Publicado el 02 de jun de 2013 3:54 pm |

  comentarios

Foto: Archivo Noticias24

(Caracas, 31 de mayo – Nota de prensa).- El diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Carlos Sierra, informó que en todas las instituciones educativas del país se está trabajando duro para combatir el consumo del cigarrillo, iniciativa que es emprendida por la Juventud Organizada, la Defensoría del pueblo y la Oficina Nacional de Antidrogas (ONA) entre otras organizaciones gubernamentales.

Expresó el parlamentario desde las instalaciones de la Asamblea Nacional (AN), en Caracas, donde se ha realizado un ciclo de conferencias con respecto al Día Internacional de No Fumar, a fin de promover iniciativas para que el pueblo venezolano no haga consumo de esta sustancia nociva para el ser humano.

“Estamos desarrollando talleres en las distintas universidades y liceos en el territorio nacional, con objeto de hacer un llamado a la conciencia para que dejen el consumo del cigarrillo, lucha que emprendió nuestro comandante Supremo Hugo Chávez y que continúan sus Hijos Nicolás Maduro en la Presidencia de la Republica y Diosdado Cabello desde la Asamblea Nacional”, acotó.

También hizo referencia que alrededor de 16 mil personas fallecen al año por diferentes patologías que produce el consumo de cigarrillo.

Sierra subrayó que a través de los talleres los consumidores de cigarrillos podrán participar de forma gratuita en el método de laudín, en aras de seguir erradicando esta sustancia en el país.

Método Laudín

Lo primero, dice el investigador Laudín Mora, quien era fumador empedernido, es comprender por qué una persona adicta a la nicotina piensa en ciertos momentos que necesita un cigarrillo, que tiene ganas de fumar.

En torno a esta precisión se desarrolla el método Laudín, un proceso cognitivo-conductual que apunta al objetivo de construir nuevos esquemas neuronales, partiendo del hecho de conocer lo que sucede en todo el cuerpo humano y haciendo una interpretación real de ese proceso.

La Defensoría del Pueblo y la sub comisión de Salud de la Asamblea Nacional concertó un evento desde el Museo Boliviano de la AN con este conferencista para obsequiar la herramienta a 100 fumadores de las Parroquias Antimano, Macarao, El Paraíso, Caricuao y la Vega y participantes que llamaron al programa Dial Abierto Transmitido por Noticias 24, precisamente este 31 de mayo, Día Internacional de No Fumar.

Así se siente un fumador

Laudín Mora advierte que errado el acto de juzgar al fumador como un “imbécil” que se autodestruye con cada cigarro, a sabiendas de que “se está matando”.

“La solución no es decir que fumar es malo, que produce cáncer o pulmones negros, porque eso no ayuda a un fumador, la gente no fuma para autodestruirse, realmente ni sabe por qué lo hace, simplemente siente que lo necesita y lo hace. Habría que estar en el lugar del fumador para comprender que sufre mucho tratando de dejar esa adicción y que hay que ayudarlo”.

En palabras más o menos sencillas, así es como funciona el mecanismo de la dependencia: Cuando el humo llega a los pulmones, parte de la nicotina viaja en siete segundos al cerebro. Allí es captada por las neuronas responsables de activar la dopamina, una sustancia química que produce cierta sensación de complacencia cuando se satisfacen necesidades como el hambre y la sed, de allí que el fumador crea sentir alivio tras el estrés que le produce la dependencia a la nicotina.

Poco después, la nicotina es metabolizada en el hígado y se convierte en cotinina. Cuando esto último ocurre, es decir, cuando el hígado metaboliza la nicotina, el cerebro interpreta que una sustancia neurotóxica está atacando al organismo y activa inmediatamente el estrés, una reacción natural para poner al humano en alerta ante posibles situaciones de peligro, y que a su vez produce adrenalina.

Esa descarga de adrenalina es la que el fumador percibe a través del nerviosismo y la ansiedad, y es la que interpreta así, con el pensamiento “necesito un cigarrillo”.

Ahora bien, el punto en el que el hígado metaboliza la nicotina y activa la producción de adrenalina puede ocurrir en intervalos de tiempo distintos. Depende de cada organismo y del nivel de adicción en el fumador.

“De manera que aquí está la clave, en cambiar nuestras afirmaciones, ya conociendo qué es lo que sucede. No es que tengo ganas de fumar, es que la adrenalina está haciendo efectos en mi organismo y me estoy desintoxicando. No es que alivio el estrés de la factura o la pelea con mi pareja, porque ese problema sigue igual después de fumar, lo tengo que resolver, lo que sucede es que la dopamina actúa en mi cerebro”, resume el investigador.

A la orden en todo el país

Hoy se puso a la orden de las alcaldías y gobernaciones que deseen organizar conferencias para sus trabajadores o en beneficio de las comunidades. Su número de teléfono es 0416-6242626. También es posible contactarlo a través de su cuenta Twitter, @laudin, o conocer más de su investigación en la página www.laudin.com.

Sus propias estadísticas refieren que unas 25.000 personas han dejado de fumar en el país gracias a este método, que cuenta con multiplicadores en todo el mundo.

Venezuela » en esta sección

buscador