Publicado el 01 de jun de 2013 5:02 pm |

  comentarios

Foto: Henry Tesara / AVN / Archivo

(Caracas, 01 de junio – AVN).- La ministra para la Salud, Isabel Iturria, señaló que de nada servirá vacunarse si no se toman las medidas generales que se han promovido, pues la influenza se transmite de persona a persona a través de la tos y los estornudos, o al llevar las manos a la boca y la nariz después de tocar algo infectado con el virus, y del momento de la vacuna hasta la inmunidad máxima transcurren tres semanas.

La gripe AH1N1 es un subtipo de influenza que afecta a los humanos; evitar su propagación es tarea de todos y la forma más fácil de hacerlo es cumplir con las recomendaciones: lavado frecuente de las manos, uso del alcohol glicerinado y aprender a toser, utilizando un pañuelo o servilleta, preferiblemente desechable.

La necesidad de seguir las recomendaciones radica además “porque usted no sabe si va a estar en el 70,80% que efectivamente va a desarrollar inmunidad o si va a estar en el 20% restante”, explicó la ministra, durante una entrevista en el programa Contragolpe, que transmite Venezolana de Televisión.

Eviten “creer que porque se vacunó ya no tiene que tomar las medidas generales”

De allí la importancia de que las personas vacunadas eviten “creer que porque se vacunó ya no tiene que tomar las medidas generales“, insistió la ministra y ratificó: “La medida número uno no es la vacunación”.

“La medida número uno es la prevención y la difusión entre las personas sanas. Y eso es el lavado de manos; el alcohol glicerinado, cuando la persona no tiene acceso a agua y jabón normal y corriente, porque está en la calle o está en algún lugar donde no tiene la disponibilidad en ese momento; el aprender a toser”, enumeró.

En ese sentido, dijo que un hábito sencillo que puede ayudar mucho para evitar la transmisión de la influenza es aprender a toser en el brazo (parte interna del codo), en vez de taparse con la mano, ya que esta zona habitualmente no tiene contacto con la superficie, y es importante porque hasta 10 o 12 horas puede vivir el virus y ello evitaría la transmisión.

Con respecto al plan de vacunación, destacó que en Venezuela la vacuna contra la gripe forma parte del esquema de inmunizaciones y está dirigida especialmente a adultos mayores, a niños de entre 6 y 11 meses de edad (en dos dosis al año), para embarazadas en el segundo y tercer trimestre y para trabajadores del área de la salud que tienen contacto con pacientes.

También la vacuna está destinada a pacientes con enfermedades crónicas: enfermedad broncopulmonar obstructiva crónica; cardiopatías; hipertensiones o con cardiopatía hipertensiva pero con insuficiencia cardíaca; cardiopatía isquémica; cardiopatías congénitas y cáncer.

Los síntomas de la AH1N1 son fiebre de 39 grados o más, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio extremo, congestión y secreción nasal, así como estornudos, dolor de garganta, tos seca severa de larga duración, dificultad respiratoria, náuseas y vómitos.

La ministra recomendó a aquellas personas que manifiesten estos síntomas quedarse en casa.

Evitar el uso de los tapabocas

La ministra para la Salud también habló de la necesidad de evitar el uso de los tapabocas en personas sanas “porque lo que van a hacer es incrementar el riesgo”, dijo y ratificó que su uso es muy particular. Sólo está indicado para pacientes.

“El uso del tapaboca sí está indicado en la persona enferma para prevenir que cuando hable, cuando tosa, cuando estornude, disemine hasta uno o dos metros las partículas virales junto con las gotitas de saliva, que pueden favorecer que aparezca la infección en los otros miembros de su familia o en el espacio donde se esté movilizando”, indicó.

Asimismo, está indicado para el personal de salud, en determinadas circunstancias.