Publicado el 02 de jun de 2013 9:51 am |

  comentarios

Foto: Noticias24/Archivo

(Caracas, 02 de mayo. Noticias24) – Luego de su visita a México, la diputada María Corina Machado sobre la mirada internacional ante el planteamiento que han llevado los parlamentarios de la Alternativa Democrática, dijo que “hay cambio de posiciones y una actitud más firme y valiente de hablar con la verdad porque el Gobierno ha puesto en evidencia su cara perversa”.

En una entrevista con El Nacional, Machado manifestó que debido a las invitaciones “no nos damos abasto, nos están llamando para que vayamos a los congresos desde Canadá hasta América Latina a llevar la voz de los venezolanos, lo que ocurre. Ya no podemos hablar de amenazas, aquí hay una destrucción de la democracia y afuera se están originando voces en defensa del país”.

Dijo que están trabajando duro para llevar el mensaje de los venezoalnos a todos los rincones del planeta, porque “este es un gobierno con ilegitimidad de origen e ilegitimidad de desempeño”.

A continuación la entrevista completa:

La diputada independiente a la Asamblea Nacional María Corina Machado no se arrepiente de su incursión en la política, pese a las agresiones verbales y físicas de las que ha sido objeto. Por el contrario, lamenta no haber iniciado antes su carrera por la defensa del país.

“Pertenezco a una generación que creía que la democracia era heredada y que teníamos derechos pero no deberes. Hemos aprendido que la democracia y la libertad se conquistan y corresponde a nuestros hijos luchar por conservarlas y que no se repita el oprobio que actualmente vivimos”, sostuvo.

Después del 14-A Machado junto con sus colegas de la unidad han ejercido la denuncia internacional, con énfasis en América Latina, sobre la situación del país. La gira registra 27 misiones y esta semana la condujo a reuniones en el Senado de México.

—-¿Cuál es la mirada internacional sobre el país luego de la gira parlamentaria?

—La información sobre la ilegitimidad de Nicolás Maduro la hay. Algunos se atreven a decirlo y otros todavía no. Hay cambio de posiciones y una actitud más firme y valiente de hablar con la verdad porque el Gobierno ha puesto en evidencia su cara perversa y no sólo es capaz de robarse unas elecciones, golpear a los parlamentarios; también persigue a los empleados públicos como se vio luego de que Maduro dijo que tiene las cédulas de 900.000 venezolanos que no votaron por él. Esto es algo inaudito. El apartheid del siglo XXI.

Este mismo señor dice que armará las milicias obreras, esto es algo que conmueve al mundo. El Gobierno ha mostrado la peor cara cuando se pone en evidencia el control cubano luego de la conversación grotesca que involucra al señor Silva. La gente no puede entender afuera cómo llegamos a este nivel de desintegración moral. Este es un gobierno con ilegitimidad de origen e ilegitimidad de desempeño. Hay que reconocerle a la unidad su esfuerzo y el tener un líder que ha asumido con valentía las posiciones. Estamos trabajando durísimo para llevar este mensaje a todos los rincones del planeta. Ha habido declaraciones de organizaciones, de partidos políticos regionales y mundiales, de los parlamentos, de ex presidentes y de activistas de derechos humanos.

—¿Se han logrado compromisos concretos?

—En Perú se constituyó el Grupo de Amigos de Venezuela con los partidos de todo el espectro ideológico, en Chile un grupo bicameral de parlamentarios fijó posición a favor de la democracia venezolana. No nos damos abasto, nos están llamando para que vayamos a los congresos desde Canadá hasta América Latina a llevar la voz de los venezolanos, lo que ocurre. Ya no podemos hablar de amenazas, aquí hay una destrucción de la democracia y afuera se están originando voces en defensa del país.

—¿De dónde surgen esas voces?

—Primero, de la gente que se acerca a demostrar su solidaridad. Esa expresión ha llegado a los parlamentos porque allí hay hombres y mujeres representando a la gente. Les resulta más costoso a esos gobiernos que se llaman democráticos ignorar el horror que está ocurriendo en Venezuela porque se convierte en un tema de política interna.

