Publicado el 31 de may de 2013 3:01 pm |

  comentarios

Foto: Ana Vanessa Herrero/ Noticias24

(Bogotá, 30 de mayo – Noticias24) El 14 de abril, la información sobre la reunión con Santos y la exigencia en el cumplimiento del acuerdo en la Unasur, son los detalles más relevantes de la visita de Capriles a Colombia. Más allá de la polémica, estos son los datos para comprender el motivo del viaje

El 14 de abril

Durante un encuentro con venezolanos en Colombia, Capriles habló de uno de los temas que lo impulsó a manejar la agenda internacional: el 14 de abril. Más allá de asegurar en diferentes niveles que las elecciones fueron “robadas”, el actual Gobernador contó cómo vivió ese día en detalle.

El día de las segundas elecciones presidenciales, Capriles aseguró que la información que le llegó era tan favorable que se atrevió a decirle a su equipo que habían ganado las elecciones. 

“Cuando me dicen ‘Capriles, ganaste en Bolívar; ganaste en Anzoátegui; en Miranda; en Nueva Esparta’, yo digo, bueno, cuidado si no viene más bien una paliza”, dijo delante de más de 100 venezolanos reunidos para el encuentro. 

Según el excandidato, a pesar de que las proyecciones les daban como ganadores, cuando observó el movimiento mediático del chavismo alertó que algo podían estar tramando. Cuando salió la información oficial, Capriles Radonski le comunicó a su equipo que “ese no es el resultado”, sentando la base del conflicto político que hoy vivimos en Venezuela. 

Este es el principio y fin de todas sus acciones y es el punto más fuerte del inicio de su agenda internacional. Su visión del 14 de abril corresponde a sus decisiones posteriores, pero son rechazadas por Ejecutivo Nacional. 

Ante más de 15 medios, en el Congreso de Colombia y en cualquier oportunidad que tiene, el líder opositor asegura que se presenció un fraude electoral de grandes magnitudes que deja sin legitimidad al Gobierno actual. 

La reunión con Santos

No es la primera reunión que tiene con el Presidente de Colombia y esta fue una idea que quiso dejar muy clara. La última visita se realizó antes de las elecciones de octubre, cuando como candidato de la Unidad viajó al hermano país para reunirse a puertas abiertas con el Primer Mandatario neogranadino. 

Después del revuelo causado por la visita, Capriles recordó que en aquella oportunidad el presidente Chávez no criticó el encuentro, sino que “lo vio como algo normal”.

El principal argumento del Gobernador de Miranda es que siendo funcionario público electo, tiene derecho a poder reunirse con otros líderes políticos. La reunión, según comentó, no se basó en “audios”, como se pudo rumorar; de hecho, fue un encuentro privado donde se tocaron temas de “interés mutuo para ambos países”.

La paz, la crisis económica y otras materias en las que no entró en detalles, llenaron la agenda. “Fue un encuentro cordial y amistoso” que tensó, incluso, la política bilateral.

La impugnación

Otro tema destacado y que está directamente relacionado con el 14 de abril es la impugnación d ellas elecciones. Como ya lo ha dicho en otras oportunidades, el líder de la oposición exigió la impugnación total de los comicios.

Este aspecto es políticamente muy relevante, pues pone de manifiesto la tensa crisis que se vive en el país. Para la opinión pública internacional, las pruebas en contra de los pasados comicios son contundentes, o al menos así lo ha dado a entender por activa y pasiva el Gobernador de Miranda. 

El pasado 24 de mayo se conoció que el TSJ rechazó la primera acción para impugnar los comicios, así como al recusación de dos magistrados de la sala electoral. Esta situación estrecha las posibilidades de lograr el objetivo de la oposición de repetir los comicios en diferentes condiciones.

“Que sepan los que están aquí que esos que están en el Gobierno nos robaron las elecciones”, dijo delante del Presidente del Senado y el Presidente de la Cámara de Representantes en Colombia.
Este discurso es la punta de lanza y lo será en los próximos países que recorrerá el Gobernador.

Los cheques

Otro punto importante fue el señalamiento que Capriles hizo en contra de algunos Gobiernos de América Latina que “salen a defender cualquier cosa” por tener fuertes deudas con el país.
En tal sentido, mencionó a países como Argentina o Ecuador, del que incluso aseveró que “el Gobienro de Correa recibió más de 6 mil millones de dólares de los venezolanos”. Las declaraciones se las ofreció a un periodista del mencionado país. “Obviamente eso -la deuda- hace que algunos pierdan la prudencia y el respeto a la política interna venezolana”.

“La democracia no puede estar condicionada a una chequera”, explicó mientras aseguró que el temor de los países deudores es “que ellos saben que yo sí les voy a cobrar”. El objetivo de este punto es mostrar la la crisis económica que vive Venezuela debe comenzar a solventarse, primero, por los regalos a otras naciones.

Por: Ana Vanessa Herrero / Departamento de Investigación / Noticias24