Publicado el 31 de may de 2013 3:47 pm |

  comentarios

Foto: EFE / Boris Vergara/Archivo

(Caracas, 31 de mayo – EFE).- La oposición venezolana calificó hoy de “infantil” e “irresponsable” la reacción del Gobierno de Nicolás Maduro tras la reunión el miércoles entre el líder opositor Henrique Capriles y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

“Me parece no solamente exagerada sino irresponsable la reacción del Gobierno. Lo que se ha dado fue una reunión entre dos líderes políticos de dos países hermanos”, afirmó a Efe el secretario ejecutivo adjunto de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón José Medina.

Las declaraciones de Medina están en línea con las formuladas por el secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, quien en un comunicado difundido hoy tildó de “infantil” y “malcriada” la respuesta de Maduro.

Para Medina, el Gobierno de Maduro “no puede desconocer” que Capriles “representa a más de la mitad del país” y que en base a eso es un “líder político de relevancia en Venezuela y por ende en el continente”.

El dirigente criticó las declaraciones formuladas el jueves por Maduro al denunciar que “todo el Estado colombiano se ha puesto de acuerdo” para derrocarlo y que han llegado a ese país unos expertos desde Estados Unidos con un veneno mortal que pretenden inocularle.

“Colombia no tiene nada que explicar, porque lo que ha hecho su gobierno es normal y lógico”

“Lo de Maduro anoche claramente es la culminación de este proceso en términos absolutamente inaceptables para Colombia y su presidente por la manera en la cual le imputó responsabilidades en hechos que no existen“, señaló.

Agregó que la reacción del Gobierno indica “su talante autoritario que no concibe espacios o posibilidades democráticas para que se puedan desarrollar las relaciones entre países” y refleja “una fragilidad política, una debilidad muy grande”.

Medina calificó además como un “chantaje” el anuncio del Gobierno de reconsiderar su participación en las conversaciones entre Colombia y las guerrillas de las FARC en represalia por la reunión entre Santos y Capriles.

En su opinión, Venezuela es quien más tendría que perder si hubiera una escalada de la tensión y un deterioro en el comercio bilateral, ya que “es cada vez más dependiente de las importaciones de distintos países, entre ellos de los colombianos“.

El viaje de Capriles a Colombia y su reunión con Santos generó una airada reacción del Gobierno venezolano, que acusó al presidente colombiano de haber puesto “una bomba” en la relación bilateral.

Maduro dijo que perdió la confianza en Santos y que por ello evalúa toda la relación.

Capriles, que perdió en las elecciones presidenciales del 14 de abril frente a Maduro por una diferencia de poco más de 200.000 votos, desconoce la victoria de su rival y ha impugnado el proceso al considerar que hubo irregularidades, frente a lo cual el Supremo aún no se ha pronunciado.

Medina indicó que desde la Mesa de Unidad Democrática se están “haciendo solicitudes a algunos países” de América Latina y Europa para que Capriles realice visitas “pronto”, pero declinó precisar con quiénes podría reunirse para evitar “reacciones contra países y presidentes amigos”.

En el comunicado la MUD señaló que “seguirá viajando” y “diciendo la verdad”. “Tienen el poder pero no tienen razón ni dicen la verdad, por eso nadie les cree”, dijo Aveledo en referencia al Gobierno.

“Colombia no tiene nada que explicar, porque lo que ha hecho su gobierno es normal y lógico“, añadió Aveledo.

Capriles dice que con sus viajes busca llevar a la comunidad internacional “la voz” de sus millones de seguidores.