Publicado el 01 de jun de 2013 8:24 am |

  comentarios

Foto: El Comercio

(Caracas, 01 de junio. Noticias24) – El preparador físico de la selección nacional, Fabián Bazán, es el responsable del acondicionamiento de la Vinotinto y asegura que los criollos podrán jugar en la altura de La Paz, sin ningún problema.

“Tenemos una alimentación interna y unas ganas de jugar el Mundial que muy pocas selecciones tienen”, afirmó.

Asimismo, Bazán sostiene que el “deseo de triunfar” es la única garantía de superar con éxito los padecimientos que la altura podría generar. “En la Vinotinto somos muy soñadores con respecto a lo que queremos hacer. Tenemos una alimentación interna y unas ganas de jugar el mundial que muy pocas selecciones tienen”.  

El diario La Verdad realizó una entrevista al preparador físico, quien destacó el tema de la altura, lo que ha sido una preocupación desde el principio. A continuación la conversación completa:

¿Cómo marcha la preparación para el encuentro en La Paz?

La preparación de este partido ha diferido a la de los anteriores, porque en aquellas ocasiones (contra Bolivia y Ecuador) jugamos con un equipo alternativo y actualmente no lo vamos a hacer.

Evaluaremos quién está bien para estar allá arriba, basándonos en los jugadores que se pudieron preparar en un tiempo estipulado, porque otros como (Andrés) Túñez, Dani Hernández, Frank Fletcher y Oswaldo Vizcarrondo no tienen la preparación para subir y no queremos correr riesgos; queremos ir sobre bases sólidas, después si se juega bien o se juega mal, si se rinde más o menos, depende de otras circunstancias.

La preparación de este partido ha diferido a la de los anteriores

Tuvimos 21 días en Mérida, donde la mayor estimulación se hizo con la cámara hipobárica, que simula los 3600 metro de alturas que nos encontraremos en el Hermanos Siles de La Paz. Nuestro objetivo era ver de qué manera nosotros podíamos lograr una estimulación de la médula ósea para crear más hemoglobina, que es lo que transporta el oxígeno. Así que todo este tiempo nos hemos dedicado a evaluar las condiciones para jugar este partido, que difiere mucho del otro (contra Uruguay, el próximo 11 de junio). 

¿Qué métodos han utilizado para optimizar la generación de hemoglobina?

Nosotros tenemos que ayudar a crear hemoglobina -el número ideal es 18-. Hay diferentes maneras de hacerlo: métodos de entrenamiento, alimentación, estimulación de la médula y simulación de altura. Cuando hablamos de alimentación tenemos que buscar glóbulos rojos, ingerir alimentos de pigmentación roja: tomates, fresas, remolacha, pimiento rojo. La idea es que se mejore la captación del oxígeno.

¿Ya hay resultados positivos?

Estamos pinchando en la mañana y en la noche a los jugadores para saber sus valores y todos están en forma óptima. Vamos a llegar con el equipo en las mejores condiciones posibles. La altura no va a ser una excusa si no logramos el objetivo, porque hemos contado con todas las herramientas posibles para prepararnos. 

¿Y los dolores de cabeza, las náuseas, han desaparecido? 

El humano tiene la posibilidad de ser adaptable a las circunstancias de vida y a las circunstancias climatológicas. Con el trabajo en Mérida todo eso ha ido desapareciendo. A unos les cuesta más que a otro, porque todo depende del organismo.
 
¿Se han topado con algún otro problema en este tiempo?

Un problema puede ser un dolor de cabeza, puede ser fatiga, que el jugador no duerma. Nosotros atacamos eso siguiendo con el tratamiento, que es lo ideal, porque uno no puede abandonar porque le duele la cabeza a uno u otro. 

Nosotros atacamos eso siguiendo con el tratamiento

¿Se habla mucho de la intensidad de los entrenamientos?

La intensidad casi siempre busca las estimulaciones anaeróbicas. Nosotros necesitamos de eso para ir a Bolivia, porque a mayor altura, menor presión; si hay menor presión, hay hiperventilación, y si hay hiperventilación la frecuencia cardiaca cuesta recuperarla mucho más. El objetivo es estimular la hiperventilación y elevar la intensidad para ver cómo nos manejamos. 

Háblenos del tema de las cámaras 

La FVF compró cuatro cámaras hiperbáricas y una hipobárica. La diferencia de la hipobárica es que uno entrena dentro de ella. Nosotros, en este caso, tenemos tres bicicletas de spinning y manejamos diferentes intensidades.

Tenemos, también, cuatro cámaras hiperbáricas porque allí solo puede entrar un jugador a la vez. Hemos cumplido los objetivos que nos trazamos cuando las adquirimos. Nosotros no podemos utilizar las cámaras hiperbáricas en Mérida, porque esas las vamos a utilizar en Bolivia, donde no necesitaremos la hipobárica.

Hemos cumplido los objetivos que nos trazamos cuando las adquirimos

Explíquese

Una cámara hipobárica lo que hace es simular altitud. Es decir, tú te metes en la cámara y simulas que estás en Bolivia. En Bolivia, ya no necesitas eso, porque estás en Bolivia. Entonces allí hay que hacer es cámara hiperbárica porque todo lo que adquiriste bajo diferente presión y la estimulación de la médula ósea debes expandirlo por todo el cuerpo. 

¿Qué van a hacer en estos ocho días en Bolivia?

Vamos a estar en el lugar de juego continuamente. No es lo mismo estar en una cámara que estar en el medio ambiente en sí. Tenemos planeado hacer el trabajo regular que ejecutamos en una previa.

Vamos a llegar adaptados, pues no vamos a jugar un partido bajo unas circunstancias que no sepamos manejar. Nosotros vamos a jugar a Bolivia que tiene una vicisitud especial que es la altura, pero vamos a jugar contra Bolivia, no contra la altura. Igual que si vienen a Puerto Ordaz no juegan con un 76 por ciento de humedad ni con los 35 grados de calor, sino contra Venezuela.
 
La cita

“Nosotros tenemos un método de trabajo para recuperar a los jugadores contra Uruguay: cámara hiperbárica para recuperar a los jugadores y trabajo isométrico”. Fabián Bazán. Preparador Físico de la Vinotinto
 
 
En cifras

3 preparaciones para jugar en la altura ha hecho el cuerpo técnico vinotinto, pionero en estos acondicionamientos en la región.
 
¿Conoce a Bazán?

Fabián Bazán, nacido en Argentina (Corral de Bustos, Córdoba) de 43 años de edad, jugador profesional en Ferrocarril Oeste en los años 80, además es Licenciado en Educación Física, fue director de la parte física del equipo argentino Boca Juniors, trabajó en Rosario Central (Argentina), Logroñés (España), San Luis Potosí (México).
 
Hace seis años llegó a Venezuela. Trabajó con César Farías en Mineros y el Danz.  

Venezuela » en esta sección

buscador