido perdiendo”.

Secretaría de Seguridad confirmó los motivos de la balacera que se registró el miércoles en la cárcel

El secretario no precisó quién inició la balacera. En las afueras de la penitenciaría, una pariente acusó de iniciar el enfrentamiento al pram de Penal, Édwin Ramón Soto Nava, conocido como el “Mocho Édwin”.

La mujer también contó que por el intercambio de balas y la riña dentro del recinto “los guardias les prohibieron la entrada y la entrega de pertenencias” a sus parientes presos. Hubo muchas madres que lograron entregar los bolsos con ropa y comida por la parte de atrás del reclusorio. Uno de los guardias se acercó, “una mujer pasó el equipaje por debajo de la reja y luego le entregó un rollito de dinero”, relató la familiar.

En recuperación

Los tres heridos por las balas perdidas que salían de la prisión están fuera de peligro. Alejandro Fidel Villasmil Muñoz (40) recibió el impacto cuando estaba frente a su casa en el sector La Chamarreta, es uno de los que aún está delicado. El proyectil le perforó un intestino y causó que su organismo se contaminara. Se recupera en el piso siete del Hospital Universitario.

A Róger Cáceres (19) se le incrustó el proyectil en su pierna y a su abuelita, Corina Rojas (83), le rozó la mejilla. Por fortuna ambos ya están bien.

Peligro latente

Los residentes de los sectores que rodean la correccional se quejan. “Vivimos en una zozobra constante. Cada vez que la plomazón se forma dentro de la penitenciaría, caen inocentes”.

Los tres heridos por las balas perdidas que salían de la prisión están fuera de peligro

El propietario de un taller mecánico, ubicado en el barrio La Misión, contó que uno de los seis plomos perforó el techo del carro de un cliente.

José Briceño, dueño de un abasto en el barrio La Sonrisa I, manifestó su disgusto ante la problemática. Cuatro balines tiene exhibidos en el mostrador de su tienda. “Muchas personas han perdido la vida, hay que tomar cartas en el asunto”.

Evitan un peligro

Los colegios del barrio San Pedro, que colindan con el fondo del penal, ayer por seguridad no dieron clases. Un profesor, que no se identificó, indicó que están “desesperados por salir del sector, hay mucha inseguridad”.

Con información La Verdad

Venezuela » en esta sección

buscador