“Habrá elecciones en Chile, entonces es incomprensible que un gobierno como el chileno, donde hay instituciones que funcionan, haya actuado con displicencia en el caso venezolano. Lo mismo ocurrió en Perú, que generó hasta incidentes con el canciller porque en el Congreso se alzaron las voces. En Colombia una coalición de partidos del gobierno de turno dijo que ni lo acompañarán en este tema porque es una cuestión de principios”, agregó.

—¿De dónde salen los recursos para la gira internacional?

—Algunos nos invitan, en otros casos organizaciones nos pagan los boletos y debemos costear el hotel, o de los fondos de la MUD. En Panamá será una belleza porque los propios venezolanos allá asumirán el hospedaje.

—El Gobierno censuró la reunión del presidente Juan Manuel Santos con Henrique Capriles y anunció que revisará la cooperación en el proceso de paz.

—Esto no es una sorpresa, es una ofensiva a cualquier mandatario y jefe de Estado con libertad para actuar. Santos y el mundo saben que Capriles es el líder de la mayoría democrática y quien verdaderamente triunfó el 14-A. Si alguien tiene duda de la genuina intención del régimen en el proceso de paz colombiano, tiene que verla en el chantaje que se pretende imponer luego de la reunión privada cuyo contenido desconozco.

—¿El diagnostico del país justifica la solicitud de activación de la Carta Democrática Interamericana?

—Desde enero de este año se ha violado la Carta con el mecanismo de la transición presidencial porque todos sabemos que le correspondía al presidente de la Asamblea Nacional asumir la Presidencia de la República. Se ha desconocido la soberanía popular expresada el 14-A cuando se robaron las elecciones. Uno se pregunta cómo la OEA reaccionó con celeridad en el caso de Paraguay y de Honduras, y aquí no lo ha hecho.

—¿Ha vuelto a la Asamblea Nacional?

—¡Claro! Fui a la sesión de la semana pasada y a la del martes 28 de mayo.

—¿Se ha encontrado con la diputada Nancy Ascencio?

—No, aunque estaba en la sesión pasada. Nunca he hablado con ella, ni antes, ni durante, ni después del incidente del 30 de abril. La Asamblea progresivamente ha perdido su vocación democrática y no puede serlo si tiene al frente a una persona de clara vocación autoritaria. ¿Por qué se llegó a la violencia? Se dieron cuenta de que con amenazas y otras acciones no nos iban a hacer claudicar. Pensaron que con la fuerza nos doblegarían. Si bien la Asamblea Nacional está hoy lejos de ser un verdadero Parlamento, nosotros como representantes de la mayoría estamos más fuertes que nunca.

Cuando el día en que fui golpeada conversaba con el teniente Cabello, constaté que es una persona que se siente impune, que nada le va a pasar, que se siente intocable, que puede hacer cualquier cosa pero nunca será responsable de ello. Eso fue lo que pasó en la Asamblea. Las imágenes y los videos los tienen ellos, pero no los quieren suministrar porque allí está la verdad.

Vocación de poder

“Hay quienes piensan que al socialismo chavista las cosas le salen mal, pero que tenían buenas intenciones. Quien está detrás es el régimen cubano y una vocación de poder a cualquier costo. Necesitaban someter a un país para mantenerse en el poder. Es un plan muy bien pensado en lo político, lo económico y en lo social, pero no contaban con la pasión democrática del pueblo venezolano. Por eso han fracasado y no se han logrado imponer”, destacó María Corina Machado.

Dijo que el legado del chavismo es “la destrucción absoluta del país”.

Cree que luego de la difusión del audio del conductor Mario Silva, más allá de la salida del aire de La Hojilla, han salido a la luz las contradicciones internas y se han dañado la solidez y cohesión oficialistas.

Señaló que aunque el país puede pensar que la oposición en el Parlamento está peor que antes del 14-A, porque fue excluida de la directiva de las comisiones permanentes, aseguró con convicción: “Hay una dimensión humana de la autoridad moral, el oficialismo sabe hoy que son minoría. Los venezolanos que queremos vivir en democracia, que valoramos la familia y el trabajo somos mayoría desde hace tiempo y se demostró el 14-A”.