Publicado el 02 de jun de 2013 3:04 pm |

  comentarios

Foto: Noticias24 / archivo

(Caracas, 2 de junio. Noticias24) - El exsecretario general del MAS, Leopoldo Puchi, aseveró hoy en su columna dominical que a los opositores les toca “plantearse una política de alternancia democrática” ante el Psuv, como alguna vez lo hicieran AD y Copei.

“La oposición debe plantearse una política de alternancia democrática, dentro del sistema, como lo hizo Copei con Acción Democrática en la Cuarta República. ¿O es que acaso se pretende un cambio del actual régimen social, económico y político por otro completamente distinto?”, reza un extracto de su columna.

Lea a continuación el texto íntegro:

Es sorprendente, pero mucha gente no se ha dado cuenta del significado de que tengamos un nuevo gobierno, desde el 19 de abril. Ha habido una elección y se ha escogido un presidente, que ahora comienza su mandato. Un cambio, dentro del sistema democrático que regula la vida del país, por más que el anterior presidente Hugo Chávez, y el recién electo, Nicolás Maduro, pertenezcan al mismo partido, el Psuv.

Ambos, Chávez y Maduro, son chavistas, es decir, comulgan con un conjunto de principios e ideas que le es común: antimperialismo, bolivarianismo, integración latinoamericana, alianza cívico-militar, reformas socialistas, economía mixta, redistribución de la riqueza, regulación económica, democracia y sufragio universal, poder popular y comunal, camino pacífico, pero “armado”.

Sin embargo, a los países no los gobiernan las ideas en abstracto, sino personas en concreto, que las encarnan y representan, con estilos y modalidades particulares. La fuerza de la personalidad de Chávez era descomunal, lo reconocen hoy hasta sus adversarios.

Y su liderazgo, arrollador. Esto podía alimentar temores y cautelas sobre lo que unos llamaban autocracia y otros hiperliderazgo.

Materia pendiente para historiadores de uno u otro campo. Pero lo que sí es indiscutible, es que nadie puede hoy caracterizar al actual gobierno como “un régimen autocrático”. Es obvio que, en ausencia de Chávez, es ridícula una campaña contra “el líder único”.

Si efectivamente ha habido un cambio, la oposición no puede mantenerse “directa”, repitiendo las mismas estrategias y consignas, como si no hubiera pasado nada. Y mucho menos recaer nuevamente en la búsqueda de “una salida” distinta a la estipulada en el cronograma electoral: un posible referendo revocatorio sería en 2016 y la próxima elección presidencial en 2018. No tiene sentido la ilusión de “juntas”, “gobierno de transición”, ni proponer que Maduro gobierne con el programa de la MUD y no con el del Psuv.

En esta nueva etapa, al Gobierno le corresponde rectificar, revisarse, superar los graves problemas de gestión, abrirse a la participación de la oposición en los poderes públicos, parar la corrupción, precisar los cambios socialistas que va a realizar en este período, lograr eficiencia en la administración, integrar el sector privado en función del incremento de la productividad, en el cuadro del ingreso al Mercosur.

Por su parte, la oposición debe plantearse una política de alternancia democrática, dentro del sistema, como lo hizo Copei con Acción Democrática en la Cuarta República. ¿O es que acaso se pretende un cambio del actual régimen social, económico y político por otro completamente distinto?

Alternancia Democrática
Por Leopoldo Puchi

Comentarios desactivados para esta noticia.

Venezuela » en esta sección

buscador